logo
Anciana caminando sola por la calle | Foto: Shutterstock
Fuente: Anciana caminando sola por la calle | Foto: Shutterstock

Hermano rico se burla de hermana pobre por albergar a una anciana hasta que se entera de su herencia - Historia del día

Georgimar Coronil
05 dic 2022
11:00

Susan era amable, pero a los ojos de su hermano, era una tonta emocional que había protegido a una extraño con una triste historia. Se burló de ella hasta que un abogado se presentó en la casa de Susan unos días después de la muerte de la anciana.

Publicidad

Bruno y Susan eran unos hermanos que vivían en mundos diferentes.

Bruno tenía 32 años y su negocio de construcción le había dado suficiente dinero para tener la casa más grande de la cuadra y dos autos en el garaje. El hombre vivía solo, pero lo veía como una vida libre del estrés y el drama emocional de tener una familia.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Y no había nada de lo que a Bruno le gustara más burlarse que de las personas emocionalmente crédulas. "¡Como mi propia hermana!", pensó.

Susan tenía 28 años, tres niños pequeños y solo podía pagar una casa pequeña y antigua en la misma cuadra. Los tres hijos eran sus hijastros del primer matrimonio de su esposo David.

Lee también: Enfermera recibe la herencia de paciente anciano 1 día después de encontrar una vieja foto de su madre en su bolso - Historia del día

Cuando David murió trágicamente en un accidente, Susan estaba decidida a criarlos para que fueran buenos jóvenes. Quería que tuvieran una vida cómoda, aunque debía trabajar día y noche para ello, lo hizo con amor.

Publicidad

Un día, Susan regresaba del supermercado cuando vio a una extraña que hizo que su corazón se hundiera.

Era una anciana sentada en un banco, con los brazos envueltos alrededor de su cuerpo, los labios temblando incontrolablemente por el frío. La mujer se balanceaba de un lado a otro, tratando de mantenerse caliente a pesar de no tener suficiente ropa abrigada.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"Hace frío hoy", Susan se acercó al oído de la mujer mayor y dijo con voz suave. "Toma, ponte esta chaqueta y déjame traerte un café mientras tanto".

La mujer estaba confundida, pero agarró la chaqueta y no podía esperar para ponérsela. "¿La gente todavía ayuda a los extraños?", se preguntó mientras miraba a Susan traerle un café.

Mientras la pobre dama bebía cada sorbo de café con un suspiro de alivio, Susan se sentó a su lado, queriendo hacerle compañía.

"¿Hay algún lugar al que puedas volver?" le preguntó a la mujer.

"¡Sí, pero no iré allí aunque me maten!", dijo la anciana.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

La mujer mayor, Ana, reveló que estaba huyendo de un viejo hogar de ancianos deprimente en el que sus hijos la obligaron a vivir.

Publicidad

"Me engañaron para que firmara unos papeles un día. Y una semana después, supe que habían vendido la casa, Mi casa, y se habían repartido el dinero entre ellos. ¡Esas criaturas sin corazón! Empacaron una maleta y me llevaron al hogar de ancianos", tratando de chantajearme emocionalmente para que viva en ese basurero".

Lee también: Desconocido alimenta a una anciana hambrienta en el abasto: se encuentran de nuevo en una elegante limusina poco después - Historia del día

Susan le ofreció a la mujer un pañuelo para secarse las lágrimas.

"Tomé toda la fuerza que tenían mis rodillas y salí corriendo, prometiéndome nunca mirar atrás. ¡Ni al hogar de ancianos ni a los niños!".

Publicidad

Susan siguió escuchando a Ana y se dio cuenta de que no tenía adónde ir. Después de pensarlo brevemente, Susan interrumpió la diatriba emocional de la anciana.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

"Escucha, ¿por qué no te quedas conmigo? Tengo un hogar humilde a pocos pasos de aquí. Tengo tres niños adorables a quienes les encantaría conocer una abuela como tú… Sé que esto suena extraño, pero piénsalo un momento", instó a Ana.

“Pareces una mujer amable, y sé que tus hijos no pueden ser diferentes… pero ¿cuánto tiempo puedo quedarme"?

"Puedes quedarte todo el tiempo que quieras, Ana”, dijo Susan

Ana fue genial con los niños. No dejaban de mimarla, rogándole que les contara otra historia fascinante y les enseñara otro de sus juegos de infancia.

Y la anciana siempre estaba feliz de complacerlos. La alegría habían regresado a su corazón, y su vida comenzaba a sentirse completa nuevamente.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Los días se convirtieron en unas semanas, y nadie recordaba a Ana como una extraña que podía irse en cualquier momento. Nadie excepto Bruno.

Publicidad

"Así que todavía estás jugando a Dios con esa anciana andrajosa, Susan", dijo el hombre.

Lee también: Linda hereda antiguos relojes de la abuela y su hermano se queda con la casa: resulta que la herencia de ella vale casi $200.000 - Historia del día

"¿Por qué te preocupas por esa vieja molesta? Eres joven y ella es solo una bolsa de huesos. ¡Una bolsa de huesos que quiere obtener cosas gratis!", expresó.

"Ten un poco de respeto, Bruno. Ella es bienvenida aquí. ¡Sus hijos la dejaron y necesita una familia!".

"¡Nunca aprenderás!", dijo Bruno y se marchó.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Nunca entendió la bondad del corazón de su hermana, por qué se casó con un hombre pobre, por qué siguió cuidando a los niños que técnicamente no eran suyos, o por qué asumiría la carga adicional de albergar a una anciana que apenas había conocido.

Publicidad

Y cuando escuchó que Ana había muerto, no entendió por qué las lágrimas de Susan no se detenían.

"Esto es un alivio, te lo digo. Era una anciana con una historia triste, y aun así le diste más de lo que se merecía. La habitación aún huele a su aceite barato para el cabello. Ahora tendrás que airearla durante unos meses!".

Susan no dijo una palabra, pero miró a Bruno directamente a los ojos, haciéndole saber que debería dejar de hablar de inmediato o irse.

Como siempre, Bruno se fue en lugar de estar al lado de su hermana y no regresó hasta que escuchó un rumor impactante.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"¿Es verdad? ¿Es este su abogado?", Bruno se quedó sin aliento cuando llegó corriendo a la casa de su hermana.

Publicidad

"Sí, soy el abogado de la Sra. Mendoza. Ella reescribió su testamento hace unas semanas. A la dulce mujer no le quedaba ninguna propiedad, pero tenía una cuenta bancaria antigua con algo de dinero. Se lo ha dejado todo a la Sra. Susan", dijo sonriendo cortésmente.

"¿Cuánto dinero?". Bruno le dio un codazo a su hermana para que revelara la cantidad. "¿Mil dólares? ¿Cinco? ¿DIEZ?".

La ansiedad de Bruno siguió aumentando mientras Susan lo mantenía adivinando.

Ella finalmente le mostró el documento. En él había un cheque por $ 100,000.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

Ese dinero significaba todo para Susan. Significaba que finalmente podía renovar la habitación de los niños. Significaba que finalmente podría contratar a una niñera de forma permanente y tal vez alquilar un automóvil.

Resulta que Ana inicialmente había dejado el dinero para distribuirlo entre sus hijos. Pero después de saber cómo se sentía una verdadera familia en la casa de Susan, hizo que cambiaran el testamento.

Los hijos de Ana estaban tan sorprendidos como Bruno, quien vio cómo Susan hacía todo lo que dijo que haría con ese dinero y notó que su vida mejoraba.

La nueva habitación de los niños era hermosa y luminosa, y en el centro de una de las paredes había un retrato enmarcado de Ana, la mujer que había cambiado sus vidas con su presencia.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • No juzgues a las personas por su apariencia: Bruno pensó que Ana era solo una anciana andrajosa sin nada, pero se sorprendió al saber cuánto dinero le quedaba a Susan.

  • Sé amable incluso cuando no tengas mucho: Susan luchó por criar a sus hijastros, pero eso no le impidió ayudar a Ana cuando no tenía adónde ir.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Niña se lleva bebé abandonado a casa, años más tarde un abogado le informa de la herencia de $2,7 millones del niño - Historia del día

12 de septiembre de 2022

Pobre enfermera cuida a 4 hermanas ancianas: se entera de su testamento cuando todas mueren - Historia del día

12 de agosto de 2022

Adolescente valiente salva a bebés gemelos del huracán y los lleva a casa: la madre aparece en su tercer cumpleaños - Historia del día

21 de octubre de 2022

Desconocido alimenta a una anciana hambrienta en el abasto: se encuentran de nuevo en una elegante limusina poco después - Historia del día

19 de septiembre de 2022

Chico es el único que asiste al funeral de la abuela, a pesar de que ella lo desheredó - Historia del día

14 de agosto de 2022

Linda hereda antiguos relojes de la abuela y su hermano se queda con la casa: resulta que la herencia de ella vale casi $200.000 - Historia del día

17 de noviembre de 2022

Hombre rico ve a su hijo malcriado de 32 años burlarse de una cajera de cafetería: luego el hijo se convierte en conserje allí - Historia del día

16 de noviembre de 2022

Adolescente se muda a casa de abuela pobre para cuidarla: halla fajos de billetes en un viejo sofá - Historia del día

29 de agosto de 2022

Mujer cuida a su pobre abuela cuando todos le dan la espalda: halla su testamento tras su muerte - Historia del día

16 de agosto de 2022

Hijo llora leyendo el diario de su madre fallecida: se entera de que tiene una hermana que vive al lado - Historia del día

27 de septiembre de 2022

Madre mayor que se quedó sin hogar por sus 3 hijos llora cuando el abogado le dice que heredó mansión de $ 1 millón - Historia del día

26 de octubre de 2022

Señorita compra provisiones para una semana a un anciano discapacitado en el parque: luego hereda su mansión - Historia del día

30 de noviembre de 2022

Pobre niño con una sola pierna cede el asiento a una anciana en el bus: pronto se convierte en miembro de su familia - Historia del día

27 de septiembre de 2022

Chicos ricos le arrojan pan a un indigente: él se quita la barba y los jóvenes pierden su herencia - Historia del día

25 de septiembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited