logo
Chica barriendo la calle. | Foto: Shutterstock
Fuente: Chica barriendo la calle. | Foto: Shutterstock

Adolescente pobre limpia baños para ahorrar dinero para la universidad: un día recibe la llamada de un millonario - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una adolescente fue a buscar empleo en una gran corporación. Allí comenzó a hacer todo el trabajo sucio que nadie más quería hacer, hasta que un día recibió la llamada de un millonario.

Publicidad

“He enviado mi currículum, pero no he recibido ningún correo electrónico ni he oído nada. Así que vine aquí”, le dijo Sandra al gerente de la tienda de comestibles donde había solicitado trabajar durante sus vacaciones de verano.

Ella fue criada por una madre soltera que hacía lo mejor que podía. Pero sus ingresos no le permitían ahorrar para el futuro de la niña de 14 años, especialmente porque ella quería asistir a la escuela de medicina.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Debido a las dificultades económicas de su mamá, Sandra decidió enviar currículums para conseguir empleo y trabajar tanto como fuera posible.

Por lo general, su madre solía negarse que hiciera eso durante el año escolar. Ella quería que su hija se concentrara en sus estudios y en las pocas actividades extracurriculares en las que podía inscribirse.

Pero la adolescente insistió y envió su currículum a varios lugares. Sin embargo, esta tienda de comestibles era la mejor opción. Estaba cerca de su casa y su madre no se preocuparía mucho por ella si lograba comenzar a trabajar allí.

Lee más: Pobre adolescente cuida el jardín de la abuela tras su muerte: halla docenas de fajos de dinero enterrados allí - Historia del día

Publicidad

“Lo siento, niña. Simplemente no estamos contratando en este momento”, dijo la gerente, la Sra. Claudia, sacudiendo la cabeza.

“Por favor, haré lo que sea. Puedo trabajar a tiempo parcial o completo, y puedo hacer cualquier cosa. Todas las cosas que los demás no quieren hacer. También soy bastante fuerte”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Sé que me veo flaca, pero puedo cargar varias cajas al mismo tiempo. Cuando mi madre compra los alimentos para el mes, los llevamos a nuestro apartamento en un solo viaje”, explicó Sandra con entusiasmo. La Sra. Claudia le dirigió una sonrisa de complicidad.

La chica explicó que quería ahorrar dinero para la escuela de medicina y la gerente finalmente asintió, frunciendo los labios.

“¿Sabes qué? Me gusta tu entusiasmo. ¿Puedes empezar a trabajar hoy?”, dijo la gerente, y Sandra asintió enfáticamente. Ella estaba emocionada. La Sra. Claudia la tomó por la espalda y le dio un chaleco y una escoba.

Su primera tarea fue barrer afuera porque la suciedad y las hojas se habían acumulado demasiado. Sandra lo hizo sin quejarse.

Publicidad

Luego, la gerente le asignó que limpiara los baños de los clientes y los empleados, lo cual era una solicitud más difícil. Pero la adolescente dijo que no se quejaría y cumplió su palabra.

Eventualmente, Sandra comenzó a realizar todas las tareas sucias y pesadas que otros empleados odiaban. Algunos incluso se aprovecharon de eso y le pidieron ayuda cuando no la necesitaban realmente.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Pero la chica hacía todo con gusto, sin importar lo agotadora que fuera la tarea. A la Sra. Claudia le gustó su actitud y nunca la olvidó.

En un mundo en el que los adolescentes de su edad querían convertirse en estrellas de Internet, era agradable ver a alguien disfrutar del trabajo duro y honesto.

Sandra no sabía que la Sra. Claudia había hablado con sus superiores. Estos, a su vez, hablaron con sus jefes y, finalmente, el dueño de la tienda se enteró de la chica y decidió que era necesario llamarla por teléfono.

Lee también: Adolescente pobre deja la universidad de sus sueños para cuidar a su abuela: luego se convierte en dueño de hotel 5 estrellas - Historia del día

Publicidad

“¿Hola?”, dijo la adolescente al contestar su teléfono celular. Estaba en su descanso en el trabajo, así que estaba permitido.

“¿Habla Sandra? ¿La chica que trabaja en el mercado?”, preguntó una voz masculina con curiosidad.

“Sí”, respondió ella, confundida.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Bueno, mi nombre es Ronald y soy el dueño de esa tienda”, reveló el hombre, pero Sandra no creyó eso.

“Sí, claro. El dueño de esta tienda me está llamando. A mí, una empleada cualquiera. ¡Ja!”, dijo riendo sarcásticamente.

“Será mejor que empieces a creerlo, niña. Porque la Sra. Claudia y sus jefes hablaron conmigo y captaron mi atención, ¿y sabes lo que más valoro en el mundo?”, continuó Ronald.

“No lo sé. ¿Un buen negocio?”.

“Bueno, sí, eso también. Pero solo puedes tener un buen negocio gracias a personas trabajadoras como tú. Los jóvenes adolescentes no quieren hacer el trabajo sucio en estos días, y he oído que tu sueño es asistir a la escuela de medicina”.

Publicidad

“Por eso te quiero invitar a solicitar la beca de mi fundación. Normalmente, solo aceptamos personas de último año, y entiendo que solo tienes 14. Pero ese es el tipo de recompensa que obtienes por el trabajo duro”, agregó Ronald.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Espere, ¿está hablando en serio? ¿Usted es el Sr. Caldera? ¿El millonario?”.

“Sí, eso dije, niña. Te enviaré los detalles de la solicitud pronto, ¡y buena suerte!”, dijo Ronald, finalizando la llamada.

Sandra se sorprendió. Fue a ver a la Sra. Claudia para confirmar que verdaderamente era el dueño y ella asintió. “Puedo ayudarte con la solicitud”, se ofreció también.

Con la ayuda de la gerente y su madre, la jovencita aplicó para la beca usando todos sus expedientes escolares, actividades extracurriculares y su arduo trabajo en la tienda para aumentar su currículum. Presentaron la solicitud esperando lo mejor.

Publicidad

Después de unos meses, pensó que no saldría nada de eso. Pero su madre había accedido a que ella pudiera trabajar medio tiempo durante el año escolar por las tardes para seguir construyendo su fondo universitario.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Pero un día de noviembre llegó la llamada. Recibió una beca de $250.000, que era más que suficiente para la pre-medicina, la escuela de medicina y posiblemente un doctorado.

Todo gracias a su arduo trabajo.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • El trabajo duro da sus frutos de muchas maneras. Sandra trabajaba tan diligentemente como podía en la tienda de comestibles y sus esfuerzos dieron sus frutos de la mejor manera posible. Su futuro era brillante e ilimitado gracias a ese dinero.
  • Los jóvenes de hoy han enfrentado circunstancias muy duras. Con varias crisis mundiales y caídas de los mercados, los jóvenes tienen que trabajar el triple que las generaciones mayores para simplemente sobrevivir. El hecho de que lo hagan a pesar de esto es admirable.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Pobre adolescente le hace RCP a un indigente: una limusina los lleva al aeropuerto días después - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Niña ayuda a su pobre madre con las tareas del hogar: halla la llave del baúl de antigüedades del bisabuelo - Historia del día

14 de septiembre de 2022

Madre soltera con 3 hijos es despedida por ayudar a hombre en silla de ruedas: el hijo menor la ayuda a recuperar su trabajo - Historia del día

15 de septiembre de 2022

Maestra adopta a estudiante tras verlo dormir en el estacionamiento: él la recompensa en un escenario años después - Historia del día

11 de septiembre de 2022

Anciana no puede pagar los víveres para la cena: halla bolsas llenas de comida al regresar a casa - Historia del día

21 de agosto de 2022

Niño visita al jefe que no contrató a su madre, al día siguiente ella recibe una oferta laboral el doble de buena - Historia del día

10 de septiembre de 2022

Mujer le compra una hamburguesa a niño pobre y hambriento: toda su familia va a su casa al otro día - Historia del día

16 de julio de 2022

Chica vende vestido de $2.000 para pagar tratamiento de la mamá de un amigo: 17 años después se entera de que es millonaria - Historia del día

06 de agosto de 2022

Niño le promete a su madre hacer 1000 buenas acciones al mes y accidentalmente la salva de ser despedida - Historia del día

07 de octubre de 2022

Adolescente pide trabajo en tienda a cambio de comida: el dueño queda confundido al enterarse de que su padre es millonario - Historia del día

15 de agosto de 2022

Papá se entera de que hija se queda en el cuarto del conserje escolar después de clases y comienza a sospechar - Historia del día

14 de julio de 2022

Anciano es despedido de su trabajo de toda la vida: 1 mes después se convierte en dueño de la empresa - Historia del día

29 de septiembre de 2022

Empleado de comercio es despedido por ayudar a discapacitado, al día siguiente obtiene un trabajo que paga 5 veces más - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Maestro trabaja en un abasto por las noches para ayudar a los estudiantes pobres: recibe cheque de $50.000 para su escuela - Historia del día

15 de octubre de 2022

Mamá llora por no poder pagar los útiles escolares de sus hijos hasta que la policía aparece en su puerta con cajas - Historia del día

15 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited