logo
Joven conserje usando una aspiradora. | Foto: flickr.com/Commercial Cleaning Maryland (CC BY-SA 2.0)
Joven conserje usando una aspiradora. | Foto: flickr.com/Commercial Cleaning Maryland (CC BY-SA 2.0)

Joven conserje le devuelve monedero perdido a mujer rica: años después hereda su empresa - Historia del día

Martín, de 19 años, se ganaba la vida trabajando como conserje en un supermercado. Un día, mientras fregaba los suelos, se encontró con la cartera de una mujer rica y decidió devolverla. El chico no sabía que su buena acción volvería a él de la manera más inesperada.

Publicidad

Martín estaba trapeando los pisos en el supermercado una tarde normal cuando entró una mujer que había estacionado su camioneta afuera de la puerta. Sus ojos se encontraron por un momento, y la mujer se detuvo.

“¿Nos hemos visto antes, jovencito?”, preguntó ella, y Martín negó con la cabeza.

“Lo siento, estaba confundido. No creo haberla conocido nunca. Lo siento”.

“Oh, está bien. Que tengas un buen día entonces”, dijo con una sonrisa antes de desaparecer por uno de los pasillos.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Martín continuó trabajando y se fijó de nuevo en la mujer mientras realizaba el pago. Cuando ella salió de la tienda, él le dedicó una sonrisa amable y ella se la devolvió.

Publicidad

Después de limpiar los pisos, el joven estaba a punto de irse a casa cuando notó una billetera en el suelo, justo afuera de la tienda.

Recordó que pertenecía a la mujer que había comprado anteriormente y la abrió para ver si contenía alguna identificación con su dirección. Afortunadamente, había una, por lo que decidió devolver la billetera.

Allí también había varios billetes de dólar, pero Martín no tocó ni uno. Se montó en su bicicleta y pedaleó todo el camino hasta la casa de la mujer. Cuando llegó, llamó a la puerta y ella se sorprendió al verlo.

“¡Ah, eres tú! ¡El chico del mercado!”.

“Hola”, dijo Martín mientras extendía el monedero. “Se le cayó fuera de la tienda. Solo hay que verificar que todo esté allí. Si extravió alguna tarjeta o identificación, debe notificar a la policía”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡Dios mío!”, exclamó ella. “¡Muchísimas gracias! No tenía idea de que la había dejado caer. Por cierto, mi nombre es Susana. Y, Dios mío, todas mis cosas parecen estar aquí”, agregó, revisando el monedero. "Tenía $2.500 y no falta ni un solo billete".

“Perfecto. Entonces, me iré. Que tenga un buen día”.

“Bueno”, dijo ella. “Ya que estás aquí, ¿por qué no cenas conmigo? El mercado está un poco alejado y viniste hasta aquí por esto. No sería justo si no te devolviera el favor”.

Martín quería rechazar la oferta, pero terminó aceptando porque no había comido bien en días. Tenía 19 años y vivía una vida de huérfano. Ramen era lo único que sabía cocinar, ¡y no había tenido una comida casera en meses!

“Gracias”, dijo tímidamente mientras la seguía al interior.

Susana era una cocinera fantástica y había preparado deliciosos espaguetis y albóndigas para la cena, que Martín no pudo resistir.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“¡Está delicioso!”, dijo con una gran sonrisa de satisfacción mientras comía el primer bocado. “¡Es una gran cocinera!”.

“¡Eres muy dulce, jovencito!”, dijo la mujer sonriendo. “Por cierto, no me dijiste tu nombre”.

“Soy Martín, tengo 19 años y actualmente trabajo a tiempo parcial en la tienda. Mamá y papá me echaron de casa, así que se puede decir que soy huérfano. Realmente no me importa, sinceramente”.

“¡Dios mío, eso es horrible!”, dijo Susana. “Si no te importa que pregunte, ¿qué pasó?”.

“Mi abuelo tenía buena posición económica. Mamá y papá hicieron un buen uso de ese hombre”, comenzó Martín. “Él era un abogado muy conocido. Le dejó todo a papá después de su muerte, pero él gastó todo el dinero en sí mismo”.

“Me echó y dejó de apoyarme cuando se quedó sin dinero. A mamá tampoco le importaba... Están demasiado preocupados por sus propias preocupaciones”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Lamento mucho que hayas pasado por eso”, dijo Susana. “Pero yo también soy abogada. Y honestamente, Martín, me recuerdas a alguien. ¿Cuál era el nombre de tu abuelo?”.

Cuando el joven reveló el nombre de su abuelo, la mujer dibujó una gran sonrisa en su rostro. Resultó que el bufete de abogados del abuelo de Martín era uno de los más destacados a principios de los 90, y el primer trabajo de Susana fue en ese lugar.

“¡Él era un hombre brillante!”, dijo la mujer alegremente. “Nunca olvidaré sus principios o lo que me enseñó. De hecho, he transmitido esos valores a los abogados que trabajan para mí hoy”.

“Sé que el abuelo era increíble”, dijo Martín con tristeza, dejando el tenedor. “Quiero ser abogado como él, pero... pero no tengo dinero, ya sabe. Apenas puedo pagar el alquiler”.

“Bueno, entonces es hora de devolverte tu amabilidad”, dijo la mujer.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Pagaré tus estudios en la universidad, Martín. Enorgullecerás a tu abuelo. Verás, mi esposo murió hace años y todos mis hijos se mudaron. Mi práctica legal y esta casa vacía son todo lo que tengo. Tú tienes tiempo libre, y yo puedo ayudarte”.

“No, eso sería una locura. Quiero decir, me ofreció comida para compensar la billetera. Las tasas de matrícula serían demasiado. No puedo aceptar”.

Pero Susana insistió en pagar la educación de Martín y se ofreció a ayudarlo en todo lo que pudiera. El chico estaba agradecido por su ayuda y asistió a la facultad de derecho.

Años más tarde se graduó con honores. Susana se conmovió hasta las lágrimas al ver al joven triunfar en la vida.

“Tu abuelo estaría muy orgulloso de ti”, le dijo cuando él comenzó a trabajar en su firma. “Deberías convertirte en el mejor en lo que sea que hagas, Martín”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Gracias”, dijo Martín.

“Gracias por todo lo que hizo por mí. Si no fuera por usted, no estaría aquí”.

Durante los siguientes ocho años, Martín trabajó diligentemente como abogado. Cuando Susana decidió jubilarse, entregó la gestión de su firma al joven y permitió que se le cambiara el nombre por el de su abuelo. ¡Un acto honesto cambió dos vidas!

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • A veces, la honestidad y la amabilidad vuelven a ti de formas sorprendentes: Martín era un adolescente honesto y le devolvió la billetera a Susana. Impresionada por su acto, ella se ofreció a financiar su educación y él se convirtió en un abogado exitoso.
  • Si tienes la capacidad de ayudar a otros, hazlo: Susana sabía que podía ayudar a Martín y financiar su educación, así que cuando escuchó su historia, aprovechó la oportunidad para hacerlo.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mendigo muy querido en su barrio se entera de que tiene un hijo y se presenta en su cumpleaños al día siguiente - Historia del día

11 de septiembre de 2023

Adolescente deja la universidad y trabaja para ayudar a su mamá enferma, desconocido le da todo el dinero para su tratamiento - Historia del día

11 de septiembre de 2023

Gerente de tienda echa a mamá de 3 hijos por llevarse comida caducada, se disculpa después de que su jefe interviene - Historia del día

22 de septiembre de 2023

Abogado adopta a una anciana con problemas de memoria, un día su cliente la reconoce - Historia del día

12 de octubre de 2023

Indigente halla dinero en la calle, lo gasta en flores y se las regala a mujeres al azar - Historia del día

23 de julio de 2023

Hijo deja a su mamá en la calle en silla de ruedas, un año después la ve llegar a su casa de pie - Historia del día

08 de septiembre de 2023

Mujer mayor da de comer a niño hambriento en Halloween, ve la imagen de su hijo perdido cuando él se quita la máscara - Historia del día

20 de septiembre de 2023

Vagabundo quiere robar a anciana cerca de cajero, se asusta al reconocer viejo colgante de su madre en el cuello - Historia del día

15 de octubre de 2023

Adolescente trabaja duro para pagar operación de mamá postrada en cama, un día encuentra la suma necesaria en el porche de su casa - Historia del día

25 de septiembre de 2023

Mamá pobre de tres hijos da sus últimos vales de comida a indigente hambrienta, recibe broche de diamantes a cambio - Historia del día

13 de agosto de 2023

Mujer descubre a esposo quitándose anillo de boda cuando sale de casa, lo sigue una vez - Historia del día

29 de septiembre de 2023

Un padre de 4 hijos en apuros se entera de que recibe una casa de USD 1,3 millones de una desconocida "Lisa Adams" - Historia del día

19 de octubre de 2023

Gerente se burla de abuelo pobre en concesionario de coches de lujo hasta que regresa con fajos de dólares más tarde - Historia del día

08 de noviembre de 2023

Hombre sin hogar encuentra sofá viejo en la basura: voltea el cojín y ve una cremallera larga - Historia del día

18 de septiembre de 2023

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited