logo
Vieja carreola de bebé. | Foto: Shutterstock
Vieja carreola de bebé. | Foto: Shutterstock

Pobre padre viudo compra viejo cochecito en el mercado de pulgas y oye un crujido cuando sienta a su bebé en él - Historia del día

Vanessa Guzmán
01 dic 2022
08:00

Un padre viudo le compra a su bebé recién nacida un cochecito de segunda mano en el mercadillo y escucha un extraño crujido cuando coloca a la niña dentro de él. Lo inspecciona y hace un descubrimiento desgarrador que cambia sus vidas.

Publicidad

"Este era nuestro lugar favorito junto a la ventana... ¡Todas esas puestas de sol cuando nos besábamos aquí! La forma en que solías sonrojarte cuando susurraba cosas, metiendo los mechones de tu cabello detrás de las orejas", lloró Tadeo, de 30 años, cerca de la ventana de su habitación.

Cálidas lágrimas cayeron sobre la foto enmarcada de su difunta esposa Kelly, mientras la recordaba al mirar el cielo del atardecer.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Tadeo y Kelly tuvieron un matrimonio feliz, y el próximo gran paso en sus vidas sucedió cuando ella quedó embarazada. Tadeo, un cajero en una tienda de comestibles, comenzó a soñar con criar una hermosa familia. Todo parecía un hermoso retrato hasta que llegó una tormenta y arrojó una bomba en su nido el día que Kelly entró en labor de parto.

Publicidad

Tadeo no pudo contener las lágrimas al recordar haber escuchado los fuertes llantos de su bebé recién nacida, Tiara, en la sala de maternidad.

“Y luego, me dieron a mi bebé para que la sostuviera... Qué cálida y suave se sentía su piel... Cuando pregunté por ti, te mostraron cubierta hasta la frente. Palmeándome los hombros, dijeron: 'Nosotros' Lo siento, no pudimos salvarla. ¿Por qué nos dejaste, Kelly?".

Kelly había desarrollado complicaciones de última hora durante el trabajo de parto y murió al traer al mundo a su bebita. Tadeo quedó solo y con una enorme responsabilidad sobre su hombro.

El sol desapareció detrás de los árboles cuando una espeluznante oscuridad llenó el corazón de Tadeo. Estaba perdido en sus pensamientos cuando, de repente, su bebé de seis meses comenzó a llorar.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

"Ya voy... ¡Voy, cariño!". Tadeo corrió a buscar un poco de leche tibia. No tenía a nadie que cuidara a Tiara, así que renunció a su trabajo para atenderla día y noche.

Alimentó a su bebé. Tiara no dormía sin Tadeo acunándola en sus brazos. A veces, tardaba más de una hora en quedarse dormida y él quedaba con los brazos doloridos por pasearla de un lado a otro por tanto tiempo.

"¿Dónde lo guardé?". Tadeo comenzó a buscar una caja de metal donde ahorró dinero para gastos menores. Tiara estaba dormida, por lo que tuvo cuidado de no despertarla porque una vez que lo hiciera, solo significaría que Tadeo tendría otra noche de insomnio.

"¡¡Ah, aquí está!!", exclamó y abrió la caja, contando rápidamente el dinero. Tadeo quería comprar un cochecito. "¡Mis brazos me dolerán menos y la bebé también estará feliz!".

Al día siguiente, Tadeo fue al mercadillo de la ciudad a comprar el cochecito de bebé. Tiara estaba dormida en sus brazos, mientras él caminaba de un lado a otro, acunándola.

Caminó hacia la tienda que vendía artículos esenciales para bebés y vio a una mujer con un cochecito.

"Oye, señorita... oye... oye... me encanta este cochecito. Necesito uno como este para mi bebé".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Tadeo vio un brillo extraño iluminar los ojos de la mujer que parecían rojos, doloridos e hinchados. Parecía que había pasado varias noches sin dormir llorando. Amanda miró a la bebé de Tadeo mientras las lágrimas asomaban a sus ojos. Ella suspiró profundamente y dijo: "Puedes tomar esto. ¡Te lo daré por $10!".

"¡¿¿Solo por $10?!", exclamó Tadeo.

"Sí, cambié de opinión después de ver a tu bebé. Necesitas este cochecito más que yo ahora. ¡Puedes tomarlo!".

Tadeo se sorprendió por la generosa oferta y rápidamente pagó la carriola. La mujer tomó el dinero e inmediatamente se fue, desapareciendo entre la multitud y dejando a Tadeo desconcertado pero feliz con el trato.

Publicidad

"Ah, finalmente, cariño, papá te consiguió un cochecito nuevo. Iremos a casa, lo limpiaremos y luego podrás descansar en él, ¿de acuerdo?".

Tadeo se llevó el cochecito a casa, sin estar preparado para el descubrimiento que estaba a punto de hacer.

Limpió ligeramente el cochecito que parecía demasiado decente para su precio. Fue usado, pero no gastado. Decidió llevar a Tiara a dar un paseo en su cochecito y al colocarla suavemente, escuchó un extraño crujido debajo del asiento acolchado. Sonaba como un paquete de papas fritas siendo aplastado.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¿¿Qué es ese ruido??". Tadeo inmediatamente sacó a su bebé y la puso en el sofá. Levantó ligeramente el acolchado y encontró un trozo de papel doblado.

Publicidad

“¿Qué es esto?", se preguntó mientras lo desdoblaba y veía una nota escrita a mano dirigida a una tal 'Gigi'.

"A mi amada niña, Gigi. Querida, te extraño cada minuto, cada segundo. Sin ti, mi mundo se ha convertido en una tumba oscura...", comenzó la primera línea.

Tadeo se quedó atónito cuando se sentó cerca de Tiara, quien se había dormido y siguió leyendo...

"Cariño, por favor perdona a mamá. Sé que ahora estás con tu papá en el cielo. Por favor, debes saber que siempre te amaré. Por favor, perdóname. Me veo obligada a vender tu cochecito. Mamá no tiene adónde ir, cariño. Te amo y te extraño, mi bebé. Con amor, mamá".

El corazón de Tyler casi dio un vuelco cuando se dio cuenta de que se trataba de la sincera confesión de una madre a su hija muerta.

"¿Qué le pasó a su hija? ¿Quién es esta mujer? ¿Dónde estará ahora?", se preguntó y se embarcó en la misión de encontrar a la afligida madre, sin saber cómo el destino la vincularía a su vida.

Tyler volvió a visitar el mercado de pulgas al día siguiente y regresó a la tienda donde compró el cochecito y preguntó por la mujer. Afortunadamente, las imágenes de CCTV en la tienda lo ayudaron a localizarla.

Publicidad

"¡Sí, es ella!", señaló Tadeo en la pantalla.

"Vino aquí a vender un viejo reloj antiguo. Me dijo que pertenecía a su difunta madre".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"¿Sabes dónde vive?".

"Me dijo que su casa es la última al otro lado de la calle".

"¡¡Gracias!!", dijo Tyler, apresurándose a la casa de la mujer. Allí vio a la mujer empacando sus cosas en un bulto de tela y una maleta vieja.

“¡Si no puedes pagar el alquiler, no puedes quedarte aquí gratis!", gritó un hombre mayor.

"Oye, señorita, oye... ¿Me recuerdas? Ayer te compré un cochecito, ¿¿recuerdas??", intervino Tadeo. "¿Puedo saber tu nombre?".

Publicidad

El silencio prevaleció por un momento y luego ella dijo: “Mi nombre es Amanda".

"Amanda, hola, encantado de conocerte. Encontré tu carta en el cochecito", agregó Tadeo, y Amanda comenzó a llorar.

Al final resultó que, el cochecito de bebé que Amanda le vendió a era su único recuerdo de su hija muerta, que había perdido su batalla contra el cáncer. Amanda se vio obligada a venderlo con los otros artículos viejos para pagar el alquiler atrasado.

"Mi hija Gigi tenía cinco años... Era demasiado joven e inocente... No sabía lo que era el cáncer. Era mi única esperanza de vida después de perder a mi esposo", lloró Amanda.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Amanda se mudó con Tadeo y atendió a su bebé mientras él regresaba al trabajo. Cuidaba a la pequeña Tiara como una madre, e incluso a la bebé le encantaba estar cerca de ella.

El propietario echó a Amanda porque quería arrendar la casa por un precio más alto. Aunque Amanda recibió beneficios del seguro social, el dinero se agotó al saldar las deudas de su difunto esposo.

"Oh, lamento escuchar eso, Amanda. Escucha, tengo una idea. ¿Por qué no vienes y te quedas en mi casa hasta que encuentres un mejor lugar para quedarte?".

Tadeo simpatizaba con Amanda y la invitó a vivir en su casa si ella quería. Aunque vacilante al principio, Amanda no pudo resistir el placer de pasar tiempo con la niña de Tadeo.

A medida que pasaba el tiempo, Tadeo superó su dolor. Se dio cuenta de que su hija necesitaba el amor y el cuidado de ambos padres y un día le hizo la pregunta a Amanda. Se habían enamorado para entonces.

Tadeo y Amanda se casaron poco después. Entendieron que además de necesitar el apoyo del otro, así podrían sanar las heridas en su corazón.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Cuando dos corazones rotos chocan, curan las heridas del otro: Tadeo y Amanda eran extraños afligidos que necesitaban un verdadero apoyo para liberarlos de sus penas. El destino trazó paralelismos entre ellos, y se ayudaron mutuamente a superar su dolor.
  • No te detengas cuando llegue un camino oscuro y difícil. Da un paso a la vez y sigue adelante: Después de perder a su esposa, Tadeo renunció a su trabajo para atender a su bebé recién nacido. Estaba devastado, pero siguió adelante por el bien de su bebé.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela al correo info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

"¿Papá?" chico halla a su padre soldado durmiendo en la calle, "¿Quién eres?" responde el hombre - Historia del día

30 de octubre de 2023

Esposo deja a esposa y a hija por mujer más joven, años después su hija se convierte en su jefa - Historia del día

31 de octubre de 2023

Juré quedarme soltero tras la muerte de mi adorable esposa, un día me enteré de que mis hijas no son mías - Historia del día

13 de septiembre de 2023

Huésped de hotel queda boquiabierto al encontrar a un bebé con una nota en su maleta - Historia del día

21 de noviembre de 2023

Hombre sin hogar encuentra sofá viejo en la basura: voltea el cojín y ve una cremallera larga - Historia del día

18 de septiembre de 2023

Hombre lleva a mujer a casa, su marido y hermanos acuden a él pocos días después - Historia del día

31 de octubre de 2023

Profesor pobre da en adopción a hijo tras muerte de su esposa, 8 años después se lo encuentra en clase - Historia del día

07 de octubre de 2023

Chico de familia rica se entera de que la pobre y solitaria vecina es su mamá biológica - Historia del día

21 de octubre de 2023

Mi suegra me pide dinero por cuidar a mi nieto y un año después me ruega que la cuide a ella - Historia del día

14 de octubre de 2023

Hijo huye de casa a los 16 y regresa a los 29 para encontrar sólo una nota en una casa abandonada - Historia del día

03 de noviembre de 2023

Maestra visita a niño que no iba a la escuela y se entera de que cuida solo de su hermana pequeña - Historia del día

04 de noviembre de 2023

Millonario mayor se viste de indigente para poner a prueba a su prometida - Historia del día

29 de septiembre de 2023

Guardia de estación ve a niña recostada en un banco durante días: "Papá prometió volver...", dijo ella - Historia del día

05 de octubre de 2023

"Pide lo que quieras": Millonario encuentra a la mujer que lo salvó al caer a las vías del tren 31 años atrás - Historia del día

11 de noviembre de 2023