Vida

21 de noviembre de 2020

7 hábitos que pueden contribuir al envejecimiento prematuro

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Es cierto que la fuente de la juventud no existe, aunque algunas mujeres parecen envejecer mejor que otras.

A medida que pasen los años, tu piel y tu cuerpo comenzara a mostrar signos de envejecimiento. Es un hecho y no hay nada que puedas hacer para evitarlo.

Es cierto que la genética juega un papel importante en nuestra apariencia, pero las elecciones de estilo de vida también tienen un gran peso en el proceso de senectud. Estos son algunos hábitos que pueden hacerte lucir mayor de lo que eres.

Mujer con mascarilla en el rostro. | Foto: Pexels

Publicidad

7. NO USAR PROTECTOR SOLAR

Aplicarse protector solar a diario es uno de los cuidados de belleza más conocidos, sin embargo, muchas mujeres se saltan este paso. Los rayos del sol no solo provoca cáncer de piel, sino que también propicia la aparición de arrugas y manchas solares.

"El noventa por ciento de la piel el envejecimiento se debe al sol, por lo que usar protector solar a diario es uno de los mejores hábitos que puede adoptar para mantener su apariencia joven", opina el dermatólogo Alan J. Parks.

Mujer apliicándose protector solar en todo el cuerpo. | Foto: Pexels

Publicidad

6. OLVIDAR TUS LENTES DE SOL

De acuerdo al cirujano plástico Christian Subbio, entrecerrar frecuentemente los ojos en los días soleados puede provocar arrugas y las temidas "patas de gallo". Si deseas evitar el Botox a futuro, los lentes de sol serán tus mejores amigos.

5. MIRAR TU CELULAR A TODA HORA

No solo debes cuidarte de los rayos ultravioleta del sol, también debes considerar la luz HEV (visible de alta energía). La pantalla de tu teléfono, computadoras y tabletas emiten una luz azul que puede dañar tu piel si te expones por horas.

Mujer leyendo mensajes de texto en su teléfono. | Foto: Pixabay

Publicidad

Adicionalmente, si miras el celular por más de tres horas al día, podrías perder la firmeza de tu cuello debido a la inclinación de tu cabeza.

4. FRUNCIR MUCHO EL CEÑO

Otro hábito que puede contribuir al envejecimiento prematuro es fruncir el ceño con demasiada frecuencia. Cuando entrecierras mucho los ojos, las líneas de expresión terminan quedando grabadas en el rostro. ¡Sonríe más a menudo!

Modelo enojada con ceño fruncido. | Foto: Pexels

Publicidad

3. NO DORMIR LO SUFICIENTE

El mal dormir puede generar múltiples problemas de salud, además de contribuir a la aparición de líneas finas y disminución de la elasticidad de la piel. Si no duermes bien, tu piel no podrá recuperarse de las toxinas ambientales y los rayos ultravioleta.

2. ESTAR SENTADA TODO EL DÍA

Los resultados de un estudio del American Journal of Epidemiology arrojaron que pasar demasiado tiempo sentados hace que envejezcamos prematuramente.

Mujer trabajando en su laptop. | Foto: Pexels

Publicidad

"Las mujeres que no cumplían con las pautas de actividad física y eran sedentarias durante al menos 10 horas al día eran biológicamente mayores", explicó Aladdin Shadyab.

1. OLVIDARTE DE TUS MANOS, CUELLO Y ESCOTE

No sirve de mucho gastar tiempo y dinero en productos y rutinas de bellezas si dejas pasar por alto tus manos, cuello y escote. Piénsalo, no tiene mucho sentido tener un cutis terso y un cuello arrugado. No olvides colocarte cremas anti-envejecimiento en estas zonas del cuerpo. 

Manos humectadas. | Foto: Pexels

Al evitar estos siete malos hábitos podrás quitarte algunos años de encima. Otra manera de verte más joven es siguiendo estos cuatro consejos de maquillaje para pestañas.

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.