logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Mujer adopta a niña huérfana con síndrome de Down: descubre que tiene una hija biológica de la que no sabía nada - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una pareja sin hijos propios se hizo una prueba de ADN con su hija adoptiva para encontrar a sus parientes. Luego se reveló que la esposa tenía un hijo “secreto”.

Publicidad

“Ojalá tuviéramos más hijos”, le dijo Sarah a su esposo, Leo. “Se suponía que íbamos a visitar el orfanato este fin de semana, ¿verdad?”.

Los esposos estaban felizmente casados y no había quejas, excepto por el hecho de que Leo se había sometido a una vasectomía temprana.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Se crio en un orfanato y había decidido no tener hijos propios. En cambio, solo quería adoptar niños, criarlos y difundir la bondad de la adopción. Sarah apoyaba su decisión y pronto se sintió atraída por la niña de un vecino con síndrome de Down.

Los dos deseaban adoptar a Katty después de presenciar la amargura que había soportado tras la muerte de su padre. Su madre, Emilia, siempre estaba ocupada en el trabajo y nunca tenía tiempo para cuidar a su única hija.

Lee más: Mujer adopta a niña pobre cuya madre murió al dar a luz y nota que es idéntica a ella - Historia del día

A menudo la dejaba quedarse en la casa de Sarah y la recogía tarde en la noche después del trabajo. Aunque la pareja estaba de acuerdo con eso, podía ver que la pequeña estaba privada de una infancia pacífica.

Publicidad

“Sarah, tengo un trabajo importante y tengo que irme de inmediato. Estaré fuera por dos semanas”, dijo Emilia un día. “No puedo llevar a Katty conmigo. ¿Puedes, por favor, cuidarla?”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Leo y Sarah no pudieron negarse. Aceptaron de buena gana porque dos semanas parecían lo suficientemente buenas para ayudar a Katty a reír y ser feliz.

La madre de la niña se fue de viaje y dejó a su hija bajo el cuidado y la custodia de sus vecinos de confianza. Durante este tiempo, la pareja disfrutó mucho compartir con la pequeña, pues le encantaba tenerla cerca.

Los dos ya tenían un niño de 8 años adoptado que también se sentía complacido en compartir sus juguetes con Katty. Estar cerca de la pequeña era como un soplo de aire fresco para Leo y Sarah.

Deseaban que ella se mudara permanentemente con ellos. No sabían que sus oraciones pronto serían escuchadas y que Emilia pagaría un alto precio por ello.

Publicidad

“Todavía es muy triste y se siente como si hubiera sido ayer. Emilia prometió que regresaría, pero...”, dijo Sarah llorando. “¿Qué le decimos a su hija? ¿Cómo la llevaremos al funeral?”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

La madre de la niña había tenido un desafortunado accidente en su camino a casa desde el aeropuerto. Murió en el hospital. Lamentablemente, Katty nunca pudo despedirse adecuadamente de su madre.

Sarah y Leo cuidaban a Katty. Le ofrecían consuelo y la animaban a ser feliz. Pero ella estaba consciente de la muerte de su madre. La extrañaba mucho y lentamente comenzó a evitar a todos.

“Estoy preocupada por ella”, dijo Sarah. “¿Vienen mañana para llevársela? ¿No podemos hacer algo al respecto?”.

Como la niña no tenía parientes inmediatos que la acogieran, la enviaron a un orfanato. Al día siguiente, Sarah y Leo se despidieron dolorosamente de ella mientras la llevaban a la institución. También le prometieron que pronto la buscarían para llevársela con ellos.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Unos seis meses después, la pareja logró adoptar a Katty. Se convirtieron en sus tutores legales y la llevaron a casa.

Publicidad

Todo transcurrió sin problemas hasta que, unos días después, Leo sugirió con franqueza que la niña se hiciera una prueba de ADN para encontrar a sus parientes, si los había.

Lee también: "Espero que mami llegue pronto", reza niña huérfana antes de dormir: una mujer mayor llega a buscarla por la mañana - Historia del día

“Cariño, ¡eso suena como una gran idea!”, dijo Sarah. “¿Por qué no nos hacemos una prueba de ADN también? Sería divertido”.

Junto con su hija adoptiva, la pareja se hizo pruebas de ADN y esperaron. Dos semanas después, cuando llegaron los resultados, todo su mundo cambió.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

“¡No puedo creer esto!”, gritó Leo después al ver los resultados. “Sarah, coincides con una chica de 19 años en la misma ciudad”.

Publicidad

Al principio, Sarah pensó que su esposo estaba bromeando. Cogió los informes y quedó igualmente sorprendida cuando los leyó. Aunque Katty no había tenido ninguna coincidencia potencial, una chica sí había coincidido con Sarah.

“¿Por qué no me dijiste sobre tu bebé? ¡Dime la verdad!”, gritó Leo.

Sarah no podía creer lo que veía. Estaba molesta por las sospechas de su esposo, pero era razonable. Se dio cuenta de que cualquier hombre en su lugar reaccionaría de manera similar. Entonces decidió llegar al fondo del asunto antes de que él concluyera nada más.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

“No estoy segura de si es lo que estoy pensando, pero cariño, tenemos que ir a un sitio que nos dé respuestas”, dijo.

Luego fueron juntos al centro de fertilidad más cercano, y luego a la dirección de una desconocida. Leo y Sarah llegaron a la puerta de la supuesta persona que coincidía con su ADN.

“¿Por qué estamos aquí?”, preguntó Leo. "¿Y por qué fuimos a ese hospital?"

“Lo sabrás. Lo siento, pero debería habértelo dicho antes. Me dejé llevar y simplemente lo olvidé. Lo siento, cariño”, dijo Sarah.

“¡Hola, Sra. Díaz! Encantada de verla. Han pasado 19 años”, saludó a una mujer que parecía tener unos 40 años.

Publicidad

“¡¿Sarah?!”, exclamó la mujer. “Mírate. ¡No has cambiado nada! Por favor, pasa. La última vez que te vi en el centro de fertilidad fue hace mucho tiempo”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Las mujeres conversaron durante mucho tiempo mientras Leo parecía confundido. Finalmente, perdió el control e intervino para saber qué estaba pasando. Entonces descubrió la verdad.

“Cariño, ¿recuerdas cuando te dije que estuve haciendo una pasantía en el centro de fertilidad local cuando empezamos a salir?”, comenzó la mujer.

“Sí, pero ¿cuál es la conexión?”, replicó el hombre.

“Durante ese tiempo doné un óvulo. Hoy, me enteré por los registros de que la Sra. Díaz fue quien recibió mi óvulo y quedó embarazada con éxito por medio de la fertilización in vitro (FIV)”.

Publicidad

“Ella y su esposo eran una de las parejas que estaban en el centro de fertilidad intentando tener hijos ¡Estoy muy contenta de haber podido ayudarla a tener una hija!”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

“¡Dios mío, Sarah! Casi me matas de miedo”, se rio Leo. Se disculpó con ella por sacar conclusiones precipitadas sin verificar la verdad y prometió no volver a hacerlo nunca más.

“¿Ella es su hija?”, preguntó Sarah con lágrimas en los ojos a la mujer, mientras tomaba en sus manos la foto de una chica. “Leo, cariño, mira... Su nariz se parece a la mía. ¡Y tiene el cabello fino como el mío!”.

La pareja no pudo contener las lágrimas después de ver la imagen. Pensaban que lo mejor era olvidarse de la jovencita y seguir adelante, pero no podían negar que efectivamente ella era hija de Sarah.

“¿Cuál es su nombre?”, preguntó Sarah con curiosidad.

Publicidad

“¡Dorotea! ¡Significa ‘regalo de Dios’! Le puse ese nombre para honrar a la mujer que me ayudó a convertirme en madre”, respondió la Sra. Díaz. Eso emocionó a Sarah y a Leo hasta las lágrimas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Es posible que nunca sepas cómo será retribuida tu bondad. Hace 20 años, Sarah donó su óvulo en un centro de fertilidad. Este se utilizó con una mujer que tuvo un embarazo exitoso y una hija. Aunque Sarah y Leo no podían tener sus propios hijos, sus ojos se llenaron de lágrimas de alegría al saber que Sarah tenía una hija a través de la mujer.

No te apresures a sacar conclusiones acerca de alguien sin saber la verdad. Cuando Leo descubrió que el ADN de Sarah coincidía con el de una chica de 19 años, empezó a sospechar de ella. Estaba furioso y saltó a conclusiones sobre ella sin saber la verdad.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Joven adopta a un niño huérfano y descubre que es su hijo biológico - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer atrapa a su marido mintiéndole por primera vez en 48 años: al otro día él la lleva al bosque - Historia del día

28 de mayo de 2022

Mujer pobre compra mueble roto en el mercado y encuentra un sobre viejo con una foto adentro - Historia del día

20 de abril de 2022

Hombre se acerca a niño que llora en la calle: "Llévame lejos de ellos", le suplica el chico - Historia del día

13 de junio de 2022

Mamá da en adopción a hija en silla de ruedas: 18 años después la ve bajarse de auto de lujo y caminar - Historia del día

08 de agosto de 2022