logo
Niño arrastrando un pino en la nieve | Foto: Getty Images
Niño arrastrando un pino en la nieve | Foto: Getty Images

Policía atrapa a niño cortando un árbol de Navidad del bosque: "Es para hacer feliz a mi abuela enferma", llora - Drama del día

Vanessa Guzmán
20 ene 2023
01:00

Un niño se aventura solo en el bosque para llevar a casa un árbol de Navidad para hacer feliz a su abuela enferma. Su acción transformó aquella Navidad en un día inolvidable después de ser atrapado in fraganti por un policía.

Publicidad

Ronald, de seis años, había visto cinco Navidades y esta era la sexta. Fue aún más especial porque iba a decorar su tan esperado árbol con su abuela, Susana.

Siempre había sido una tradición ininterrumpida. Al pequeño Ronald le encantaba tanto como le gustaba colgar medias vacías a los pies de su cama para que Santa pudiera llenarla de dulces sorpresas. Pero en esa Nochebuena, sucedió algo terrible cuando Susana subió al ático para bajar los juguetes y la decoración...

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

“Qué feliz estará mi angelito después de ver esto”, exclamó mientras llenaba una caja con oropeles y guirnaldas en el desván.

Ronald era todo lo que tenía Susana. Ella fue la única que lo tomó bajo sus alas cuando sus padres lo abandonaron antes de separarse. Amaba a su abuela más allá de los cielos y las estrellas. Sin ella, no habría habido sonrisa ni alegría en la vida de Ronald.

Publicidad

Susana recordó el momento mientras cargaba la caja por el ático. Estaba demasiado entusiasmada pensando en lo emocionante que sería esta Navidad con su pequeño nieto.

De repente, Susana perdió un paso y cayó por las escaleras. Se fracturó una pierna y quedó postrada en cama, pero lo que más le dolió fue la decepción en el rostro de Ronald cuando supo que no podía decorar el árbol de Navidad.

"Mimi", así la llamaba. "¿Estás bien? Está bien si no decoramos nuestro árbol. Quiero que camines. ¿Cuándo te levantarás, Mimi?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Susana no pudo contener las lágrimas al ver a Ronald tan triste, así que dejó que sus lágrimas fluyeran libremente frente a él. Lo mejor de su vínculo era que no había secretos... ni timidez para llorar uno frente al otro.

Publicidad

"Deja que tus emociones fluyan. Si las retienes, no servirán de nada", le decía siempre Susana a Ronald.

Entonces entendió que el agua que fluía de los ojos de su abuela no eran lágrimas sino sus emociones. También sabía lo desanimada que estaba por no poder decorar juntos el árbol de Navidad. Entonces, decidió poner una sonrisa en su rostro haciendo algo por su cuenta. Pero para eso necesitaba un árbol de Navidad, y todos los años compraban uno en el mercado.

"¿Cómo puedo tener un árbol de Navidad?", se preguntaba Ronald, preocupado. No sabía el camino al mercado y no tenía dinero para comprar un árbol. De repente, se le ocurrió una idea y salió corriendo de la casa hacia el bosque cercano.

Era una tarde helada. Los bosques, los árboles, la tierra y todo lo que los ojos del pequeño Ronald podían ver estaban cubiertos de nieve.

Corrió hacia el bosque, no muy lejos, y se detuvo un poco más allá de la entrada después de ver un pequeño pino tendido en la nieve. Alguien ya lo había cortado, pero aparentemente fue descartado debido a las ramas torcidas. Pero para Ronald, iba a ser su preciado árbol de Navidad.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Jadeaba y resoplaba, tirando del arbolito a lo largo de la nieve. Ronald apenas había terminado de suspirar de alivio después de que el árbol estaba casi fuera del bosque cuando un policía lo agarró por el hombro.

"¿Estás cortando árboles, pequeño ladrón? No tienes permitido cortar árboles en el bosque", dijo el oficial Bruno con una voz ronca que asustó al pequeño Ronald. Y se puso a llorar, el pobre.

"¿Eh? Dame ese árbol", dijo el oficial de nuevo, extendiendo su mano para agarrar el tronco de las manos de Ronald.

"Es para hacer feliz a mi abuela enferma", gritó Ronald. "No te lo voy a dar".

"No tenemos un árbol y ella está triste porque no pudimos comprar uno para decorar esta Navidad. Mimi sonreirá si ve mi árbol. Quiero hacerla feliz y necesito este árbol".

Publicidad

El oficial Bruno frunció el ceño, frotándose el bigote, mirando los grandes ojos suplicantes de Ronald. "Lo siento, pero no puedo dejar que te lleves ese árbol, hijo. Pero... tengo una idea. Ven conmigo".

El oficial Bruno estaba cerca de jubilarse y tenía cinco nietos. El pequeño Ronald le recordaba a ellos, y su inocencia conmovió su corazón. Llevó a Ronald al mercado y le compró un nuevo árbol de Navidad. Pero el policía hizo mucho más. Compró una gran canasta de golosinas navideñas e incluso un gran pastel de chocolate para Ronald.

Esa noche, el oficial Bruno y Ronald decoraron el árbol de Navidad con Susana. Estaba encantada y agradecida con el oficial por hacer que la Navidad de su pequeño niño fuera única.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"¡Ah, no me dé las gracias, señora! Su nieto la quiere mucho y debería estar orgullosa de él. ¡Es un amiguito adorable!", dijo el oficial Bruno.

Al día siguiente, Susana y el pequeño Ronald celebraron juntos su mejor Navidad. Se rieron, pidieron deseos e incluso intercambiaron regalos hechos a mano.

Mientras tanto, el oficial Bruno extendió otra mano de bondad que ayudó a Susana a recuperarse más rápido en los días siguientes. Los visitaba todas las mañanas y les traía desayuno y víveres. Trató a Susana y Ronald como familia, y celebraron todas sus Navidades junto con sus nietos.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Apoye las buenas intenciones de los niños, incluso si pueden parecer incorrectas a primera vista: El oficial Bruno atrapó a Ronald tirando de un árbol de Navidad en el bosque. Le prohibió llevárselo a casa, pensando que lo estaba robando. Sin embargo, hizo todo lo posible y le compró uno en el mercado después de enterarse de su verdadera intención.
  • La buena acción que haces por alguien puede parecerte pequeña, pero podría significar un gran cambio para otros: Además de hacer especial la Navidad de Ronald y Susana, el oficial Bruno los visitaba regularmente para asegurarse de que estuvieran bien. Su amabilidad ayudó a la mujer mayor a sanar y fueron más como una familia para él en los días que siguieron.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

La gente comparte los peores regalos que ha recibido nunca

23 de enero de 2024

Hijos de padres tacaños revelan sus historias más disparatadas

23 de enero de 2024

Mi suegra nos visitó mientras yo estaba fuera de casa - Cuando volví, mi hija me contó algo que destrozó a nuestra familia

11 de abril de 2024

Conocí a la prometida de mi esposo - Historia del día

23 de enero de 2024

Me entristecía que mi abuelo sólo me hubiera dejado un viejo colmenar hasta que me fijé en las colmenas - Historia del día

09 de abril de 2024

Mi suegra convirtió mi Día de Acción de Gracias en un desastre, me vengué en Navidad - Historia del día

14 de mayo de 2024

Mandé a mi hija con mi madre a pasar el verano, pero pronto me enteré de que mi mamá había muerto y mi hija había desaparecido - Historia del día

06 de marzo de 2024

Mi suegra tiró toda mi comida de la nevera – Yo le respondí el día de su cumpleaños

17 de abril de 2024

5 historias impactantes sobre abuelos que resultaron ser más inteligentes y nos dieron una lección a todos

14 de mayo de 2024

Familia confundida por frecuentes peleas de anciana vecina hasta que esposo entra accidentalmente en su casa - Historia del día

08 de mayo de 2024

Desinvité a mi hija mayor y a mi nieto en Navidad después de que ella se negara a hacerme un favor

25 de enero de 2024

La nieta de Loretta Lynn "recibió el regalo" de crecer en el autobús de gira con la abuela - Ella se aleja de su sombra

13 de marzo de 2024

Mi suegra convirtió mi Acción de Gracias en un desastre, me vengué en Navidad - Historia del día

23 de enero de 2024

Nuestra nieta nos acusó de tacaños tras recibir nuestro regalo de boda

11 de abril de 2024