Vida

01 de noviembre de 2020

5 pasos hacia una relación sana con los hijos de tu pareja, según la opinión de un experto

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Convivir con niños que no son tuyos puede llegar a ser una tarea difícil. Sin embargo, hay muchas familias que se acoplan a la perfección y viven felices.

Busca lápiz y papel o afina la memoria. A continuación, te brindaremos los cinco pasos que debes seguir para tener una relación sana con los hijos de tu pareja.

El psicólogo Ángel Rull explicó que, para alcanzar el bienestar dentro de tu hogar, si tu pareja tiene hijos de una relación pasada, es necesario hacer algunos ajustes emocionales. Presta atención, si quieres que la cordialidad reine y la armonía fluya en tu entorno.

Pareja con hijos. | Foto: Shutterstock

Publicidad

CAMBIOS SENSIBLES

Si comenzaste una relación con un hombre o una mujer que tiene hijos con otra persona, considera que los niños son los que más sensibles se muestran a los cambios.

Rull pide que recuerden que los padres son los que tomaron la decisión de separarse y conseguir nuevas parejas. Por tal motivo, los adultos deben aceptar que los niños los verán como extraños y como una amenaza.

El experto explicó que la no aceptación por parte de los hijos de tu pareja, no se trata de algo personal, sino de un mecanismo de resguardo emocional por parte de los más pequeños. Es por eso que debes conocer los pasos que te ayudarán a tener una buena relación con ellos.

Publicidad

Pareja con dos hijos. | Foto: Shutterstock.

PASO UNO

Debes saber que hay límites invisibles. No son tus hijos y eso debes tenerlo presente cuando intentes educarlos y tratarlos.

Publicidad

Aunque les brindes amor, recuerda que tienen un papá y una mamá que se los dará en mayor cantidad que tú.

No busques competir con el cariño que sienten o le dan a sus progenitores porque tú estás entrando a sus vidas. 

Mujer jugando con niña en columpio. | Foto: Shutterstock.

Publicidad

PASO DOS

Adaptarse es primordial cuando estás entablando una relación amorosa con alguien que ya tiene hijos junto a una pareja pasada. 

Encuentra tu lugar en la relación y busca que te traten como la pareja de su papá o su mamá para que se cree un vínculo de respeto.

Puede que el proceso de aceptación te lleve algún tiempo, pero si actúas de buena manera, ayudarás a mantener un equilibrio.

Familia feliz. | Foto: Shutterstock.

Publicidad

PASO TRES

El o la ex, es el papá o la mamá de los hijos de tu pareja. Nunca hables más de ellos frente a los niños que conviven con ustedes. 

Aunque la persona con la que tienes un romance sí lo haga, evita convertirte en su cómplice porque no quedarás bien ante ellos. 

Respeta al otro representante detrás de los chicos, porque no puedes envenenar un vínculo de amor que nació antes de tú entrar a sus vidas.

Mujer arregla a niño antes de ir a la escuela. | Foto: Shutterstock.

Publicidad

PASO CUATRO

Busca intereses en común. Para llevarte bien con los hijos de tu pareja puedes intentar acercarte hablando sobre algo o haciendo alguna actividad que a ambos le interesen.

Aunque exista diferencia de edad, pueden compartir buenas experiencias juntos. Hacer deporte juntos, ir al cine, comer un helado o jugar algo que a todos les guste. 

Generar empatía con los hijos de tu pareja, será la mejor forma para que te acepten en la vida de su papá o mamá. 

Pareja con una niña. | Foto: Shutterstock.

Publicidad

PASO CINCO

No dudes en hablar con ellos. Las conversaciones pueden abrirte las puertas de su corazón y convertirte en su amiga o amigo.

Intenta siempre entablar diálogos cada vez más profundos para que los niños se sientan escuchados y valorados por ti.

Fortalece la relación hablando con tus hijastros. Ellos se darán cuenta de que no son rechazados por ti y que más bien quieres incluirlos en todo. 

Padres e hijos felices. | Foto: Shutterstock.

Publicidad

DATOS ADICIONALES

Cuando entablas una relación de pareja con una persona que ya tiene hijos, recuerda que antes que tú, estaban ellos en su vida. No intentes sacarlos del camino ni ganar el espacio que ellos tenían.

Busca siempre apoyarlos y alegrarte por lo positivo que hayan vivido. Trata de fortalecer cada aspecto de la relación y genera un ambiente de seguridad.

Después de analizar todo el entorno, deberás conocer sus intereses y demostrarles que son un pilar fundamental en la nueva estructura familiar. La empatía y la confianza, son indispensables.

Publicidad