logo
Adolescente rastrillando unas hojas | Foto: Getty Images
Adolescente rastrillando unas hojas | Foto: Getty Images

Niño ayuda a su mamá barrendera a diario: ve a sus compañeros de clase con escobas y rastrillos en su porche un día - Historia del día

Un adolescente escribió un ensayo sobre “su superhéroe favorito” y la profesora quedó tan impresionada que hizo que el resto de la clase lo escuchara. Todos se conmovieron e hicieron algo que cambió la vida del chico.

Publicidad

“Mi superhéroe favorito”, comenzó a leer Sebastián frente a toda su clase, luego se detuvo. Estaba nervioso por leer su ensayo.

Pero su profesora, la Sra. Eugenia, dijo que estaba tan impresionada con sus palabras que quería que todos en la clase lo escucharan. “Adelante, Sebastián”, animó la docente.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

“Mi mamá es mi superheroína favorita”, continuó. “Algunos podrán reírse de mí por decir algo así, pero mi mamá es la persona más trabajadora del mundo”.

“Ella nos crio a mí y a mis dos hermanos sola, y nunca nos ha faltado nada. También nos demuestra cuánto nos ama, lo que me encanta de ella. Nuestra familia es lo más importante para ella, y nos hizo una promesa especial”.

Publicidad

“¿Cuál es la promesa?”, interrumpió un chico en clase.

Sebastián sonrió y se humedeció los labios antes de continuar leyendo. “Mi mamá prometió conseguirnos una casa para fin de año. Vivimos en una casa rodante y con tres niños nos queda pequeña”.

“No sé si mi mamá podrá cumplir su promesa porque recientemente tuvo un accidente. así que también estoy ayudando”.

“¿Cómo estás ayudando?”, preguntó una adolescente.

“Silencio, todos. Dejen que Sebastián termine de leer”, dijo la Sra. Eugenia suavemente a la clase.

“Mi mamá es barrendera, pero está de baja por enfermedad, tratando de mejorarse. Quería ayudarla, así que hablé con su jefe y comencé a hacer su trabajo”, decía parte del ensayo del chico.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Rastrillo las hojas afuera principalmente porque ahora se están cayendo muy a menudo. Pero me di cuenta de lo difícil que era. Supe que un verdadero superhéroe no usa una capa ni se va de aventuras”.

“Un verdadero héroe cuida a su familia, y espero crecer y ser la mitad del héroe que es mi mamá. Gracias”.

El silencio posterior fue demoledor. Era evidente que toda la clase se había conmovido con el ensayo de Sebastián. Sus compañeros se habían quedado sin palabras. Finalmente, la Sra. Eugenia habló.

“Eso fue fantástico, Sebastián. De verdad. Tu mamá debería estar orgullosa”.

“Eso fue increíble, Sebas”, dijo su amigo cuando el chico volvió a sentarse.

El resto de la clase también leyó sus ensayos y Sebastián comenzó a sentirse un poco tonto porque todos hablaban de superhéroes como Iron Man, Thor y Wonder Woman. Era el único que había escrito sobre una persona real.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Le preguntó a la Sra. Eugenia al final de la clase, sintiéndose algo avergonzado.

“Es exactamente por eso que tus compañeros de clase y yo quedamos impresionados, Sebastián. No muchos chicos entienden la valentía y la dedicación de una madre hacia sus hijos”.

“En lo que a mí respecta, tú fuiste el único que entendió la tarea”, le aseguró. Y Sebastián salió de la escuela ese día sintiéndose bastante orgulloso de sí mismo. No podía esperar para mostrárselo a su madre.

Unos días después, Sebastián estaba sustituyendo a su madre enferma como de costumbre y se le encargó limpiar su propia calle.

Era un trabajo duro porque había muchos árboles alrededor de los remolques en su área, pero el joven lo disfrutaba. Sus hermanos menores lo ayudaron cuando comenzó a limpiar su porche y jardín delantero.

En medio de la jornada, Sebastián escuchó una conmoción y, de repente, varios autos comenzaron a detenerse en la calle. Al joven le pareció extraño porque no mucha gente frecuentaba su área.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡Sebastián!”, escuchó la voz de su profesora, la Sra. Eugenia. Ella estaba bajándose de uno de los autos. Las cejas del chico se levantaron en estado de shock al verla.

Tal vez había venido a hablar con su madre, pensó. Pero luego vio a sus compañeros de clase bajarse de los otros autos y algunas de sus mamás también estaban allí. Aunque la mayor sorpresa de todas vino cuando abrieron los baúles y sacaron rastrillos, escobas y bolsas de basura.

“¡Sebastián! ¡Estamos aquí para ayudar!”, dijo emocionada una compañera de clase, Linda, mientras sonreía y sostenía una escoba en la mano.

Antes de darse cuenta, sus compañeros de clase estaban rastrillando hojas y recogiendo basura. Sebastián estaba muy confundido. No tenía idea de qué decir, e incluso sus hermanos estaban congelados en estado de shock.

Su mamá salió con sus muletas y se acercó a su maestra. “¡Sra. Eugenia, hola!”, saludó como si supiera lo que estaba pasando.

“¿Qué está pasando?”, les preguntó el chico, todavía atónito, y la profesora se giró hacia él.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

“Tal como te dijo Linda, estamos ayudando. Tus amigos y yo quedamos tan impresionados con tu ensayo que decidí organizar algo. Tu mamá pensó que era una buena idea; incluso tenemos la aprobación de la ciudad. ¿No es emocionante?”, explicó alegremente.

“Estoy muy orgullosa de ti, Sebastián. Mira lo que inspiraste”, agregó su madre, señalando a todos los chicos que trabajaban duro como él. “Tú y tus hermanos son mis superhéroes favoritos”.

Sebastián miró a todos, sin saber cómo expresar su gratitud. Quería reír, animar, llorar, saltar, abrazarlos y mucho más. Pero tenía que seguir trabajando, así que se olvidó de las emociones que brotaban de su pecho y siguió adelante.

El trabajo del día habría llevado mucho tiempo, pero terminaron rápidamente con la ayuda de toda la clase. Era una de las lecciones más valiosas que esos chicos aprenderían antes de la escuela secundaria y se quedaría con ellos para siempre.

Publicidad

La Sra. Suárez no podía pagar una casa para Navidad, pero después de unos meses, finalmente hizo el pago inicial de una vivienda de tres habitaciones y dos baños en una gran parte de la ciudad.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

En esta casa Sebastián tenía su propia habitación y sus hermanos tenían que compartir una. Los hermanos no podían creer que su madre lograra cumplir su promesa.

Mientras tanto, los compañeros de clase del chico, con la ayuda de sus padres, le regalaron a la familia de su amigo algunos muebles usados ​​y muchas otras cosas para su casa. Sebastián, su madre y hermanos agradecieron la generosidad y consideración de todos.

Lo que comenzó como una simple tarea de ensayo inspiró a las familias a trabajar juntas y ser superhéroes para los demás.

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • A veces, las mejores lecciones que aprenderás en la escuela provienen de tus compañeros: Sebastián les mostró a sus compañeros de clase cómo es un verdadero superhéroe. Por otro lado, ellos le mostraron el significado y el poder de la bondad y la generosidad.
  • Los padres son los mejores superhéroes: Sebastián entendió que su madre era la verdadera heroína de su vida con su amor infinito y su estricta ética de trabajo.
  • Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi padre bibliotecario cambió radicalmente nuestras vidas tras su muerte

28 de febrero de 2024

Hijo engaña a su madre diciéndole que va a clases de arte, pero la verdad la deja en shock

08 de marzo de 2024

Anciana sin hogar gasta todo su dinero en un regalo para un niño rico - Historia del día

19 de marzo de 2024

Niña de 7 años asustaba a su madre porque sabía su secreto

22 de abril de 2024

Niño halla viejo tubo en el ático de su abuela, el profesor de Historia lo abre y queda boquiabierto - Historia del día

26 de marzo de 2024

4 historias sobre secretos familiares revelados accidentalmente por niños, cada una con un giro dramático

15 de abril de 2024

7 historias reales con giros sorprendentes

22 de febrero de 2024

A mujer discapacitada le negaron servicio en restaurante, el personal se arrepintió al instante - Historia del día

22 de enero de 2024

Niño vuelve de campamento y se encuentra con que sus padres se han ido y su casa está en venta - Historia del día

22 de enero de 2024

Pareja adopta a niño de 6, al día siguiente lo encuentra cuidando a extraña bebé en su habitación - Historia del día

22 de enero de 2024

Mi hija de 4 años empezó a hacer dibujos sombríos tras descubrir accidentalmente el secreto de su papá

13 de febrero de 2024

Esta niña perdió a su padre famoso con sólo dos años — Él no la incluyó en su testamento, así que sus compañeros de reparto le dieron dinero

29 de marzo de 2024

Niño que sufrió acoso por parte de una niña en el colegio durante 6 años crece y le envía un oso de peluche

22 de febrero de 2024

Mi suegra arruinó nuestra boda después de que mi marido y yo la echáramos de la lista de invitados - ¿Qué debemos hacer?

09 de abril de 2024