First Dates: resumen del último capítulo de la nueva temporada

Estos extraños se atrevieron a cenar juntos, con la intención de ver si en ellos encuentran el amor que necesitan en sus vidas.

En el nuevo episodio de ‘First Dates’, nuevas posibles parejas compartieron sus historias, gustos y algunas miradas, para al final decidir si quieren o no, volver a salir juntos.

No te pierdas los detalles de lo que ocurrió en cada una de las citas que tuvieron lugar en el restaurante del amor, en el que un grupo de desconocidos apostaron a encontrar a su media naranja con la complicidad del presentador Carlos Sobera.

MARCOS E IRENE

Con aspecto desenfadado, entró Marcos al restaurante. El artista de 24 años que se define como “bohemio y soñador”, dijo que busca una persona a la que le interese el mundo cultural y que tenga un toque antiguo.

“Busco a una chica de aire antiguo, porque me atrae el arte y las películas de tiempos pretéritos”, dijo el chico de mirada triste, aunque aseguró ser una persona alegre.

Esas cualidades las debía reunir Irene, una estudiante madrileña de 21 años a la que, en su impresión inmediata sobre Marcos, se dio cuenta de que el joven evadía verla a los ojos y también era difícil sacarle algunas palabras.

Ambos fueron llevados a la mesa por Sobera, quien tiene como objetivo que surja el amor entre las parejas que ocupan el restaurante.

POCO EN COMÚN

En medio de la conversación de Marcos e Irene, a pesar de que ambos confesaron ser ateos, algo que el artista de 24 años refutó en el confesionario, fueron muy pocas cosas las que descubrieron tener en común.

A ella no le gusta mucho el arte o no se le da muy bien, a menos que sea el maquillaje y él, desde un principio, dejó claro que le importa mucho la creación artística y expresar lo que siente.

Entre miradas evasivas y pocas palabras, Marcos iba atendiendo las interrogantes de Irene, quien consideró que “su pareja” fue bastante esquiva.

Poco le gustó que él no fuese claro al contestar y que no le mirase a la cara, por lo que, al finalizar la cita, aunque Marcos manifestó su interés en verse una segunda vez, Irene se negó y le dijo: “Podemos hacerlo como amigos, pero creo que somos personas muy diferentes.”

ANIBAL Y LAURA

Laura y Aníbal se atrevieron a tener una cita a ciegas bastante peculiar. Ya en la mesa, ella no paraba de estornudar y toser. Su reacción es por la alergia a los gatos, y aunque a su acompañante le pareció algo loco, ella tiene 13 en su casa.

A pesar de que se mostró sorprendido, sobre todo por pensar cómo hace para alimentarlos y tenerlos a todos dentro de su hogar, fue precisamente su gusto por los mininos lo que los unió.

“PARA CONOCERTE UN POQUITO MEJOR”

Al final, parece que la buena comunicación, la química y sus gustos similares, dieron pie para que Aníbal aceptara una segunda cita con Laura, “para conocerte un poquito mejor y ver cómo eres más a profundidad”.

A lo que Laura respondió: “Podría llevarte a Murcia y salir de fiesta a ver si te gusta”. Ambos se fueron del confesionario tomados de la mano.

BETTY Y GIUSEPPE

Desde que llegaron al restaurante, parecía que se respiraba el amor en el aire, o al menos eso se percibía a través de las pantallas.

Betty tiene 83 años y Giuseppe 82. Ambos están conscientes de su edad y solo buscan a alguien con quien compartir el resto de sus días.

A pesar de que Betty vive entre Italia y España y él tiene residencia fija en España, demostraron casi desde el inicio de su cita que hay mucho interés y atracción.

Su química fue tan fuerte que ambos han tenido claro que su amor será capaz de superar cualquier obstáculo y distancia.

“Si funcionan las cosas estarías tiempo en Italia y tiempo en España, sin necesidad de cambiar ninguno de los dos”, dijo Betty, al tiempo que precisó que serían “seis meses en una casa y seis en otra. ¿Qué dices?”.

NO HAY DISTANCIAS CUANDO HAY “FEELING”

Jovial y singular, la dama de 83 años manifestó: “Cuando hay feeling con una persona las distancias no existen”.

Betty precisó que busca a una persona que la quiera y esté cerca de ella. “Una persona con la que terminar los meses, años y Dios quiera sean muchos, que me quedan por vivir”.

Sin pensarlo, Giuseppe le respondió: “Para mi criterio ya lo encontraste”. El simpático hombre de la tercera edad expresó que Betty es “una mujer con ganas de seguir, viviendo y disfrutando consciente de la edad que tiene”.

Ante la interrogante de Betty, señaló: “Lo mismo quiero para los días, meses o años que me quedan”.

Selló su compromiso con la dama con un dulce beso en las manos y una vez en el confesionario reveló: “Cuando te conocí me causaste un gran impacto y me gustaría formalizar lo que estamos emprendiendo”.

La bella dama no pensó dos veces para decirle que ella también quiere formalizar lo que nació entre ambos y resaltó que le gusta que él esté tan emocionado.

VÍCTOR Y LETICIA

Él tiene 24 años y es médico. Busca a una mujer trabajadora que tenga objetivos en la vida, que luchen por ellos y que sean inteligentes. También quiere una chica extrovertida y de mente abierta.

Leticia nació en Brasil, pero vive en Madrid donde está estudiando gestión y administración pública. En su primera impresión, Víctor expresó que la joven le gustó porque es una mujer de su tipo.

En cuanto a Leti, ella confesó que él no es de su tipo, pero pensó en darle una oportunidad, pues el físico no es lo único en lo que se fija.

Una vez entablada la conversación en la mesa, mientras comían, él le dijo a ella que era médico y Leticia quedó impresionada. Expresó que no se lo esperaba y destacó que le gusta bastante, porque además “se ve que es un hombre trabajador”.

Mientras habló de su carrera y dijo que quiere aprender de la política de Europa para aportar su granito a su país natal, ella reveló que lo que más le apasiona es viajar.

GUSTO COMPARTIDO

Víctor vio en Leti que es una mujer trabajadora y nada conformista. “Me pareció una chica con mucha empatía, sabe escuchar, tiene tema de conversación y tiene como ganas de comerse el mundo que eso es algo que a mí me gusta bastante”.

Aunque ella no tenía muchas expectativas al principio, Víctor despertó todo su interés y le dijo que le gustaría seguir conociéndolo “más despacito y tranquilo”.

Él manifestó querer tener otra cita con ella para seguir conociéndola y ver qué sale.

ROBERTO Y VANESSA

Roberto y Vanessa llegaron al restaurante con muchas ganas de encontrar a alguien con quien compartir sus gustos.

Él busca a alguien con quien comunicarse y contarle sus cosas. Es bombero de profesión, tiene 48 años y es separado, sin hijos. “Me gustaría una mujer que estuviera relacionada con el deporte”.

Vanessa tiene 36 años, es entrenadora y quiromasajista. Le gustan las personas que trabajan muy fuerte, porque ese es el ejemplo que le dio su padre desde que era una niña.

A primera vista, Roberto dijo que lo que más le gustó de su cita fue su trasero porque “lo tiene bien puesto”.

Roberto ve a Vanessa como una mujer valiente, que tiene las cosas muy claras, algo que a él le gustó mucho porque tiene la misma visión en la vida. Busca a alguien que le sume.

Por su parte, Vanessa, quien confesó no tener una pareja desde hace 5 años, vive en Mayorca y trabaja en un gimnasio. Dijo que le gusta viajar, pero no ha salido de España, algo que le pareció extraño a Roberto, quien cree que para tener un gusto hay que alimentarlo.

Al final de la cena, ya en el confesionario, Roberto expresó que estaría encantado de tener una segunda cita con Vanessa, pero ella no tendría una segunda cita en plan amoroso porque dijo “no haber sentido esa atracción que tienes que sentir”.

DAVID Y EUGENIA

David y Eugenia llegaron a 'First Dates' en busca de una pareja, pero su cita no fue tan placentera como quizá lo esperaban. Muchas cosas de la conversación entre ambos no fueron del agrado entre las dos partes.

David, a quien no le gustan las mentiras y expresó su agrado porque a su compañera tampoco le gustan, dijo que no le importa el peso o color de cabello de una mujer, pero precisó que a Eugenia le falta glamour.

A pesar de que la considera una mujer encantadora, dijo que debe quererse más y no le debería preocupar lo que piensen los demás de su peso.

Sin embargo, pensó que algunos detalles sobre ella no fueron de su agrado, ya que para su gusto debería ser una mujer más glamorosa y “no me importa que esté obesa”.

ALGUIEN CON QUIEN COMPARTIR LA CAMA

Eugenia, que se define como una chica punk que le gusta ir contra las reglas, estudia a sus 42 años. En su primera impresión, resaltó que su compañero de cita es guapo y le llamó la atención su forma de vestir. “Me ha gustado”.

Ella busca un hombre que la haga reír y con quien compartir su cama al momento de dormir, pero quedó impactada cuando él expresó que la cama es para el sexo, descansar y poco más.

A pesar de las sorpresas surgidas en la cita, al consultarle si le daría una segunda oportunidad a su cita, ella señaló: “Tendría una segunda cita con David porque me apetece conocerlo un poco más”.

Pero él la descartó diciendo que no tendría una segunda cita porque le hubiera gustado que ella fuera más femenina.

Artículos relacionados
twitter.com/firstdates_tv
Relaciones Sep 15, 2019
First Dates, 11 de septiembre: resumen del último capítulo de la nueva temporada
facebook.com/firstdatescuatro
Relaciones Sep 18, 2019
First Dates: resumen del último capítulo de la nueva temporada
youtube.com/First Dates
Relaciones Sep 14, 2019
First Dates, 13 de septiembre: resumen del último capítulo de la nueva temporada
twitter.com/firstdates_tv
TV Sep 05, 2019
First Dates: todo lo que pasó en el último capítulo de la nueva temporada