logo
Niño tapa un agujero | Foto: Shutterstock
Fuente: Niño tapa un agujero | Foto: Shutterstock

Niño repara baches en la calle de la abuela con arena: empresario le toca la puerta al enterarse de esto - Historia del día

Mayra Pérez
26 sept 2022
15:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Timothy, de 12 años, ideó su propia solución para arreglar el bache que había dañado el auto de su abuela. No imaginaba las consecuencias que acarrearían sus acciones, comenzando con una visita inesperada de un rico hombre de negocios.

Publicidad

Wendy llegaba tarde, nuevamente, a la reunión de concejales del pueblo programada para las cinco. Ya tenía 15 minutos de retraso y todavía estaba en casa.

“¡Timothy!”, gritó a su nieto.

“¡Ya estoy casi listo, abuela! Solo tengo que encontrar mi otro calcetín y amarrarme los zapatos”, respondió el niño de 12 años.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Publicidad

“Date prisa, querido”. Wendy agarró su bolso y comenzó a buscar las llaves del auto.

“Tranquila, abuela. Llegaremos a tiempo”.

“Oh, Tim. Esta va a ser la tercera vez que llego tarde a la reunión. No esperan mucho de mí, pero quiero ser útil. Y llegar a tiempo es lo mínimo que debo hacer”, explicó Wendy.

“Ellos lo entenderán. Todos saben que tienes un dolor de espalda terrible, ¿verdad?”.

“Sí, cariño. Pero hay problemas más grandes en la ciudad que necesitan solución. Por ejemplo, ¿has notado el semáforo al final de esta calle? Ha dejado de funcionar durante las últimas tres semanas. ¿Y recuerdas la acera frente a la casa de Jessica?”.

Publicidad

“¿La que tuvo un bebé recientemente?”, dijo Timothy, intentando recordar.

“Sí. Esa acera necesita reparación. Jessica casi se cayó cuando caminaba por ahí. Y estaba con el bebé”. Wendy negó con la cabeza, queriendo quitar escenarios alternativos de su mente.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Publicidad

“También tenemos que arreglar las cañerías de agua en la zona oeste del pueblo. Luego está la cañería de aguas negras cerca del ayuntamiento…”. La abuela continuó conversando con su nieto, mientras cerraban la casa y subían al carro.

“¿Por qué estas cosas no se arreglan rápido, abuela?”.

“La respuesta corta es dinero. No tenemos suficientes fondos para arreglar todo. Es por eso que los concejales tienen que hacer un plan para usar el poco dinero que tenemos. Realmente no es tan fácil”.

Una sacudida repentina y un sonido metálico interrumpieron la conversación.

Publicidad

“Eso no puede ser bueno. Apenas comencé a conducir. ¿Y de dónde salió ese bache?”, pensó Wendy. El auto estaba atascado en la calle justo afuera de su casa.

“¿Estás bien, Tim?”, preguntó ella, preocupada.

“Estoy bien, abuela. ¿Cómo está tu espalda?”.

El tirón agudo le había causado un dolor muy penetrante. Intentó aguantar, pero al final salió con dificultad del auto y permaneció apoyada de la puerta durante unos minutos para sentirse mejor.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Publicidad

“¿Hola? Soy Wendy... Sí, lo siento, no podré llegar a la reunión de hoy. Tuve un pequeño incidente... No. Estoy bien. Estaré allí mañana ... Sí, por supuesto, entiendo lo importante que es. Lo siento mucho”.

Durante el resto del día, Wendy apenas pudo moverse por la casa. Trató de aparentar que estaba bien ante su nieto, pero no logró engañarlo.

Timothy no pudo dormir esa noche. Miraba por la ventana mientras el impacto repentino del bache y el dolor de su abuela se repetían en su cabeza. De repente, notó un sitio de construcción a una cuadra de distancia, y tuvo una idea.

Al día siguiente, Timothy esperó a que su abuela se fuera a la reunión del consejo antes de caminar hacia el sitio de construcción. Afortunadamente, no había trabajadores en el lugar a esa hora.

Publicidad

Había montones de losas de hormigón, de grava y muchas piezas metálicas grandes que no podía nombrar. Siguió mirando alrededor hasta que finalmente encontró exactamente lo que estaba buscando. Una pala polvorienta y una pila de cubos viejos.

“Esto parece más difícil que lo que hacía en la playa cuando era niño”, pensó Timothy y se rio entre dientes.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Publicidad

“Pero hay que hacerlo. ¿Y si la abuela se hubiera lastimado ayer? ¿Qué pasa si otra persona sufre una lesión peor?”. Los pensamientos de Timothy se aceleraban mientras trabajaba con la pesada pala y llenaba el balde con arena.

“Ahora, ¿cómo llevo esto hasta el bache? Piensa, piensa”.

Trató de levantar el balde, pero era pesado. Apenas podía levantarlo, y caminar con él sería un verdadero desafío.

Timothy miró a su alrededor con nerviosismo. La reunión de la abuela podría terminar en cualquier momento y necesitaba resolver la situación rápidamente.

Fue entonces cuando vio una carretilla en la esquina del sitio. Rápidamente, levantó el cubo de arena y la pala y los acomodó en la carretilla.

Publicidad

“Esto debería funcionar”, pensó y corrió hacia el bache.

“¡Oye! ¿Qué crees que estás haciendo, chico?”. Timothy escuchó una voz enojada detrás de él.

Miró hacia atrás y vio a un hombre alto con traje y casco. Era el señor Gómez, el dueño del negocio de la construcción.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Publicidad

Timothy se asustó y se detuvo en seco. Explicó el accidente que se produjo a causa del bache.

“Por favor, déjeme ir, señor. Quiero terminar esto antes de que mi abuela salga de la reunión”.

El señor Gómez lo miró con recelo y finalmente lo dejó ir. Durante los siguientes 20 minutos, observó al chico desde lejos, llenando el bache con arena y luego nivelando la arena con la misma pala.

Cuando terminó, Timothy notó la presencia de alguien detrás de él. Era Wendy con los otros miembros del consejo. Su abuela tenía lágrimas en los ojos.

“Abuela... ¿Cómo estuvo la reunión? Mira, rellené el bache. Ahora no te lastimarás. Y nadie más saldrá lastimado tampoco”.

Publicidad

Se volvió hacia los otros miembros y dijo: “Cuando empiece a ganar dinero, podré arreglar todo lo demás. Mientras tanto, intentaré ayudar como lo hice hoy”.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Publicidad

Wendy abrazó a Timothy y dijo: “¡Mi niño querido! ¿Tienes idea de cuánto has hecho ya? Míranos a todos aquí... ¡Nos quedamos sin palabras!”.

Timothy durmió como un bebé esa noche, sin saber que acababa de crear una ola con su acto de bondad.

Lee también: Hombre se arrepiente de rechazar invitación de la abuela cuando va a casa por el verano y ve el árbol de Navidad allí - Historia del día

A la mañana siguiente, él y su abuela estaban desayunando cuando sonó el timbre. Su abuela abrió la puerta y Timothy vio un rostro que le era familiar. Era el señor Gómez. Ella le dio la bienvenida. Lo invitó pasar y a acompañarlos a desayunar.

Publicidad

“No, gracias. Quiero hablar con el chico”, dijo el hombre. “Estoy aquí porque vi a este niño tratando de robar mi equipo del sitio de construcción”, dijo el señor Gómez con seriedad, mirando directamente a los ojos de Timothy.

Después de unos segundos, el señor Gómez y Wendy se echaron a reír. El niño se sintió aliviado al descubrir que el hombre solo estaba bromeando.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Publicidad

“Lo vi trabajar duro tratando de arreglar ese bache. Más tarde, conocí a Jim del taller del vecindario. Me dijo que tu auto se había dañado debido al accidente. Por eso estoy aquí. Por favor, acepta esto”.

El señor Gómez le entregó a Wendy una caja. La abrió y no podía creer lo que estaba viendo: ¡Era un juego de llaves de un auto nuevo!

“No te sorprendas, Wendy. Con todo lo que estás tratando de hacer por la ciudad, te mereces esto. Y Jim también me contó cómo el consejo de la ciudad está intentando arreglar muchas cosas. Así que les pedí a mis hombres que arreglaran el problema de baches en nuestra área. Es lo menos que podía hacer”.

Publicidad

“Muchas gracias, señor Gómez. Estamos muy agradecidos”.

“Si debes agradecer a alguien, es a tu nieto. Él fue quien nos inspiró a mí y a mi personal a ayudar a arreglar nuestra ciudad. No has leído el periódico de hoy, ¿verdad?”.

Wendy negó con la cabeza cuando el hombre le mostró el periódico. El titular decía: Niño de 12 años soluciona problema de baches y gana el título de ‘Futuro alcalde’.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Getty Images

Publicidad

¿Qué aprendemos de esta historia?

Cuando se trata de ayudar a la comunidad, ningún esfuerzo es demasiado pequeño. Tanto Timothy, de 12 años, como su abuela Wendy, intentaban a su manera hacer su parte para ayudar a la comunidad.

Nunca sabes a quién pueden inspirar tus buenas acciones. La amabilidad y el sentido del deber de Timothy inspiraron a un hombre de negocios a ayudar a hacer de la ciudad un lugar mejor.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Operador de atracciones compra boletos para niña pobre a diario: 16 años después, ella se vuelve rica y lo busca - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Niños que viven en otro estado se presentan en el cumpleaños de la abuela aunque el papá se negaba a verla - Historia del día

16 de julio de 2022

Niño resigna un viaje escolar para ayudar a abuelo solitario a plantar árboles: encuentra un archivo de viejas fotos enterrado - Historia del día

10 de septiembre de 2022

Huérfana le muestra a hombre rico un dibujo de su abuela: él se desconcierta al ver la imagen de su madre - Historia del día

09 de agosto de 2022

Adolescente pide trabajo en tienda a cambio de comida: el dueño queda confundido al enterarse de que su padre es millonario - Historia del día

15 de agosto de 2022

En lugar de la herencia deseada, nieto recibe invitación para trabajar como cargador en la fábrica del abuelo - Historia del día

26 de mayo de 2022

Niño gasta lo que le queda de dinero en frutas para abuela enferma: el dueño del abasto se presenta en su casa más tarde - Historia del día

30 de agosto de 2022

Joven policía pasa la noche en sótano frío con una anciana: al día siguiente se retira para siempre - Historia del día

19 de agosto de 2022

Pobre chico cuida a diario de su viejo maestro enfermo: su hijo aparece solo 1 año después - Historia del día

18 de septiembre de 2022

Chico comparte su almuerzo con una pobre niña y al día siguiente ella los lleva a él con su abuela en su SUV - Historia del día

08 de septiembre de 2022

Niño se niega a ayudar a su abuela con su celular hasta que él depende de la señora para usarlo - Historia del día

17 de junio de 2022

Niño le da sus últimos 20 centavos a un indigente: su abuela luego recibe una casa de $740.000 como recompensa - Historia del día

30 de mayo de 2022

Hijo envía a su madre a un asilo de ancianos: regresa por ella arrepentido tras enterarse de que heredó $2,6 millones - Historia del día

12 de agosto de 2022

Solo la abuela logra que su nieto malcriado se ponga a estudiar: años después él la visita en una camioneta - Historia del día

20 de septiembre de 2022

Niño visita al jefe que no contrató a su madre, al día siguiente ella recibe una oferta laboral el doble de buena - Historia del día

10 de septiembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited