Bebé de 5 meses quedó luchando por su vida tras 5 días en celda helada para inmigrantes

La madre de la pequeña culpa a los agentes de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos por la enfermedad que contrajo su pequeña tras pasar días en una celda helada.

La bebé y su madre llegaron al país norteamericano con la caravana de migrantes y mientras estaban bajo la custodia de los agentes la niña contrajo neumonía, según informó NBC News.

La niña ahora está hospitalizada en Carolina del Norte, donde se encuentra luchando por su vida contra la terrible infección.

La madre de 23 años, identificada como A. Portillo, indicó que ella y su hija fueron detenidas el pasado 12 de diciembre, luego de cruzar ilegalmente la frontera de EE.UU.

En un video compartido en YouTube, Portillo afirmó que durante su detención las autoridades fronterizas las trataron mal y las dejaron en una celda con temperaturas muy bajas.

Imagen tomada de: Flickr

Imagen tomada de: Flickr

LA NIÑA ESTABA SANA AL LLEGAR A LA FRONTERA

Portillo también aseguró que las duras condiciones en las que viajaba desde Honduras y a través de México ocasionaron que la salud de su hija se viera perjudicada.

La niña presuntamente recibió atención médica en la Ciudad de México y los médicos le dieron un antibiótico a la madre para que lo llevaran con ellas.

Según la madre, cuando llegaron a la ciudad fronteriza de Tijuana la niña ya se había recuperado completamente y estaba sana.

Una vez en Tijuana, el refugio donde estaban se inundó durante una tormenta masiva y tuvieron que evacuar. Fue entonces cuando decidió cruzar la frontera para pedir ayuda.

Imagen tomada de: YouTube/Quepasamedia

Imagen tomada de: YouTube/Quepasamedia

LOS AGENTES LE NEGARON LA ATENCIÓN MÉDICA

Portillo le dijo a NBC News que los agentes de la frontera le quitaron el antibiótico, algo que podría haber ayudado a la bebé.

Luego de la detención debieron permanecer dos días en celdas heladas en San Ysidro, California. Luego fueron llevadas a San Diego, donde permanecieron custodiadas tres días más.

La madre presuntamente pidió atención médica para su hija, la cual le fue negada porque los agentes las consideraban “invasoras”.

Al terminar su solicitud de asilo en los Estados Unidos, Portillo y su hija fueron dejadas en una iglesia en San Diego que funciona como refugio.

AHORA LA PEQUEÑA LUCHA POR SU VIDA

Ellas luego volaron para quedarse con la familia en Carolina del Norte. Cuando llegaron allí las condiciones de salud de la pequeña empeoraron.

Ahora la niña está luchando contra una intensa infección y según Portillo, los médicos le dijeron que se preparara para la posibilidad de que su hija falleciera.

Y esta no es la primera vez que algo como esto ocurre. Recientemente se conoció el caso de Jakelin Caal, una guatemalteca de 7 años que falleció en custodia de la Patrulla Fronteriza.

Según reportó Telemundo, la niña había sido separada de su padre y 48 horas tras su detención falleció por supuesta deshidratación.

El entierro de Jakelin coincidió con la notificación de la muerte de un segundo menor guatemalteco bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza en el estado de Nuevo México.

Las mujeres y los niños detenidos en la frontera de los Estados Unidos a menudo pasan noches en celdas heladas y condiciones que algunos consideran violaciones a sus derechos humanos.

Muchos suelen tener complicaciones de salud tras su detención, pues no les permiten ducharse por varios días o les niegan el acceso a artículos básicos de higiene personal.

Según comentó Human Rights Watch, el tiempo en las celdas de detención de la Patrulla Fronteriza es el período “más traumático” para mujeres y niños detenidos por las autoridades.

Artículos relacionados
Feb 05, 2019
Inmigrante saltó el muro con 8 meses de embarazo, tuvo un bebé con Síndrome de Down y pide ayuda
Dec 27, 2018
Desgarrador adiós a Jakelin, la niña de 7 años que murió en manos de la Patrulla de Frontera
Dec 15, 2018
Niña de 7 años muere por deshidratación en la frontera entre EEUU y México
Noticias Mar 21, 2019
Hombre mexicano de 40 años fallece bajo custodia tras ser atrapado por control fronterizo de EEUU