logo
Niño barriendo. | Getty Images
Fuente: Niño barriendo. | Getty Images

Niño le promete a su madre hacer 1000 buenas acciones al mes y accidentalmente la salva de ser despedida - Historia del día

Georgimar Coronil
07 oct 2022
12:10
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Vanessa pensaba que había fracasado en su trabajo y en el rol de ser una buena madre. Pero su hijo Adrián comenzó a cambiar su comportamiento y consiguió cosas increíbles.

Publicidad

"¡Ja, ja, ja!", Vanessa se rio recordando el final de la comedia romántica que vio en la noche. "Ser madre soltera no es ni la mitad de romántico ni de glamuroso de lo que hacen parecer", comentó con sus compañeras de trabajo.

La verdad es que se había saltado muchas partes y había visto la mayor parte de la película con el televisor en silencio, ocultando a su hijo sus pocos minutos de entretenimiento.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"Creo que fue bastante empoderante", comentó una de las mujeres del grupo.

"Claro, si trabajas en un empleo que te permite comprar trajes de pantalón de lino, conducir un coche bonito y comer algo delicioso en lugar de los bocadillos de sobras de tu hijo, lo es".

El grupo rompió a reír, asintiendo con la cabeza ante el imposible sentido del humor de Vanessa.

Nadie habría notado que estaba luchando contra el estrés en todos los ámbitos de su vida, especialmente después de la muerte de su marido.

Lee también: Chico reprocha a su mamá por pasar noches fuera tras la muerte de papá: una noche ella le ofrece que la acompañe - Historia del día

Publicidad

Durante el resto de la tarde, Vanessa permaneció en el puesto de envoltura de regalos de la tienda infantil, esperando a los clientes.

“Queda una hora más. Y luego recogeré a Adrián del colegio. Tenemos que estudiar mucho para el examen de la semana que viene. Dios, ¿cómo voy a conseguir que se siente y se concentre durante más de 5 minutos?”.

Adrián no siempre fue así. Cuando su padre estaba vivo, era un chico maravillosamente amable y seguro de sí mismo. No era muy bueno en todas las asignaturas del colegio, pero su papá se empeñaba en celebrar hasta las pequeñas victorias.

Sin él y con Vanessa luchando por llegar a fin de mes, Adrián cayó en depresión. Sus notas bajaron y se convirtió en un alborotador en la escuela.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

El timbre del teléfono alarmó a Vanessa y la devolvió al momento presente.

"¿Hola? ¿Oh? ¿Otra vez? Lo siento mucho... por supuesto, ya voy".

Publicidad

Colgó y escondió la cara entre las palmas de las manos, desesperada. Por suerte, era un día aburrido en la tienda, así que pudo tomarse un minuto para procesar lo que acababa de escuchar.

Respiró profundamente y se dirigió a su compañera.

"Miriam, es Adrián otra vez. Me han llamado de la escuela. ¿Podrías por favor...?".

"Por supuesto, te cubriré. Ve".

"Considera esto como la última advertencia. La próxima vez que ocurra algo así, tendrás que buscarle otra escuela".

La directora estaba visiblemente frustrada. ¿Quién podría culparla? Había sido más que comprensiva con Adrián.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

“La paciencia de todo el mundo tiene un límite", pensó Vanessa mientras se disculpaba con la directora, llevó a su hijo hacia el coche y trataba de no gritar en el trayecto a casa.

Publicidad

Pero ver a Adrian relajado, jugando en su teléfono y tarareando una canción, fue demasiado para que Vanessa lo ignorara.

"Explica por qué lo hiciste". A Adrián le sorprendió el tono de voz de su madre, pero no respondió nada.

"Si te vas a comportar así, voy a tener que dejar mi trabajo para vigilar todo lo que haces”.

Lee también: Pobre conserje viudo adopta a bebé que encuentra en el aeropuerto: la madre aparece en su cumpleaños 18 - Historia del día

"¡Bien! Al menos así pasarás algo de tiempo conmigo".

Publicidad

Vanessa se estremeció por la respuesta de su hijo y justo cuando le iba a contestar, su teléfono sonó.

"Oh no, esto no puede ser bueno". Era su jefe.

"¿Qué te hace pensar que está bien que te vayas del trabajo antes de tiempo dos veces en la misma semana?" Fue directo al grano.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"Lo siento, Sr. David. Mi hijo...".

"Sí, sí, su hijo. Fue lo mismo el lunes, ¿no?”.

"Bueno, ¿adivina qué? Yo también tengo un hijo. También soy un padre soltero. Pero me organizo para poder cumplir con mi trabajo”.

"Usted no entiende, señor. No me habría ido si la tienda hubiese estado llena de clientes".

"Bueno, supongo que no te necesitábamos hoy, entonces. ¿Adivina qué? No te necesitamos mañana. Ni nunca más. Estás despedida".

Esa noche, Adrián y Vanessa no intercambiaron una sola palabra. Adrian podía ver que su madre estaba ansiosa y preocupada, y quería disculparse. Pero no sabía cómo hacerlo.

Publicidad

Mientras estaba despierto, oyó a Vanessa llorar en la cocina.

"Estoy fallando, ¿verdad, José? Estoy fallando en la crianza de nuestro niño. Y ahora me he quedado sin trabajo. No sé qué hacer".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Adrián trató de guardar silencio mientras sollozaba en la oscuridad. Luego de pensar durante muchas horas, finalmente se le ocurrió una idea.

Al día siguiente, despertó a su madre.

"Mamá, siento haberme portado mal. Siento que hayas perdido tu trabajo".

"No puedo ayudarte a recuperar tu trabajo, pero prometo cambiar mi actitud. Prometo que haré 1000 buenas acciones en los próximos 30 días. Empezando ahora".

Lee también: Madre soltera con 3 hijos es despedida por ayudar a hombre en silla de ruedas: el hijo menor la ayuda a recuperar su trabajo - Historia del día

Publicidad

Diciendo esto, sacó una bandeja con un vaso de jugo de naranja y un sándwich de jamón y queso y se lo ofreció a Vanessa.

Durante los días siguientes, los desconocidos del vecindario se dieron cuenta de que el pequeño les ayudaba a sacar la basura, a llevar la compra e incluso a pasear a sus mascotas hasta su casa.

En la escuela, los mismos profesores que le llamaban alborotador se sorprendieron al ver que sus cuadernos estaban al día y que levantaba la mano para cualquier tarea que necesitara un voluntario.

Vanessa también se dio cuenta de que la ropa sucia estaba perfectamente doblada, la cama estaba hecha todas las mañanas sin una sola arruga visible en las sábanas y, sorprendentemente, nunca más hubo rastro de polvo en los muebles.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

El plan de Adrián iba muy bien. Hasta que un día, cuando volvía a casa desde el colegio por la ruta habitual, oyó los gritos de una chica pidiendo ayuda.

Publicidad

Siguió la voz hasta las ruinas de la casa abandonada en las afueras del recinto escolar. Había visto a niños mayores merodeando por allí, haciendo cosas turbias.

"¿Hola?".

"¡Ayuda! Estoy atrapada".

Adrián había visto a la chica antes, pasando el rato en el mismo lugar con los otros adolescentes. Vio que la chica se había atascado la pierna debajo de una tabla de madera.

"¡Mis estúpidos amigos se acobardaron y se fueron, creyendo que habían oído un coche de policía!".

"Tranquila, deja que te ayude".

Publicidad

Tras un breve forcejeo, Adrián pudo levantar la pesada tabla lo suficiente para que la chica pudiera liberar su pierna.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"Gracias...".

"¡Adrián!", dijo el chico.

"Soy Rebeca", respondió ella.

"Si no te importa, ¿podrías esperar aquí conmigo hasta que mi padre llegue a recogerme? Acabo de enviarle un mensaje y no quiero estar sola ahora".

El padre de Rebeca llegó en un elegante Mercedes negro, y se sorprendió al ver a Adrián sentado junto a su hija. Le dio las gracias al chico.

"Vamos. Deja que te lleve a casa".

Vanessa ya empezaba a preocuparse por dónde estaba su hijo. Justo en ese momento, vio un coche familiar detenerse en la entrada de la casa. Adrian salió del coche, seguido de una cara inesperadamente amable: su jefe, el Sr. David.

Publicidad

"Tienes un hijo increíble, Vanessa. Salvó a mi hija".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Los ojos de Vanessa se iluminaron al escuchar lo que su hijo había hecho.

Publicidad

"Mamá, ¿ves? Realmente voy a ser más amable. Así podré ser mejor persona, y me perdonarás".

"¡Ah, te perdoné cuando le di el primer mordisco al sandwich que me hiciste, tonto!", abrazó a Adrián y lo consoló.

Su dulce y sincero Adrián había vuelto.

Y aunque su jefe no parecía del tipo emocional y de disculpas, sonaba sincero cuando dijo: "Siento haberte insultado, Vanessa. La verdad es que últimamente he tenido problemas con Rebeca y me he desquitado contigo despidiéndote. El trabajo sigue siendo tuyo, por supuesto. Créeme; sé lo difícil que es criar a un hijo solo".

Publicidad

¿Por qué podemos aprender de esta historia?

Las buenas acciones pueden generar grandes cambios: Adrián quería cambiar su comportamiento. Sus buenas acciones conmovieron a David y le hizo cambiar de opinión.

Acepta que la crianza de los hijos es un reto: Siempre que puedas, reconoce y aplaude a tus amigos y colegas por sus victorias y esfuerzos como padres, como lo hizo David

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Madre soltera con 3 hijos es despedida por ayudar a hombre en silla de ruedas: el hijo menor la ayuda a recuperar su trabajo - Historia del día

15 de septiembre de 2022

Madre soltera de tres hijos es despedida de su trabajo: su hijo menor visita a su exjefe para defenderla - Historia del día

02 de agosto de 2022

Niño visita al jefe que no contrató a su madre, al día siguiente ella recibe una oferta laboral el doble de buena - Historia del día

10 de septiembre de 2022

Indigente repara el techo de una anciana abandonada por su hijo: ella le cumple el sueño de su infancia a cambio - Historia del día

04 de octubre de 2022

Adolescente pide trabajo en tienda a cambio de comida: el dueño queda confundido al enterarse de que su padre es millonario - Historia del día

15 de agosto de 2022

Mujer pasa 10 años en casa criando a sus 4 hijos: su esposo se queja de que él es el único sostén de la familia - Historia del día

29 de septiembre de 2022

Visitantes de restaurante lujoso se burlan de anciana discapacitada: el dueño grita su nombre en plena cena - Historia del día

13 de julio de 2022

Mamá viuda de 3 hijos se queda sin dinero y recibe bono inesperado de $150.000 en su trabajo - Historia del día

15 de agosto de 2022

Chico cuida a niña cuyo papá militar está lejos: un día ve una multitud de soldados afuera de su casa - Historia del día

16 de septiembre de 2022

Hombre mayor limpia la basura alrededor de las casas vecinas y ve que un niño lo ayuda - Historia del día

04 de septiembre de 2022

Tras ser despedido, pobre conserje salva a perro atrapado en tubería: al otro día recibe oferta para dirigir una gran empresa - Historia del día

17 de agosto de 2022

Enfermera despedida invita a indigente a sentarse con ella en un café: al otro día la busca una limusina - Historia del día

26 de julio de 2022

Cuatro niños desaparecen tras el primer día en colegio nuevo, los padres reciben llamada diciendo: "Estamos a 270 km" - Historia del día

18 de septiembre de 2022

Anciana no puede pagar los víveres para la cena: halla bolsas llenas de comida al regresar a casa - Historia del día

21 de agosto de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited