Mujer dio a luz por sexta vez. El padre dijo, "¡Dios mío!"

Todos los padres entienden la felicidad y emoción que se siente al recibir a un nuevo miembro de la familia. Es una bendición inigualable.

Según reporta Viral Diario, una pareja que tiene seis hijos en los Estados Unidos tiene mucho de qué estar agradecida. No cualquiera llega a tener tal cantidad de retoños, y cada uno es de cierta manera más único y especial que el anterior. No podemos evitar celebrar cada nacimiento, sin importar cuántos ya tengamos.

Así le pasó al padre de esta familia, quien no pudo evitar decir una única y memorable expresión que definitivamente será recordada por todos en su familia en generaciones por venir. Y lo mejor de todo, ¡todo quedó grabado en video!

Natalie y Kennedy eran orgullosos padres de cinco preciosas pequeñas. Pero siempre habían querido tener un varón. Y cuando Natalie quedó embarazada de nuevo, decidieron mantener el sexo del bebé en secreto hasta el parto.

Imagen tomada de: Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

Kennedy creía estar listo para recibir a su sexto hijo, pero no se imaginaba lo que le esperaba. Es claramente un momento que no olvidará. Todo ocurrió el 8 de marzo de 2017, el día que la familia Waldwick acudió a la cesárea programada de Natalie en el hospital.

Habían preparado una filmadora para inmortalizar la llegada del sexto hijo para la posteridad. Mira el video a continuación, y observa la espectacular reacción de papá.

Kennedy está visiblemente nervioso en el video, y si bien es obvio que adora a sus hijas, claramente ha estado esperando esa única conexión padre-hijo desde hace largo tiempo. Cuando finalmente fue el momento de revelar el sexo, sus nervios se redoblaron.

Hasta el doctor debió mandarlo a sentar y calmarse para no asustar a los demás pacientes. Una vez que la enfermera confirmó que Kennedy estaba más calmado, finalmente le reveló que tendría el hijo que siempre quiso. Y la reacción de Kennedy fue simplemente maravillosa.

"¡Oh Dios mío, oh Dios mío! ¡Lo hicimos, lo hicimos! ¡Tengo un niño!", gritaba sin parar el padre.

¡Eso sí que es orgullo paterno!