"Abuelo de la UCI" que abrazaba bebés enfermos, falleció a causa del cáncer

Vanessa Guzmán
22 nov 2020
19:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Por más de una década se dedicó a brindar cariño y confort a los pequeñines del Hospital de Niños de Atlanta.

Publicidad

La historia del ‘abuelo de UCI’ llegó a su final el pasado 14 de noviembre. David Deutchman quien por 15 años abrazó a los bebés de la unidad de cuidados intensivos neonatales falleció a causa de un cáncer.

Su labor se dio a conocer en 2017 y conmovió a personas de todo el mundo. Para honrar al anciano, el personal del hospital realizó un desfile con ambulancias y hasta un helicóptero.

Publicidad

VOLUNTARIO DEL CENTRO DE SALUD

David era voluntario en el centro de salud que presta atención médica pediátrica. Además de brindarle su afecto incondicional a los pacientes, ayudó a los padres de los niños enfermos a conseguir fortaleza en medio de la adversidad.  

Deutchman murió a los 86 años. Había sido diagnosticado dos semanas antes con cáncer de páncreas en estadio IV.

Publicidad

Su muerte ha sido un duro golpe para su familia, quienes todavía no creen que se haya ido. Sin embargo, reconocen que su legado perdurará por siempre.

El popular abuelo inició su labor en el hospital luego de retirarse de su exitosa carrera en el área de mercadeo. Al ver que tenía mucho tiempo libre buscó algo en qué ocuparse y no permitir que el ocio tomara su vida.

Publicidad

BREVE ENTRENAMIENTO

Para poder comenzar como voluntario en el Hospital de Niños, David cumplió con un breve entrenamiento. Todo comenzó cuando estando en un centro de rehabilitación cercano al lugar, se preguntó si podía ayudar en algo.

Muy pronto se convirtió en "abuelo de la UCI" y aunque ayudaba a muchas personas, sentía que él era quien recibía la ayuda.

Sin embargo, el anciano brindó un gran apoyo emocional a los niños y sobre todo a los padres. Pero en ocasiones también atendía a los hermanos, abuelas y otros miembros de las familias de los pacientes.

Publicidad

SU SALUD COMENZÓ A DECAER

Al cumplir los 85 el año pasado, la salud de Deutchman comenzó a decaer. Entonces consideró retirarse de la labor que tanto amaba.

Publicidad

Con la llegada de la pandemia de COVID-19 el programa de voluntariado fue suspendido. Poco a poco se fue debilitando y luego del diagnóstico médico, fueron pocas las semanas que vivió.

El querido anciano siempre será recordado por miles de personas que fueron tocadas por su bella labor con los niños.

Asimismo, este abuelo tampoco olvidará la forma en que conoció a su nieto, pues a causa del coronavirus pudo verlo por primera vez a través de una ventana y la foto compartida en Twitter se hizo viral.

Publicidad