logo
Niña yendo a la escuela | Fuente: Flickr.com/IsabelleAcatauassu (CC BY 2.0)
Niña yendo a la escuela | Fuente: Flickr.com/IsabelleAcatauassu (CC BY 2.0)

Niña huérfana no tiene a nadie a quien invitar para el Día del Padre en la escuela, pero ve a 50 padres en fila junto a su clase - Historia del día

Guadalupe Campos
14 jun 2024
04:15

Minnie no podía creer que 50 caras alegres hubieran aparecido en el colegio para alegrarle el día en la escuela. Era una bendición inesperada del universo, pero ¿duraría más allá del Día del Padre?

Publicidad

Minnie solía creer en los milagros y la magia, pero empezaba a dudar de ellos seriamente. Había pasado una semana entera desde su sexto cumpleaños, ¡y su deseo no se había hecho realidad!

Claro que había pequeñas cosas por las que estar agradecida. La vida se hizo un poco más fácil desde que la huérfana fue acogida por una madre adoptiva que vivía sola en una lujosa casa con altas ventanas de cristal.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Pero la novedad de los desayunos elaborados y los vestidos con volantes se agotó enseguida, y la niña se encontró pidiendo algo que no podía compartir con nadie, ni siquiera con su madre adoptiva.

De todos modos, no era algo que aquella señora pudiera comprarle. Nadie puede "comprar" un padre. Y sin embargo, rodeada de una nueva vida de lujo, era lo único que realmente quería.

Publicidad

Una mañana, la niñera preparó a Minnie para ir al colegio, le dio de desayunar y la llevó a la escuela. "¿Puedo bajar la ventanilla?" preguntó Minnie, mirando asombrada los árboles de la carretera que se mecían con la brisa.

"¡No, te despeinaría!", dijo la niñera con su voz robótica.

Minnie sacó el labio, se cruzó de brazos y volvió a regañar al universo. "¿Por qué tardas tanto, universo? ¿Dónde está mi padre? Seguro que me dejaría bajar las ventanillas".

Sé un arco iris en la nube de otro.

Era como si el universo quisiera que le riñeran aquel día. Porque en clase, el profesor de Minnie, el señor Thompson, hizo un sorprendente anuncio que hizo que Minnie frunciera el ceño de nuevo.

"¡Niños, mañana es el Día del Padre! ¡Y en el colegio lo vamos a celebrar todos con un 'Desayuno con los papás'! Todos pueden traer mañana al colegio a sus padres o a cualquiera a quien admiren como padre. Nos sentaremos todos en un gran círculo, compartiremos anécdotas divertidas, cantaremos canciones, desayunaremos juntos y nos divertiremos a lo grande."

"¿Qué les parece?"

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Publicidad

"¡Terrible, horrible, la peor idea del mundo!" murmuró Minnie en voz baja. Se dio cuenta de que el Sr. Thompson la miraba y rápidamente transformó su mohín en una sonrisa.

Durante el resto del día, los chicos sólo hablaron de quién iban a llevar a clase. La mayoría hablaban de sus padres: hombres de negocios, policías, ingenieros e incluso un actor. Otros traían a sus tíos y abuelos favoritos. Todo el mundo tenía a alguien que era una figura paterna, excepto Minnie.

Cuando terminaron las clases, Minnie estaba agotada de esquivar las preguntas de sus compañeros y estaba a una pregunta de echarse a llorar.

Resultó que la última pregunta se la haría el profesor, el Sr. Thompson. Había notado que la luz se apagaba en los ojos de Minnie desde el anuncio del "Desayuno con papás" de aquel día. Y después del colegio, vio a la niña triste sentada sola junto a la puerta de la escuela, esperando a que la recogiera la niñera.

"¿Estás bien, Minnie?", fue todo lo que le preguntó, y la niña se abrazó a sus piernas y lloró.

Al llegar a casa aquella tarde, el Sr. Thompson no podía quitarse de la cabeza la tristeza que había visto en el rostro de Minnie y el desgarrador deseo secreto de cumpleaños que le había revelado.

Publicidad

A mitad de su café de las siete de la tarde, el Sr. Thompson tuvo una idea. Abrió el portátil, se ajustó las gafas y, mientras repiqueteaban las teclas del teclado, el Sr. Thompson empezó a sonreír.

El profesor estaba publicando un post en las redes sociales, compartiendo la conmovedora historia de Minnie y pidiendo que un padre se ofreciera voluntario para Minnie y acudiera al colegio al día siguiente como su figura paterna.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

El Sr. Thompson publicó el post, se saltó la cena y se dispuso a acostarse pronto. Justo cuando esperaba que algún hombre bondadoso accediera a la insólita petición, su teléfono zumbó.

Publicidad

Y volvió a sonar una y otra vez. Para cuando el profesor pudo poner los pies en el suelo, encender las luces y comprobar su teléfono, se quedó estupefacto al ver el número que parpadeaba en la pantalla.

"¿50 voluntarios? ¿Estoy leyendo bien?" Exclamó el Sr. Thompson.

Se puso las gafas y leyó todas las respuestas de su puesto. Mientras que el profesor estaba preocupado por recibir a un solo voluntario amable, en realidad había 50 hombres amables que se sintieron conmovidos por la difícil situación de Minnie y se acercaron para alegrarle el día.

Una vez más, el Sr. Thompson empezó a teclear, poniendo en juego una elaborada sorpresa.

Al día siguiente, Minnie fue arrastrando los pies a la escuela, sin saber la abundancia de amor que la esperaba para sorprenderla.

Caminó por los pasillos con los ojos pegados al suelo, sin fijarse en la fila de hombres adultos que había ante la puerta de su clase.

El Sr. Thompson dijo su nombre en último lugar, después de que los demás niños hubieran presentado a sus padres a la clase.

Justo cuando Minnie estaba a punto de murmurar que no tenía a nadie, el Sr. Thompson la sujetó por los hombros y le dijo: "Minnie, sé que querías traer una figura paterna y pensabas que no había ninguna. En eso tienes razón, querida. No hay UNA figura paterna que haya aparecido por ti; ¡hay cincuenta!".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Minnie estaba confusa al principio, pero cuando salió corriendo de la clase para encontrarse con el enjambre de papás, se sintió mareada de pura alegría. "¿De verdad vinieron por mí?", aplaudió emocionada.

"¡Claro que sí, Minnie! El señor Thompson nos lo ha contado todo sobre ti, ¡y no nos lo perderíamos por nada del mundo!" Uno de los hombres le tendió a Minnie un bonito peluche azul.

"¡Y hemos oído que también hay dulces!", añadió otra cara alegre, provocando una carcajada en la multitud.

Los voluntarios se unieron a los demás padres y niños durante todo el día, participando en todos los juegos y canciones. Algunos voluntarios habían traído guitarras, ukeleles y panderetas, y tocaron y cantaron todas las canciones que pidieron los niños.

Publicidad

El Sr. Thompson se quedó atrás, deleitándose con la felicidad y la emoción que se reflejaban en la cara de Minnie.

Después de un día completamente entretenido, Minnie se encontró buscando a uno de los voluntarios en particular. Era el que tenía una voz de oro y una ligera barriga: el hombre que le había regalado el juguete.

Resulta que el hombre era el propietario de una juguetería de éxito en el barrio, y que él y su esposa habían soñado con adoptar un niño.

Al final de la velada, Minnie encontró al amable hombre hablando con el Sr. Thompson. Sin pensárselo dos veces, corrió hacia el hombre y le abrazó, dándole las gracias por el hermoso regalo.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Getty Images

Publicidad

Semanas después, el hombre y su esposa cumplieron su sueño, y Minnie por fin dejó de estar enfadada con el universo. La pareja adoptó a Minnie, de seis años, sabiendo que sus vidas nunca volverían a ser las mismas.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Sé un arco iris en la nube de otro. El Sr. Thompson conocía el único deseo de Minnie, y se preocupó lo suficiente como para encontrar la forma de cumplirlo, cambiando la vida de la niña en el proceso.
  • Adopta a un niño si puedes. Hay muchos niños como Minnie en todo el mundo, esperando encontrar una familia a la que amar. Si puedes dar a un niño un hogar lleno de amor, no lo dudes.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

3 conmovedoras historias de padres solteros que tuvieron que luchar por sus hijos

16 de abril de 2024

Envié rosas a mi novio a su lugar de trabajo como una dulce sorpresa, pero me las tiró a la cara – Después le di una buena lección

05 de junio de 2024

Me quedé muy impactada cuando fui corriendo a la guardería a recoger a mi preciosa nieta

15 de mayo de 2024

Encontré extrañas fotos de mi padre en la mesilla de noche de mi compañera de habitación - Historia del día

21 de mayo de 2024

Hombre se burla constantemente de esposa desempleada por no hacer nada, halla nota después de que se la lleva una ambulancia - Historia del día

21 de febrero de 2024

Niño visita a su difunto papá para quejarse de los abusones del colegio, halla paquete con su nombre en la tumba - Historia del día

12 de abril de 2024

"Papá tiene una foto de ella": gritó nuestra hija durante la cena familiar - La verdad nos sorprendió

13 de junio de 2024

Hermano echa a su hermana menor tras la muerte de sus padres, el karma lo golpea duro - Historia del día

18 de abril de 2024

Padres engreídos exigen a niñera $1.000 por boletos de avión para vacaciones - La lección que aprendieron fue dura

13 de junio de 2024

Mi hija llevaba una mochila muy pesada al colegio - Entendí el porqué cuando por fin conocí al conductor del autobús

10 de mayo de 2024

Mi hija vuelve de clase de danza llorando hasta que irrumpí y me sorprendió lo que vi - Historia del día

17 de mayo de 2024

Mi esposo le dio a nuestro hijo su viejo portátil, pero se olvidó de borrar de él sus fotos secretas

10 de abril de 2024

Mi marido maltratador irrumpió en mi lugar de trabajo amenazándome, decidí defenderme - Historia del día

20 de mayo de 2024

Una niña despierta del coma y dice: "Sé la verdad sobre mi madre" - Historia del día

17 de abril de 2024