Facebook/Alessandro Lequio Jr.
Fuente: Facebook/Alessandro Lequio Jr.

Álex Lequio es trasladado a su casa por falta de camas en el hospital

Valeria Garvett
26 mar 2020
21:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Álex Lequio ha debido partir a casa para continuar con su tratamiento, pues la institución médica en la que permanecía recluido representaba un riesgo para su salud.

Publicidad

Bien sabemos que el joven de 28 años ha tenido unas semanas duras a causa del cáncer que padece. Varios días atrás, Lequio fue nuevamente internado en la clínica Ruber de Madrid a raíz de la enfermedad, pero parece que cambiaron los planes para el empresario.

Publicidad

Según la revista Semana, el equipo de médicos de Álex concluyó que era mejor que saliera del centro médico para continuar con su tratamiento desde casa, en vista de que la clínica -como muchas otras más- atraviesa una saturación debido al nuevo coronavirus.

Bien se sabe que desde hace semanas, el COVID-19 rápidamente se ha extendido por todo el planeta, dejando miles de víctimas a su paso. A nivel mundial, más de 438.000 personas se han contagiado, de las cuales alrededor de 19.700 han muerto.

Publicidad

Como informa el Centro de Ciencia e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, solo en España se han presentado casi 50.000 casos, país que viene siendo el cuarto más afectado. La mayor cantidad de contagios se ha dado en China, mientras que de segundo lugar se encuentra Italia y luego Estados Unidos.

Publicidad

Estas cifras aumentan cada hora, por lo que los gobiernos del mundo han optado por implementar diversas medidas de prevención como el aislamiento social, con el fin de evitar que el coronavirus se siga propagando.

La crisis sanitaria en España ha causado que hospitales y clínicas se queden sin recursos al verse desbordados de pacientes con COVID-19, un virus sumamente peligroso para personas vulnerables como Álex Lequio.

Publicidad

Debido a esto los expertos han optado por reubicar al hijo de Ana Obregón. Desde casa, Lequio seguirá con su tratamiento bajo el cuidado de su espléndida madre que ha movido cielo y tierra para permanecer junto a su hijo, cuidándole y apoyándole en todo momento.

Fue hace casi dos años cuando al chico de 28 años se le diagnosticó cáncer. Pero desde siempre Lequio se ha mantenido con una actitud positiva, tomando la enfermedad como cualquier otra.

Publicidad