Medios

31 de mayo de 2020

Imágenes de desesperación y optimismo: un enfermero retrata cómo se vive dentro de un hospital

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Un enfermero decidió recurrir a su cámara para documentar lo que día a día pasa en uno de los hospitales que recibe más afectados por el coronavirus.

Paolo Miranda es un enfermero que trabaja en el área de cuidados intensivos en el hospital de Cremona, una de las ciudades de Italia que se ha visto más afectadas por el virus COVID-19.

El instituto médico se convirtió en una especie de campo de batalla donde sus trabajadores hacen guardias de hasta 12 horas, mientras a su alrededor la gente contagiada por el virus sufre por sus síntomas y miles fallecen.

Publicidad

Ante estas duras circunstancias, Paolo decidió utilizar su cámara para plasmar la cotidianidad que se está viviendo en el centro asistencial y mostrarlo al mundo a través de sus redes sociales.

"Nunca quiero olvidar lo que nos pasó. Pronto se convertirá en historia", dijo en una reciente entrevista a la BBC.

Publicidad

Dentro de las imágenes que ha tomado y compartido Miranda, se puede ver a los trabajadores sanitarios en sus momentos más humanos, abrazándose, llorando e incluso descansando luego de horas de arduo trabajo.

“No somos héroes, somos profesionales y, ante todo, seres humanos”, escribió el artista en una de las publicaciones que compartió en la que puede verse a una enfermera intentando consolar a un compañero.

Publicidad

En su proyecto, Pablo Miranda explica que como profesionales de la salud tienen un gran temor a resultar contagiados, pero ni esto ni el cansancio impiden que abandonen sus puestos de trabajo. Tampoco merman las ganas de ayudar a todo aquel que acude al hospital.

Italia ahora intenta volver a la normalidad tras entrar a la fase 2 de desconfinamiento, pero para el enfermero, la oscuridad sigue estando presente en sus vidas.

Publicidad

"Nos sentimos rodeados de oscuridad", dice. "Es como si estuviéramos llenos de heridas. Llevamos todo lo que hemos visto dentro de nosotros".

Paolo describe esta vuelta a la “normalidad” como la experiencia de un soldado que regresa de la guerra. Aunque entiende que no vio armas ni cadáveres en las calles, siente que “estuvo en las trincheras”.

El enorme esfuerzo de los trabajadores de la salud no ha pasado desapercibido para la población. Incluso, famosos como Toni Costa, Ricky Martin, Rihanna y Laura Pausini intentan aportar su ‘granito de arena’ para combatir la pandemia con generosos donativos.

Publicidad