logo
Twitter.com/BBCWalesNews - Twitter.com/Sortiwa
Fuente: Twitter.com/BBCWalesNews - Twitter.com/Sortiwa

Mujer que aparenta 9 meses de embarazo se hace una ecografía y descubre que no está embarazada

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La importancia de las pruebas médicas frecuentes no se puede exagerar, y esta historia lo demuestra. Una mujer que muchos creían que estaba embarazada se sometió a una tomografía computarizada y descubrió algo inesperado.

Publicidad

Dice un dicho popular que “la salud es lo más importante”. En el mundo de hoy, muchas personas no aprecian su salud hasta que no están bien.

Algunas personas tienen la suerte de recuperarse de la enfermedad, pero otras no. Algunas quedan con los efectos de su padecimiento de por vida.

Mujer mostrando su vientre abultado. | Foto: Pexels

Mujer mostrando su vientre abultado. | Foto: Pexels

Publicidad

IMPORTANCIA DE LOS CHEQUEOS REGULARES

Es por eso que a menudo se alienta a las personas a que se hagan chequeos regulares. Estas citas con el médico a menudo ayudan a identificar enfermedades subyacentes a tiempo y evitan que empeoren o pongan en peligro la vida.

Lee más: Embarazada se hace una ecografía: el médico hace silencio al ver que el bebé no está solo allí

A veces, un recordatorio de lo importante que es la salud puede ayudar a motivar a las personas a prestarle más atención, y esta historia sirve como tal.

Se necesitó una tomografía computarizada después de muchos meses para salvar a Keely Favell de lo que habría progresado a una situación de vida o muerte.

Publicidad
Mujer mostrando su vientre abultado. | Foto: Pexels

Mujer mostrando su vientre abultado. | Foto: Pexels

A pesar de que todos pensaban que estaba embarazada, el examen reveló que algo peligroso era responsable del crecimiento continuo de la barriga de Favell. Abajo los detalles de su intrigante historia.

Publicidad

AUMENTO DE PESO INUSUAL

En 2014, Keely Favell, originaria de Swansea, Gales, tenía solo 24 años cuando comenzó a aumentar de peso de manera inusual. Además de eso, también notó un aumento gradual en el tamaño de su barriga.

Sin embargo, ella no le prestó atención porque no sentía que algo anduviera mal. Según le dijo la mujer a BBC News, pensaba que solo estaba engordando.

Mujer mostrando su vientre abultado. | Foto: Pexels

Mujer mostrando su vientre abultado. | Foto: Pexels

Publicidad

Pasó algún tiempo y su estómago se volvió aún más grande. En ese momento, lucía como si estuviera en sus últimos meses de embarazo y, tanto ella como su pareja de diez años, Jamie Gibbins, también lo pensaron.

Lamentablemente, las pruebas caseras descartaron cualquier posibilidad de embarazo, pues resultaron negativas. Entonces, Favell volvió a su idea original de tener sobrepeso.

Ella tuvo que lidiar con las preguntas de la gente sobre su “fecha de parto”. La mujer explicó que era vergonzoso y, en lugar de revelarles que solo tenía sobrepeso, les siguió el juego.

Mujer mostrando su vientre abultado. | Foto: Pexels

Mujer mostrando su vientre abultado. | Foto: Pexels

Publicidad

Eventualmente, su condición se convirtió en una preocupación para su familia y compañeros de trabajo en 2016, luego de que Favell se desmayara en su trabajo de administradora de oficina.

Lee también: Mujer no sabe que está embarazada hasta que ve los pies del bebé en la ecografía minutos antes del parto

LO QUE DIJERON LOS MÉDICOS INICIALMENTE

Aconsejaron a la mujer que visitara a su médico de cabecera, lo cual hizo, pero inicialmente el doctor lo descartó como estrés. “Fue un período difícil en el trabajo, y cuando me desmayé en la oficina, mi médico de cabecera primero lo atribuyó al estrés”, reveló.

Publicidad
Médico colocándose unos guantes. | Foto: Pexels

Médico colocándose unos guantes. | Foto: Pexels

“Mis análisis de sangre resultaron claros, y cuando me desmayé nuevamente, esa vez me dijeron que probablemente era un efecto secundario de las tabletas para el acné que me habían recetado, pero eso no tenía sentido porque había dejado de tomarlas seis meses antes”, continuó.

Publicidad

Finalmente, el médico de cabecera asumió que Favell estaba embarazada, a pesar de que los resultados negativos de los análisis de sangre habían descartado cualquier posibilidad de embarazo.

Entonces, en enero de 2017, el médico derivó a la mujer para su primera ecografía en su hospital local, lo que conduciría a una revelación impactante.

Un médico realizando una ecografía a una mujer con el vientre abultado. | Foto: Pexels

Un médico realizando una ecografía a una mujer con el vientre abultado. | Foto: Pexels

Publicidad

En declaraciones a BBC News, Favell recordó estar acostada en la cama con su pareja a su lado mientras el radiólogo movía la sonda alrededor de su vientre. Desafortunadamente, la reacción del médico a la imagen en la pantalla revelaría que algo andaba mal.

“Vi sus ojos agrandarse con horror, pero la pantalla estaba en blanco. La expresión de su rostro lo decía todo: algo andaba mal, y cuando dijo que tenía que buscar un consultor, comencé a entrar en pánico”, dijo ella.

“Jamie hizo todo lo posible para tranquilizarme, pero estaba paralizada por el miedo”, agregó Favell.

Un equipo médico realizando una cirugía. | Foto: Pexels

Un equipo médico realizando una cirugía. | Foto: Pexels

Publicidad

LO QUE HABÍA DENTRO DE SU VIENTRE

Inmediatamente, la mujer fue enviada para que le hicieran una tomografía computarizada de emergencia y los resultados mostraron un quiste rodeado de líquido en el estómago de Favell.

Luego, los médicos la derivaron a un especialista en obstetricia. En ese momento, la condición de la mujer había empeorado tanto que hacer cosas como respirar y caminar era difícil.

“En ese momento, incluso caminar era una lucha y tenía dificultad para respirar. Conducir era terrible porque apenas cabía detrás del volante de mi automóvil”, dijo.

Publicidad
Publicidad

Finalmente, en febrero de 2017, se sometió a un examen y el consultor le dijo que tenía una gran masa ovárica, que solo podía extirparse mediante cirugía. Sin embargo, el médico no pudo determinar qué tan grande era el crecimiento.

Entonces, al mes siguiente, Favell pasó por el quirófano y los cirujanos extirparon con éxito la masa. Pesaba 26 kg, el tamaño de siete bebés recién nacidos de tamaño promedio o un niño de siete años.

Publicidad

“Me hablaron del tamaño del quiste y me mostraron imágenes. No podía creer que había estado caminando durante tanto tiempo con este extraterrestre médico”, dijo Favell.

Lee más: Mujer cree que está embarazada de gemelos: su embarazo es en realidad un caso de 1 en 4 mil millones

Afortunadamente, los efectos del quiste y la cirugía no detuvieron las posibilidades de la mujer de tener hijos. Ella notó que deshacerse del crecimiento le devolvió la vida y se mostró agradecida con su cirujano.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Mujer embarazada es rechazada del hospital y tiene que dar a luz en una gasolinera

17 de mayo de 2022

Marido echa a la calle a su esposa embarazada y ella acaba en el hospital

24 de abril de 2022

Hermano de 5 años carga el ataúd de su hermanita para despedirse de ella para siempre

30 de abril de 2022

Niño huérfano halla mochila malograda en casa abandonada y se entera de que es de su madre desaparecida - Historia del día

04 de mayo de 2022