logo
Niño en silla de ruedas junto a una niña. | Foto: Shutterstock
Fuente: Niño en silla de ruedas junto a una niña. | Foto: Shutterstock

Niña se avergüenza de su nuevo hermanastro discapacitado hasta que su clase lo aplaude cuando pasa al pizarrón - Historia del día

Vanessa Guzmán
13 nov 2022
23:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una niña fue obligada a caminar con su hermanastro discapacitado a la escuela y le avergonzaba que los vieran juntos. Sin embargo, durante su clase de matemáticas, su hermanastro hizo algo con lo que se ganó los aplausos de toda la clase y ella no podía creerlo.

Publicidad

“No puedo creer esto. Odio esto. ¿Por qué papá me hizo hacer esto?”. Pensó Tania mientras caminaba a la escuela con su hermanastro. Tuvo que ayudarlo a empujar su silla de ruedas por el patio y los pasillos.

Todos se habían girado para mirarlos, y ella mantuvo su sonrisa tensa, pero estaba furiosa por dentro.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"No tienes que empujarme. Puedo hacerlo yo mismo", dijo su hermanastro, Carlos. Obviamente podía sentir su vergüenza. Pero Tania no podía alejarse. Su padre le dio instrucciones estrictas para ayudarlo ese primer día.

La madre de Carlos, Gina, se casó recientemente con el papá de Tania, Zacarías. Se mudaron a la casa de Tania, lo que significó que su hermanastro tuvo que cambiar de escuela. Por tal motivo ahora iban juntos al mismo recinto escolar y ella tuvo que enfrentar la vergüenza de llevar al chico en silla de ruedas.

Lee más: Chico se queja del largo camino a la escuela hasta que ve a nuevo compañero recorrerlo todos los días en silla de ruedas - Historia del día

Publicidad

Tania era una chica popular en su escuela, por lo que todos la miraban siempre. Algunos de sus amigos, susurraron entre sí, mientras la veían empujar a su hermano en su primer día de clases. Ella trataba de evitar sus ojos tanto como fuera posible. Finalmente, llegaron al salón. Ayudó a Carlos a acomodarse en un escritorio y luego se sentó dos filas detrás de él.

Su primera clase fue de matemáticas con la Sra. Pérez, y Tania se quejó. Fue la peor clase de todas porque la Sra. Pérez era una profesora odiosa. Ella hacía exámenes muy difíciles y mandaba toneladas de tareas todos los días.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Todos los niños a menudo se preguntaban por qué la dejaban enseñar en la escuela secundaria, ya que claramente no tenía paciencia para tratar con los estudiantes.

La lección comenzó, y fue más o menos lo mismo. Tania no entendió mucho, pero anotó cosas en su cuaderno e hizo lo mejor que pudo. Algunos de sus compañeros de clase estaban igual de confundidos, por lo que no se sentía tan mal.

Sin embargo, entró en pánico cuando Carlos levantó la mano. “¡Oh, no! ¡No le hables a la Sra. Pérez!”, pensó. La profesora no sería muy amable con él, aunque estuviera en silla de ruedas.

"¿Sí?", respondió la profesora a Carlos con un tono de sarcasmo.

Publicidad

"Solo quería decir que la respuesta al número cinco es 15", respondió Carlos con naturalidad, y el resto de la clase se volvió hacia él en estado de shock.

Todos estaban congelados, excepto Tania, quien de mala gana miró a la Sra. Pérez y luego volteó sus ojos hacia Carlos.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

La profesora se burló del hermanastro de Tania. "Por supuesto que no. No cometo errores. Vuelva a revisar su trabajo y no interrumpa mi clase", señaló la Sra. Pérez y continuó como si nada hubiera pasado.

"Lo he revisado muchas veces y está mal. Por favor, puede revisarlo de nuevo. Soy muy bueno en matemáticas", dijo Carlos, y Tania se llevó las palmas de las manos a la cara. Ella debería haberle hablado acerca de la Sra. Pérez.

"¿En serio? Bueno, ¿por qué no vienes al frente y resuelves el problema tú mismo? Demuestra que cometí un error", dijo la profesora sonrojada.

Carlos se encogió de hombros. "Puedo hacer eso. Pero, ¿qué obtendré a cambio?".

Publicidad

Las mandíbulas de todos cayeron.

"¿Qué dices?".

"Me escuchó", respondió Carlos con petulancia.

"Bien. Si demuestras que estoy equivocada, no te pondré tarea", ofreció la señora Pérez, cruzando los brazos.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Carlos lo pensó por un segundo, frunciendo los labios. "¿Qué tal si no le damos tarea a nadie por hoy?", respondió, y todos los niños fruncieron el ceño ante esa propuesta.

"Oh, ¿estás seguro? Si te equivocas, te pondré el doble de tarea", dijo la Sra. Pérez con malicia.Tania trató de que su hermanastro se detuviera. "Oye, Carlos. Detente", susurró. Pero él no escuchó.

"Trato hecho", dijo, apartó la silla de su escritorio y se acercó al frente de la clase.No pudo llegar a la parte superior del pizarrón, pero pronto demostró que la Sra. Pérez había cometido un error estúpido que podría detectarse fácilmente si se hubiera dignado mirar.

Publicidad

Su rostro no tenía precio. Tania deseó tener su teléfono celular, que tenían que guardar en casa porque a los estudiantes de secundaria no se les permitía llevarlo. Todos en la clase esperaron con la respiración contenida mientras Carlos rodaba hacia su escritorio, colocaba los brazos encima y entrelazaba los dedos.

La Sra. Pérez se aclaró la garganta y Tania pensó que algo de humo saldría de sus oídos, habiendo sido superada por su hermanastro. Finalmente, ella asintió. "Bueno, tenías razón. Eres el chico nuevo, Carlos, ¿verdad?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Sí, señora", respondió con una sonrisa.

"Está bien. No hay tarea para nadie hoy", dijo a regañadientes.

Toda la clase estalló en vítores y aplausos, agradeciendo a Carlos y llamándolo "el mejor" de todos. Y Tania finalmente sonrió.

Después de clase, toda la escuela se enteró del incidente y Charles se convirtió en uno de los niños más populares. La gente se acercó a Tania y le preguntó por él, y ella orgullosamente les dijo que era su hermanastro.

Ese día, Tania y Carlos se rieron y hablaron durante todo el camino de regreso a casa. Tania también se disculpó por su comportamiento anterior y dijo que nunca volvería a suceder."No te preocupes", le dijo Carlos, encogiéndose de hombros. "Yo tampoco estaba muy feliz de tener una hermanastra".

Publicidad

Él le dedicó una sonrisa jocosa y disfrutaron el camino de regreso a casa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Publicidad
  • Lo mejor es no juzgar a nadie, sin importar su condición o situación: Tania aprendió que no tenía que avergonzarse por la discapacidad de su hermanastro y se disculpó por su actitud.

  • Los maestros son humanos. Ellos también cometen errores: Carlos demostró que incluso la todopoderosa Sra. Pérez también comete errores.

Lee también: Mesero alimenta a niña discapacitada para que su madre cansada termine de comer, luego halla cheque por $10.000 en la mesa - Historia del día

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Conserje se ve obligado a vivir en la escuela con su esposa y 4 hijos: un día revisa su cuenta bancaria y encuentra $2 millones - Historia del día

25 de julio de 2022

Hermanos pobres ayudan a anciano discapacitado con su finca por años: hallan accidentalmente fajos de dinero en el granero - Historia del Día

22 de agosto de 2022

"No servimos a personas como usted": Discapacitada es rechazada en un restaurante y al día siguiente vuelve a pie - Historia del día

01 de noviembre de 2022

Adolescente es la única que cuida a su abuelo anciano: él la echa cuando cumple 18 - Historia del día

05 de septiembre de 2022

Compañeros de clase se reúnen 50 años después de la secundaria y reciben carta de su maestra fallecida - Historia del día

28 de julio de 2022

Estudiantes pasan día y noche cerca de su maestra hospitalizada: el director se presenta en el tercer día - Historia del día

04 de octubre de 2022

Anciana no puede pagar los víveres para la cena: halla bolsas llenas de comida al regresar a casa - Historia del día

21 de agosto de 2022

Niño hornea galletas para recaudar fondos para su maestra enferma: un día lo despiertan los aplausos frente a su puerta - Historia del día

31 de octubre de 2022

Maestro viudo no puede alimentar a sus 3 hijos por deudas del cuidado de su esposa: toda la escuela se reúne en su casa pronto - Historia del día

30 de septiembre de 2022

Mamá solitaria envía a su hijo mal portado a la estación de policía: él regresa con una medalla - Historia del día

02 de agosto de 2022

Joven ayuda a anciana ciega a llegar a casa: ella lo recompensa llevándolo a refugio subterráneo en el bosque - Historia del día

26 de agosto de 2022

Cada día niño se escapa de clases y vuelve a casa llorando hasta que su madre irrumpe en la escuela - Historia del día

16 de septiembre de 2022

Papá viudo compra cuna vieja para sus bebés gemelas y encuentra un sobre adentro - Historia del día

12 de julio de 2022

Maestra ve a estudiante huérfana compartiendo el almuerzo con un indigente y se entera de que es su padre - Historia del día

16 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited