logo
shutterstock.com
Fuente: shutterstock.com

Chiste: Hombre entra a un bar y ve a un granjero emborrachándose en un hermoso día

Vanessa Guzmán
30 jun 2019
10:48
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una imagen puede valer más que mil palabras, pero si esas palabras carecen de contexto, pueden interpretarse de una manera que preferiríamos evitar, como descubrió un agricultor en el chiste del día.

Publicidad

Peter fue a comprar un poco de leche en casa del granjero Carl. Cuando Peter llegó, encontró a Carl sentado bajo un árbol emborrachándose.

"Es un día tan hermoso, ¿por qué estás sentado aquí emborrachándote?", Preguntó Peter. Desmotivado y con una botella de brandy en una mano, Carl respondió: "Algunas cosas no pueden explicarse".

Un hombre infeliz sentado bajo un gran árbol. | Fuente: Shutterstock

Un hombre infeliz sentado bajo un gran árbol. | Fuente: Shutterstock

Publicidad

Preocupado, Peter se sentó junto a Carl. "Entonces, ¿qué pasó que es tan horrible?", preguntó. Carl dejó escapar un suspiro y explicó: “Bueno, hoy estaba sentada junto a mi vaca ordeñándola. Justo cuando conseguí el cubo casi lleno, ella tomó su pierna izquierda y pateó el cubo".

"Oh, ya veo", dijo Peter y añadió, "pero por suerte, eso no es tan malo, ¿no?" Carl tomó un trago de brandy y observó: "Algunas cosas no pueden explicarse".

Curioso por lo que sucedió, Peter instó al granjero a continuar. "Entonces, ¿qué pasó después?", Preguntó.

"Tomé su pierna izquierda y la até al poste de la izquierda", explicó Carl. “Luego me senté de nuevo y continué ordeñándola. Justo cuando conseguí el cubo casi lleno, ella tomó su pierna derecha y pateó el cubo".

Publicidad
Granjero ordeñando una vaca. | Fuente: Shutterstock

Granjero ordeñando una vaca. | Fuente: Shutterstock

Peter sacudió la cabeza hacia la vaca que no cooperaba y preguntó: "¿Y luego qué pasó?"

Carl tomó otro sorbo de brandy antes de responder: "Esta vez tomé su pierna derecha y la até al poste de la derecha". Me senté de nuevo y comencé a ordeñarla de nuevo. Justo cuando conseguí el balde casi lleno, la estúpida vaca golpeó el balde con su cola".

Publicidad

Peter comenzó a entender la necesidad del granjero de tomar una bebida y agregó: "Algunas cosas simplemente no se pueden explicar".

Granjero ordeñando una vaca con las patas atadas. | Fuente: Shutterstock

Granjero ordeñando una vaca con las patas atadas. | Fuente: Shutterstock

Publicidad

"Entonces, ¿qué hiciste?" Peter preguntó, a lo que Carl respondió: "Bueno, no tenía más cuerda, así que me quité el cinturón y até su cola a la viga". En ese momento, mis pantalones se cayeron, y mi esposa entró...

En otra broma relacionada con el chiste del día, el hombre aprendió una valiosa lección después de que dijo cosas durante una discusión con su esposa, ella se aseguró de que luego se arrepintiera.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Gemelos envían a papá a un ancianato y se enteran de que dejó su herencia al conserje, que es idéntico a ellos - Historia del día

28 de febrero de 2022

Niños de familia rica fingen ser mendigos: "Queremos ayudar a nuestro amigo", le dicen a la gente - Historia del día

14 de abril de 2022

Novio llega a la iglesia y ve a su novia casándose con otro hombre - Historia del día

20 de mayo de 2022

Tras muerte de esposa, hombre sueña con mujer desconocida por meses y la conoce accidentalmente un día - Historia del día

09 de febrero de 2022