logo
El Dr. Michael Haglund en el quirófano con un paciente. | Foto: youtube.com/The700Club
El Dr. Michael Haglund en el quirófano con un paciente. | Foto: youtube.com/The700Club

Médicos cancelan operación que salvaría la vida de un hombre - Cirujano se inclina sobre él y empieza a rezar hasta que se siente mejor

Un día, cuando un cirujano de alto nivel entró en el quirófano, le dijeron que el estado de su paciente era inestable y que la operación no podía realizarse. Habiendo agotado la ciencia médica, el cirujano pidió permiso y se inclinó sobre el paciente en oración. Lo que ocurrió a continuación desconcertó a todo el mundo.

Publicidad

El Dr. Michael Haglund era un reputado cirujano cervical de la Universidad de Duke que ayudó a salvar muchas vidas preciosas en Carolina del Norte. Por sus conocimientos médicos y sus años de experiencia, era considerado uno de los mejores cirujanos de los Estados Unidos. Pero esa no era su única distinción.

También lo apodaban el “médico que reza”, algo que lo llenaba de orgullo y satisfacción. A lo largo de su carrera médica, había visto cómo se producían múltiples milagros ante sus ojos, sobre todo en situaciones en las que la esperanza parecía algo descabellado.

Dr. Michael Haglund | Foto: YouTube.com/The 700 Club

Dr. Michael Haglund | Foto: YouTube.com/The 700 Club

Un paciente en estado crítico

Como persona de fe, Haglund siempre se apoyaba en Dios cuando se enfrentaba a circunstancias desesperadas y aparentemente imposibles en el quirófano. Él compartió uno de esos testimonios en el que había tenido que tratar con un paciente cuyo estado era muy crítico.

Publicidad

El Dr. Haglund nunca olvidó aquel incidente, pues había sido el momento en que había sido testigo del poder milagroso de la curación y la oración.

Cuando el Dr. Haglund entró en el quirófano en aquel entonces, el anestesista le dijo que la operación tendría que cancelarse. Le explicó al médico que la presión arterial del paciente era de 220/120, y no lo podían anestesiar con una presión arterial tan alta.

Publicidad

Rezó una oración por el paciente

En ese momento, el Dr. Haglund supo que no había forma de mejorar médicamente el estado del paciente, pero aún había algo que podía hacer. Sin perder más tiempo, se dirigió al anestesista y le dijo: “Bueno, al menos déjenme rezar por él antes de que la cancelen”.

Tras pedir permiso, el cirujano de la Universidad de Duke se inclinó sobre el paciente, cerró los ojos y empezó a rezar. Poco después, se produjo un milagro que desconcertó a todos los presentes en el quirófano.

El Dr. Haglund dijo que la tensión arterial del paciente había bajado de 220 a 170, y su estado se había estabilizado. Él relató:

“Lo operamos, le fue genial; desapareció el dolor y volvió al trabajo en dos semanas”.

Publicidad

Una visita inesperada

Seis semanas después, el Dr. Haglund quedó atónito cuando volvió a encontrarse con el mismo paciente, que había ido a visitarlo. Lo que supo en aquel entonces conmovió su corazón y reforzó su creencia. Él recordó su conversación con el paciente con estas palabras:

“Me dijo: ‘¿Recuerda la oración que rezó por mí? Y yo: ‘Sí’. Él: ‘Algo cambió. Algo es diferente’”.

Poco después, los dos hombres rezaron juntos en la clínica y estrecharon lazos sobre su fe compartida en Jesucristo y el testimonio de Dios. El Dr. Haglund dijo que el incidente le había dejado una impresión duradera y le había abierto los ojos al poder sanador de la oración.

Publicidad

Testigo del poder curativo de la oración por primera vez

Durante más de tres décadas, el Dr. Haglund había servido a la gente como médico. Sin embargo, todavía podía recordar el día en que él y su esposa habían decidido dedicar sus vidas a Cristo, y había experimentado el milagro de la oración por primera vez mientras estaba de servicio en un hospital de Seattle, Estados Unidos.

Un niño de 10 años había llegado al centro médico tras sufrir una grave lesión cerebral por un accidente de snowboard. El niño estaba en coma, y su estado crítico preocupaba a todos, incluido el Dr. Haglund. Su mente no dejaba de maquinar, con la esperanza de encontrar algo que pudiera ayudar al niño.

Mientras se acostaba, el Dr. Haglund recordó que no podía dormir y que había escuchado una voz que lo dirigía al niño. Poco después, entró en la Unidad de Cuidados Intensivos, le impuso las manos y empezó a rezar. A los pocos minutos, el pequeño despertó del coma. Ese fue un momento de pura alegría y alivio para el Dr. Haglund.

Publicidad

Una persona cambiada

Alborozado, el cirujano de Carolina del Norte corrió directamente a ver al padre del niño, un pastor asociado de una iglesia de Seattle, y le comunicó la buena noticia. Pero quedó atónito al ver que no era el único que había estado rezando por el pequeño, porque otras 30 personas habían hecho lo mismo.

El Dr. Haglund nunca olvidó aquel incidente, pues había sido el momento en que había sido testigo del poder milagroso de la curación y la oración. Algo cambió en su interior aquel día, como él mismo expresó: “A partir de entonces, era como si buscara oportunidades en las que Dios hacía su movida”.

Sacar fuerzas de la oración y confiar en Dios mostraba al Dr. Haglund un camino, incluso en las circunstancias más difíciles. Se sentía una persona cambiada y ayudaba a otros a experimentar el mismo poder de sanación espiritual.

Publicidad

¿Has sido testigo alguna vez del poder milagroso de la oración en tu vida o en la de alguien cercano? Comparte tu experiencia en la sección de comentarios de Facebook.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias del espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Adolescente rica se ríe de los indigentes hasta que descubre su propio destino - Historia del día

22 de abril de 2024

Mujer descubre a su marido besando a su hermana en el baño - Historia del día

26 de marzo de 2024

Hombre rico en camioneta todoterreno bloquea ambulancia en el tráfico sin saber que su hijo está dentro - Historia del día

06 de junio de 2024

"Mi padre tiene una foto en la que te besa" Dice una niña a una maestra al verla por primera vez - Historia del día

08 de julio de 2024

Pandillero codicioso encuentra un billete de lotería de 110.000 dólares con las palabras "Para mi madre" escritas por un niño - Historia del día

02 de abril de 2024

¿Soy un mal marido por mi reacción ante el regalo que mi mujer me hizo el Día del Padre?

05 de julio de 2024

Familia confundida por frecuentes peleas de anciana vecina hasta que esposo entra accidentalmente en su casa - Historia del día

08 de mayo de 2024

Mi novio almuerza semanalmente con mi abuela en secreto y no puedo dejar de llorar al enterarme del motivo

22 de mayo de 2024

Mi nuera engreída me exigió que me jubilara – Mi hijo le hizo ver la realidad

12 de junio de 2024

Mi mejor amiga me pidió que no llevara a mi esposa a su boda – Me sorprendió saber por qué

02 de abril de 2024

Cirujano viudo se apresura a salvar a mujer en restaurante, se congela al desabrocharle la camisa

21 de mayo de 2024

El día de su boda, novia se aterroriza cuando su prometido supuestamente muerto aparece entre los invitados - Historia del día

31 de mayo de 2024

El regalo de cumpleaños de mi nuera me dejó sin palabras - Rápidamente se arrepintió de su elección

14 de mayo de 2024

Una mujer se da cuenta de que un hombre de 89 años compra rosas rojas en su tienda todos los días y decide seguirlo - Historia del día

13 de junio de 2024