Desgarradora despedida de perro policía a su compañero humano

Una foto que demuestra el vínculo entre un hombre y su perro ha roto miles de corazones en Internet.

La imagen muestra a Figo, un perro policía que rinde sus últimos respetos en el funeral de su compañero humano caído, el oficial de policía de Kentucky Jason Ellis. 

En la foto, Figo posa su pata sobre el ataúd de Ellis, quien murió en una presunta emboscada. El canino fue luego retirado del servicio y entregado a la viuda de Ellis, Amy, y sus dos hijos, de 6 y 7 años.

"El cielo es un lugar real. Jason está allí", dijo el reverendo Brent Snook, quien era el pastor de infancia de Ellis.

Durante el funeral, el ataúd fue cubierto con la bandera y tirado por un caballo blanco. Estuvo siempre acompañado por cinco oficiales a caballo y un oficial que conducía un caballo sin jinete. 

Al final del servicio funerario, dos helicópteros sobrevolaron el lugar y un músico interpretó "Amazing Grace" con una gaita. 

Para el reportero Jonathan Palmer, fotografiar el funeral de un policía caído era solo otro día en la oficina. Ni Palmer, nativo de Louisville, Kentucky, ni el editor de fotos del Lexington Herald-Leader, que le pidió cubrir el funeral, sabían que la imagen se volvería viral.

Fue solo cuando se publicó la foto en Reddit que voló a través de Internet e inspiró miles de titulares a nivel mundial. 

"Tenía lágrimas en los ojos. No pude ver a través claramente a través de la lente en ese momento", le dijo Palmer a TODAY.

Mientras que Palmer sabe que muchos de los que ven la foto quieren creer que Figo tocó el ataúd sabiendo que su compañero caído estaba adentro, el fotógrafo piensa que la imagen resuena en los corazones de todos por una razón diferente, más instintiva. 

Cree que ver una foto de un perro en un espacio reservado para el dolor humano nos ayuda a enfrentar el miedo universal a la muerte.

"Hay algo allí con animales y humanos que no podemos entender", dice Palmer. "Tal vez ver al perro es un recordatorio del amor y cuidado que tienes por tus seres queridos y se manifiesta en un momento tierno con un perro".

Palmer quiso retribuir con la foto más vista que ha fotografiado, y donó lo ganado de los medios de comunicación que usaron su imagen para una organización benéfica local de bienestar animal.

Si bien Palmer no es dueño de una mascota, espera que la foto haya ayudado en el proceso de duelo de los amigos y familiares de Ellis, y aplaude el periodismo en línea que hizo posible llegar a tantos con su imagen.

Sin duda, el lazo que se crea entre un oficial y su perro policía va más allá de lo laboral. Bien puede decirlo John Roche, el jefe de policía de Ridgefield, Connecticut, que tuvo que decir adiós a Zeus después de nueve años sirviendo en la unidad K9 de la fuerza policial.

El funcionario canino lamentablemente tuvo que retirarse debido a problemas de cadera en 2014 y un año más tarde, tuvo que hacer su último viaje al veterinario.

Pero sus compañeros de la fuerza no iban a dejarlo ir sin una despedida formal como lo hacen con todos los demás oficiales caídos. Roche incluso ofreció un emotivo discurso para el hermoso perro.