logo
Mujer en silla de ruedas llorando. | Foto: Shutterstock
Fuente: Mujer en silla de ruedas llorando. | Foto: Shutterstock

Hijo hace llorar a su madre anciana en silla de ruedas en el restaurante: se disculpa cuando el dueño interviene - Historia del día

Vanessa Guzmán
26 oct 2022
03:30

Un joven llevó a su madre discapacitada a un restaurante, pero la ignoró hasta que se le cayó el vaso de agua. Él la regañó por eso, haciéndola llorar, y el dueño, al ver lo ocurrido, se enojó e hizo algo sorprendente.

Publicidad

"Esto es bueno", le dijo Emily a su hijo, Diego, después de que la camarera tomó su pedido y se fue con los menús. Quería llamar la atención de su hijo porque estaba concentrado únicamente en su teléfono.

"Sí, claro", murmuró, con los ojos pegados a la pantalla. Pero de repente, miró a su alrededor. "Ojalá no estuviéramos tan cerca del baño, pero con tu silla de ruedas, no podemos sentarnos en ningún otro lado".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Emily trató de ignorar ese comentario ambiguo y bebió un poco de agua de su vaso. "Aun así, es bueno que estemos juntos después de tanto tiempo. ¿Cómo va la universidad? ¿Tus clases? ¿Pasa algo interesante en el campus?", preguntó, curiosa acerca de su hijo.

Diego rara vez llamaba a su mamá después de que se fue a la universidad, y Emily sabía que estaba encontrando su camino y amaba la independencia. Crecer con una madre discapacitada no pudo haber sido fácil, incluso con los cuidadores que a veces contrataba. Quería que él disfrutara de su propia vida lejos de ese problema. Aun así, sería genial saber de él.

Por lo tanto, ella lo invitó a una comida especial y tuvo que rogarle varias veces oara que él aceptara. Incluso lo sobornó con el costoso reloj de su difunto abuelo. Tal vez, por eso vino después de todo. Pero ella iba a mirar el lado positivo.

Publicidad

"Oh, está bien qué más dá", suspiró, levantando un lado de su boca como si no le importara.

Una vez más, Emily agarró su vaso de agua para tomar un sorbo, pero accidentalmente lo golpeó contra la mesa y el vaso se hizo añicos en el suelo. El estruendo fue tan ensordecedor que todo el restaurante se volvió y, finalmente, Diego levantó la vista de su teléfono.

"¡Por el amor de Dios! Ni siquiera puedo tener una buena cena sin que hagas un espectáculo y la gente nos mire. ¡No quería venir, pero fuiste muy insistente! Dios, no puedo esperar a que esta noche se termine rápido", estalló Diego con más virulencia de la que Emily jamás había escuchado.

Publicidad

Lee también: Hija le grita a su anciana madre en restaurante: le muestra respeto después de que la mesera interviene - Historia del día

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Sus ojos estaban muy abiertos por la conmoción de su arrebato, y sabía que la gente todavía estaba mirando. Su voz resonó por todo el restaurante. Finalmente, las lágrimas se acumularon en sus ojos y comenzó a sollozar en silencio. "Ok, vámonos ahora", dijo a través de los gritos de su hijo.

"¡Excelente!", dijo Diego y agarró la silla de ruedas de su madre para sacarla del lugar.

"¡Espera un minuto!", acotó un hombre que se les acercó. Emily miró hacia arriba y vio la expresión de enojo en su rostro. Tenía las cejas fruncidas, la comisura de los labios hacia abajo y las arrugas de la frente eran más prominentes bajo el resplandor amarillo de las luces del techo.

Publicidad

"No vamos a comer aquí. Cancele nuestra comida", dijo Diego, agitando la mano con desdén. Pero el hombre negó con la cabeza.

"Cállate y siéntate", dijo el hombre, sorprendiendo a Diego y Emily. El malhumorado hijo se sentó lentamente como si tuviera miedo. "Escuché tu pequeño arrebato hace unos segundos, joven, y tengo que decirte que fueron las palabras más impactantes que he escuchado. He estado hablando con mi personal, y entiendo que la señora es tu madre. ¿Cómo pudiste hablarle de esa manera?”.

"Yo… ¿Yo qué hice?", tartamudeó Diego.

"Daría cualquier cosa por tener a mi madre conmigo de nuevo. Ella me enseñó todo sobre la vida, el amor, la esperanza y los sueños y me crio de forma independiente. Al igual que esta hermosa mujer aquí, también tenía una discapacidad…”.

Publicidad

“Tenía una condición que le imposibilitaba tener un trabajo normal. Y a pesar de todo eso, ella me crio. Nunca pasé hambre. Nunca me faltó. Sospecho que esta mujer ha hecho lo mismo por ti. Hoy, soy dueño de este restaurante y de muchos otros en esta ciudad. Todo gracias a ella. Y ella no pudo ver mi éxito".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Diego bajó la mirada hacia su regazo avergonzado mientras Emily miraba al dueño del restaurante, totalmente concentrada en la historia.

"Entonces, llama a tu madre. Habla con ella. ¡La tienes justo aquí! ¡Es el privilegio más grande que jamás tendrás! ¡Sé mejor! De lo contrario, no importa lo que hagas o cuánto dinero ganes, nunca serás conocido como un verdadero hombre", finalizó el dueño del restaurante”.

Emily miró a su hijo y se sorprendió al ver lágrimas corriendo por sus mejillas. Pero antes de que pudiera decir algo, Diego levantó la vista. "Lo siento mucho, mamá", dijo con voz ahogada. Su cara mostraba su angustia y Emily quería abrazarlo para quitarle el dolor.

Publicidad

"Oh, querido", dijo ella, y él saltó para abrazarla, pidiéndole perdón nuevamente.

"Está bien, mi trabajo terminó. Tu comida estará lista pronto y alguien vendrá a recoger ese vidrio roto rápidamente", dijo el propietario, quien luego se presentó como el Sr. Henry, quien fue aplaudido por los presentes antes de alejarse.

Diego volvió a sentarse, guardó su teléfono, se secó las lágrimas y comenzó a hablar. "Bueno, mis clases son buenas. Aunque a veces aburridas”.

Lee también: Dueño de restaurante invita a anciana y a su perro a mesa VIP después de que mesero los echara a la calle - Historia del día

Publicidad

Emily sonrió, secándose la cara. El resto de la cena fue fantástica, gracias a las palabras de regaño del Sr. Henry. Y Diego nunca volvió a maltratar a su madre.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Respeta a tus padres porque nunca sabes cuánto tiempo estarás con ellos: El propietario le dijo a Diego que deseaba que su madre estuviera allí para ver su éxito, por lo que debería aprovechar al máximo su tiempo con Emily.

  • A veces, se necesita un extraño para que te despiertes y lo hagas mejor: Diego trató a su madre horriblemente hasta que el dueño del restaurante lo regañó y vio el error cometido.

Comparte esta historia con tus amigos. Podrías alegrarles el día e inspirarlos.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mamá militar vuelve a casa con sus hijos tras 2 años: "¿Dónde está tu hermano?", pregunta y ve a su hija llorando - Historia del día

27 de septiembre de 2022

Visitantes de restaurante lujoso se burlan de anciana discapacitada: el dueño grita su nombre en plena cena - Historia del día

13 de julio de 2022

Indigente repara el techo de una anciana abandonada por su hijo: ella le cumple el sueño de su infancia a cambio - Historia del día

04 de octubre de 2022

Madre viuda sigue a su hijo al sótano una noche: lo ve darle su osito a un desconocido - Historia del día

07 de julio de 2022

Mamá le grita a su hijo por derramar bebida en cafetería: todos los ignoran excepto una chica sabia - Historia del día

02 de julio de 2022

Madre soltera con 3 hijos es despedida por ayudar a hombre en silla de ruedas: el hijo menor la ayuda a recuperar su trabajo - Historia del día

15 de septiembre de 2022

Enfermera recibe la herencia de paciente anciano 1 día después de encontrar una vieja foto de su madre en su bolso - Historia del día

22 de agosto de 2022

Hijo deja encerrada a mamá en el sótano mientras tiene una cita: recibe llamada del hospital más tarde - Historia del día

02 de septiembre de 2022

Viuda está hecha pedazos cuidando a su hijo y padre anciano: un día ve un auto con un lazo frente a la casa - Historia del día

28 de agosto de 2022

Cada día, niña huye de su madrastra y corre a la tumba de su padre militar: halla una nota de él allí - Historia del día

17 de agosto de 2022

Hombre refugia a una anciana abandonada en el parque: se entera de que es la madre biológica que ha estado buscando - Historia del día

30 de septiembre de 2022

Nadie le cede el asiento a embarazada en el bus: en la siguiente parada todos son echados menos ella - Historia del día

02 de agosto de 2022

Niña se lleva bebé abandonado a casa, años más tarde un abogado le informa de la herencia de $2,7 millones del niño - Historia del día

12 de septiembre de 2022

Mi suegra me acusa de engañar a su hijo: la prueba de ADN dice que ella es la infiel - Historia del día

05 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited