logo
facebook.com/Fugate-Quadruplets
Fuente: facebook.com/Fugate-Quadruplets

Mamá agotada, de 42 años, cree que tendrá trillizas hasta que el médico dice "hay más pies"

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una pareja recibió la mayor sorpresa de su vida al descubrir que esperaba trillizas. Después de un episodio de trabajo de parto intensivo, el médico anunció otra noticia sorprendente.

Publicidad

La paternidad cambia a las personas de la manera más inesperada. La idea de acunar a un pequeño y atender sus muchas necesidades trae una inmensa alegría y satisfacción a los padres.

Nada se compara con el momento en que ven a sus hijos completar sus hitos, como decir la primera palabra o dar el primer paso. De hecho, la paternidad es una montaña rusa, donde cada nuevo giro está lleno de sorpresas.

Publicidad

Pero eventualmente, las noches de insomnio, los días agotadores y las noches locas valen la pena, y ningún padre lo cambiaría por nada. La historia de hoy es sobre una pareja cuya vida dio un vuelco para mejor, gracias a una conmovedora sorpresa.

Lee más: Mamá embarazada piensa que tendrá gemelos: termina rompiendo el récord de parto múltiple del país

LA NOTICIA

Kimberly y Craig Fugate eran una pareja encantadora de Mississippi, padres de una niña llamada Katelyn. En 2013, los dos se enteraron de que estaban esperando un bebé nuevamente y no podrían estar más felices.

Publicidad
Publicidad

Luego, la familia descubrió otra noticia: esperaban trillizas idénticas. El 8 de febrero de 2014, más de dos meses antes de la fecha de parto, Kimberly atravesó por un trabajo de parto intensivo.

La madre se sometió a un parto por cesárea para traer al mundo a sus trillizas en el Centro Médico de la Universidad de Mississippi. El proceso la tenía exhausta. Pero justo cuando Kimberly estaba a punto de dar un suspiro de alivio, el médico le dio otra noticia impactante.

LO INESPERADO

El galeno anunció: “¡Hay más pies!”. La madre estaba desconcertada y no podía creer lo que estaba pasando. Resultó que había una bebé más.

Publicidad
Publicidad

La cuarta bebé de alguna manera había sido pasada por alto en el ultrasonido. Había logrado mantener su existencia oculta hasta que apareció detrás de las otras tres pequeñas.

Kimberly recordó: “Habían sacado a las tres y dijeron: ‘¡Más pies! ¡Hay más pies!’... eso era todo lo que escuchaba y dije: ‘Nooo’. Era una sorpresa tras otra”.

BIENVENIDAS PEQUEÑAS

En un giro de los acontecimientos más sorprendente pero conmovedor, Kimberly, que inicialmente iba a dar a luz trillizas, dio la bienvenida a cuatrillizas idénticas: Kenleigh Rosa, Kristen Sue, Kayleigh Pearl y Kelsey Roxanne, que llevan nombres de miembros de su familia.

Publicidad
Publicidad

La madre dijo que tuvo a sus bebés a las 28 semanas y que la idea de dar a luz a cuatro pequeñas a la vez todavía parecía surrealista. Agregó que sus bebitas prematuras pesaban entre 900 gramos y un kilo 300 gramos, y su salud no era buena.

ALEGRÍA ABRUMADORA

Kimberly reveló que las niñas pasaron unos meses recuperándose en la UCIN, donde les pusieron ventiladores para ayudarlas a respirar, pues sus pulmones eran pequeños.

“Solo levantarme por la mañana y ver las sonrisas en sus rostros, escucharlas arrullarme y balbucear entre ellas, la alegría es abrumadora”, dijo la madre sobre sus angelitos.

Publicidad
Publicidad

Y

agregó

: “Sé que todas las mamás son parciales con sus bebés, pero siento que tengo las bebés más bonitas con las sonrisas más bonitas. Y esos hoyuelos...”.

UNA GRAN CELEBRACIÓN

Además de Kimberly, Craig y Katelyn estaban muy emocionados de recibir a las cuatrillizas en sus corazones y en su hogar, y apoyaban a la madre en cada paso del camino.

Las bebés nacieron justo un día antes de Kimberly cumpliera 42 años, lo que multiplicó por cuatro la celebración familiar.

Publicidad

Para cuidar a sus recién nacidas mientras permanecían en la UCIN, la madre dijo que se quedaba en la Casa Ronald McDonald cerca del hospital, donde los padres de otros niños enfermos se convirtieron en su familia.

UNA VERDADERA BENDICIÓN

La mujer contó que durante los primeros meses temía por la vida de sus pequeñas, pero poco a poco las cosas fueron mejorando. Después de estar en la UCIN durante tres meses, los padres pudieron llevarse a sus cuatrillizas a casa en mayo.

Publicidad

Kimberly compartió que las niñas se veían saludables y de buen humor. “Creía que Dios me había elegido para tener estas cuatrillizas, y sentía que Él las cuidaría y les permitiría sobrevivir. Ver lo lejos que han llegado me hace sentir muy bendecida”, contó la madre.

UN HOGAR MÁS GRANDE

Los Fugate dijeron que se mudaron de su casa rodante de dos habitaciones en Jayess, Mississippi, a una casa móvil de cuatro habitaciones y doble ancho para tener más espacio para las niñas.

Publicidad

Según Kimberly, las bebés, que estaban en aislamiento en el hospital, comenzaron a formar una conexión después de aclimatarse al entorno del hogar.

Durante algún tiempo, las pequeñas usaban pulseras con sus nombres. Pero, según la madre, se las quitó porque temía que se las llevaran a la boca. Debido a sus distintas personalidades y diferencias físicas, Kimberly dijo que no tenía problemas para distinguirlas.

Publicidad

UN ESCENARIO RARO

El Dr. James Bofill, profesor de medicina materno-fetal en el Hospital de Mississippi, dijo que las probabilidades de concebir cuatrillizos idénticos eran asombrosamente raras, casi una en 13 millones, con solo 60 casos registrados en el historial médico.

Cuidar a cuatro bebés era mucho trabajo, pero afortunadamente, Kimberly tenía ayuda adicional. En una entrevista con TODAY en 2014 expresó: “Katelyn, mi hija de 11 años, es de gran ayuda”.

“Ella me ayuda por las noches con los baños y la alimentación de las bebés. Les ayuda a dormir. Juega con ellas y las mantiene entretenidas. También tengo a mi familia cerca para ayudar si lo necesito”, agregó la madre.

Publicidad
Publicidad

SE SIENTE BENDECIDA

Kimberly confesó que estaba consciente de lo bendecida que era y agradecía todos los días por tener a sus princesitas.

“Me siento muy afortunada, soy la mamá más afortunada del mundo. Las bebés fueron la sorpresa más grande de mi vida y no puedo imaginar estar sin ellas”, dijo.

Las cuatrillizas continúan prosperando. Celebraron su octavo cumpleaños en febrero de 2022.

Publicidad

Los milagros ocurren todos los días y, a menudo, pueden sorprendernos cuando menos los esperamos. Esta madre tuvo un milagro multiplicado por cuatro, y le deseamos todo el amor y la felicidad.

Lee también: Mamá da a luz a un récord nacional de bebés en parto múltiple y su esposo la abandona poco después

¿Puedes pensar en un caso en el que un milagro llenara tu vida de alegría infinita? Por favor, mantennos informados con tus valiosos comentarios y comparte la hermosa historia de esta madre con tus seres queridos.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Hombre besa a su esposa antes del parto, sin imaginar que pronto será padre soltero de cuatrillizos

28 de abril de 2022

Padres necesitan 75 pañales y 100 biberones cada día: dicen que sus hijos son "bendiciones de Dios"

18 de mayo de 2022

Mamá de 4 hijos trabaja como mesera para ayudar a esposo enfermo: recibe $10.000 y las llaves de un auto un día

25 de junio de 2022

Médico revisa el ultrasonido y sugiere que la madre reduzca el número de bebés

10 de junio de 2022