Noticias

23 de mayo de 2020

La historia de una madre que logró encontrar a su hijo secuestrado tras 32 años de búsqueda

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Ella nunca perdió la esperanza de volver a ver a su hijo a pesar de las tres décadas transcurridas.

Li Jingzhi nunca dejó de buscar a Mao Yin quien fue secuestrado cuando solo tenía dos años de edad. Dejó su trabajo y dedicó su vida entera en todo lo que fuera posible hacer para que su hijo regresara a su vida.

Treinta dos años más tarde sus esfuerzos rindieron frutos y el niño que fue robado mientras su padre le buscaba un vaso de agua, regresó a los brazos de su progenitora siendo ya un hombre.

Li Jingzhi contando la historia de cómo secuestraron a su hijo Mao Yin. | Foto: YouTube/South China Morning Post

Publicidad

EL HECHO

Mao Yin iba con su papá caminando hacia su casa cuando se detuvieron en un hotel de la provincia de Shaanxi, al noroeste de China, para que el niño pudiera tomar agua.

Mientras su padre le buscaba un vaso con el vital líquido, el niño de dos años fue robado de la puerta del hotel para ser vendido por algunos dólares.

Durante más de tres décadas, Mao Yin se perdió de crecer junto a sus papás biológicos que no dejaron de sufrir por su ausencia ni un solo día. Su madre, Li Jingzhi hizo de todo. Nunca dejó de repartir afiches, acudir a programas de televisión y recorrer gran parte del país buscando a su hijo.

Publicidad

Li Jingzhi sosteniendo una fotografía de la infancia de su hijo Mao Yin. | Foto: YouTube/South China Morning Post

EL HALLAZGO

Mao Yin logró reunirse con sus padres gracias a la tecnología de reconocimiento facial y un análisis de ADN que determinaron que él era el mismo niño de dos años que le habían arrebatado a su familia.

Publicidad

Por fortuna una mujer dio con su paradero y en medio de la búsqueda de Mao Yin, otros 29 niños robados lograron volver con sus padres.

Hace algunos días, tras realizarse una minuciosa investigación policial y gracias a la madre que nunca desistió de hallar a su hijo, Mao Yin se fundió en un abrazo con sus padres al verlos de nuevo.

Li Jingzhi abrazando a su hijo Mao Yin tras pasar más de tres décadas buscándolo después de ser secuestrado. | Foto: YouTube/South China Morning Post

Publicidad

EMOTIVO REENCUENTRO

El emotivo reencuentro fue televisado por CCTV y miles de personas pudieron ver el momento en que Mao lloró con sus papás tras 32 años de no poder verlos.

"No quiero que me deje nunca más. No dejaré que me deje más", dijo su madre, Li Jingzhi.

La progenitora de Mao, quien ahora tiene un negocio de decoración, sostuvo con fuerza la mano de su hijo y agradeció a todas las personas que la ayudaron en su misión.

Publicidad

EN EL PROCESO

Durante la investigación, la policía china buscó en más de diez provincias y municipios en donde también estuvo la madre de Mao repartiendo unos 100 mil afiches en los que se ofrecía información de su hijo y se notificaba de su desaparición.

Fue la policía de Xi'an la que recibió la notificación de un hombre que había “comprado” a un niño hace 32 años por 850 dólares (6.000 yuanes).

Mao Yin junto a su madre Li Jingzhi y su padre tras su reencuentro. | Foto: YouTube/South China Morning Post

Publicidad

Por lo que usando una vieja foto de Mao se logró obtener una imagen de cómo sería su rostro actual y al compararla con la base de datos nacional, dieron con el paradero del hijo de Li Jingzhi.

"No puedo creer que después de ayudar a 29 niños desaparecidos a encontrar a sus familias, pueda encontrar a mi propio hijo", señaló Li.

Ahora la madre de Mao seguirá trabajando en su lucha contra los delitos de secuestro para que más niños robados sean reunidos con sus familias. Mao pasará unos días con sus padres y podría mudarse a la ciudad en la que viven sus progenitores para estar más cerca de ellos.

Publicidad