logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mamá primeriza ve a la suegra dar a su bebé alimentos peligrosos y se vuelve loca - Historia del día

Guadalupe Campos
02 oct 2021
23:40

Me horroricé cuando vi a mi suegra darle a mi bebé una comida que según el pediatra es peligrosa. Pero nadie pareció tomarme en serio.

Publicidad

Tuve a mi primera hija, Leticia, a los 37; podría decirse que arranqué un poco tarde. Siempre fui una mujer competente y eficiente, y ya para esta altura experimentada, pero ahí había algo en lo que era novata al 100 %: la maternidad.

Una bebé. | Foto: Shutterstock

Una bebé. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Hice lo mejor que sabía hacer: me leí una parva de libros sobre bebés y sobre pediatría. Tenía mucho cuidado de seguir las recomendaciones de los profesionales, así que algo que vi hacer a mi suegra me horrorizó.

Era domingo y Juan y yo estábamos de visita en casa de Estela, mi suegra. En un momento, Leti se puso súper incómoda y no paraba de llorar. Hice de todo: le di el pecho, le cambié el pañal, la alcé, la mecí... Nada parecía funcionar.

Ni siquiera quería el chupete. Después de un rato, Estela intervino: "Pásamela, tuve cinco hijos y sé calmar un bebé".

Lee también: Mujer pone un polvo blanco en la taza de té de su suegra y luego se sienta a esperar - Historia del día

Publicidad

Alzó a Leti, y tomó el chupete. Entonces, sin darme ni tiempo a reaccionar, mojó el chupete con una cucharada de miel y se lo dio.

"¡No, pero qué hace!", dije. "¡El pediatra dice que no se le puede dar miel, es peligroso!"

Estela se rió. "Sí, claro... Estos médicos dicen cualquier cosa. Mira, cariño, le di miel a cinco hijos, y mi madre a siete, y no se enfermó ninguno. Tenme fe, que sé lo que estoy haciendo".

"Páseme a la niña", dije, enojada. "Que es mi hija y yo decido qué es lo mejor para ella".

Bebé que llora. | Foto: Pexels

Bebé que llora. | Foto: Pexels

Publicidad

Estela no pareció tomar mi enojo en serio. Siguió meciendo a la niña, que chupaba tranquila el chupete con miel. "Bueno, primor", le dijo a la bebé. "Mami tiene que aprender a calmarse un poco..."

Eso me terminó de sacar de mis casillas. Le quité a la niña. "Tengo que recordarle que Leticia es mi hija, ¡no la suya!", le grité.

Bueno, tal vez me extralimité un poco con lo de alzarle la voz, lo admito. Pero Estela empezó a decirme que era una histérica y a sugerir que yo no servía como madre.

Juan, que estaba viendo todo esto, saltó en defensa de su madre. "Vamos, Laura, creo que le debes un pedido de disculpas a mi madre".

Publicidad

"¿Que yo le debo un pedido de disculpas? ¡Le acaba de dar un alimento peligroso a nuestra hija!", me indigné.

Juan me miró con la misma cara condescendiente de su madre. "Mi amor, mamá crió cinco hijos, creo que tiene una idea de lo que puede comer un bebé".

"La miel tiene esporas de clostridium botulinum, ¡puede enfermar seriamente a la bebé!", protesté.

Miel. | Foto: Unsplash

Miel. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Bah, no digas tonterías. Esta miel viene de un productor local. La como yo y la comen cientos de otras personas y nadie está con botulismo que yo sepa".

"Porque solo afecta a infantes", expliqué. Tenía ganas de llorar, y nadie parecía escucharme.

Dos días más tarde, Leti estaba llorosa, y muy débil. ¡No podía ni siquiera sostener la cabeza!

La llevamos al hospital. Cuando llegamos allá tenía problemas para respirar. Le diagnosticaron botulismo, y tuvieron que internarla y darle antitoxinas.

Lee también: Mujer rica insulta a un vagabundo por cubrir a su hija friolenta con su abrigo - Historia del día

Publicidad

Juan estaba muy shockeado y avergonzado. Me di cuenta de que no sabía qué decirme: su madre había puesto la vida de nuestra hija en peligro, ¡y él la había defendido! Yo me senté junto a la cuna de Leah y la miraba dormir mientras él caminaba de un lado al otro del corredor hablando por teléfono.

Podía escuchar que estaba enojado, y en las idas y vueltas pescaba retazos de conversación. "La miel... Te aseguro que... Sí, pero los médicos...", y luego más enojado: "¡Pero Laura te dijo...!", "Es TU culpa...".

Cuando Juan volvió estaba con cara de velorio y en silencio. Me abrazó. Poco después los médicos nos mandaron a casa. Leti pasaría la noche y posiblemente unos días más en el hospital.

Publicidad
Bebé en el hospital. | Foto: Unsplash

Bebé en el hospital. | Foto: Unsplash

No dormimos esa noche. Al día siguiente, nos llevamos una sorpresa desagradable: ahí estaba mi suegra Estela con un hombre alto de aspecto distinguido que examinaba a Leticia.

Publicidad

"¿Qué pasa acá?", pregunté, con cara de pocos amigos. "¿Qué hace aquí, Estela? Leti no puede recibir visitas".

"Todos sabemos que estos doctorcitos de hospital no saben nada", dijo, con arrogancia. "Así que le pedí al Dr. Gadavian que evalúe a Leticia y me diga qué es lo que realmente le pasa".

No tenía palabras. No podía creer que tuviera el tupé de hacer eso. Pero entonces el Dr. Gadavian habló: "Lo siento, señora Miranda, pero el diagnóstico es correcto. La niña tiene botulismo infantil. ¿Acaso comió miel?"

"¿Miel?", dijo Estela, y se puso pálida. "Un poquito nada más, en el chupete... Lo hice con todos mis hijos y..."

Publicidad

"Bueno, entonces usted tuvo mucha suerte", dijo el médico. "Esta bebé está así de enferma por ese 'poquito nada más' de miel".

Estela se volvió hacia mí, y pude ver que se le llenaban los ojos de lágrimas. "Lo siento, lo siento tanto", dijo, con la voz quebrada. "Laura, tenías razón, ¿podrás perdonarme? ¡Nunca querría hacerle daño a Leti, la adoro!"

Anciana que llora. | Foto: Shutterstock

Anciana que llora. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Por supuesto que aceptamos las disculpas de Estela. Días después, Leticia estaba bien. Mi suegra fue mucho más amable conmigo después de eso, y visitarla dejó de ser un calvario.

No es una mujer fácil de tratar y nunca lo será (los hermanos de Juan no la visitan nunca porque tienen sus razones), pero realmente adora a su nieta. Y ahora nunca le da nada sin consultarme antes.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Escucha antes de actuar. Estela creía que sabía más que su nuera así que no quiso escuchar razones que venían de Laura.

Admite tus errores. Estela no quería admitir que había cometido un grave error ni disculparse. Tuvo que ir un especialista para convencerla de que se había equivocado.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede alegrarles el día e inspirarlos.

Lee también: Hombre rico muere y le deja a su hijo mimado solo una carta con palabras impactantes - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Hijo echa a su madre de 80 años a un asilo de ancianos: años después no la encuentra allí - Historia del día

13 de mayo de 2022

Abogado rico se burla de mujer pobre que limpia en restaurante: ve de cerca su rostro y nota que es idéntica a él - Historia del día

24 de mayo de 2022

Padre sigue a su hija de 12 años y descubre que todos los días visita una casa abandonada - Historia del día

22 de febrero de 2022

Mujer rica echa de la casa a su suegra pobre y después encuentra una nota en la mesa - Historia del día

08 de mayo de 2022

Hombre que echó a su hija con su bebé la busca por 5 días: ve su cochecito bajo un puente - Historia del día

11 de mayo de 2022

Mujer escucha a su hijo burlarse de su pobre abuelo que vive en un viejo tráiler - Historia del día

11 de mayo de 2022

Mamá que trabaja en supermercado oye que su hija se avergüenza de invitarla a su lujosa boda - Historia del día

08 de mayo de 2022

Abuelos echan a adolescente embarazada al frío: años después le piden ayuda - Historia del día

29 de marzo de 2022

Operador ignora a niño de 4 años que llama a pizzería pidiendo ayuda para su madre embarazada - Historia del día

18 de febrero de 2022

Niño huérfano halla mochila malograda en casa abandonada y se entera de que es de su madre desaparecida - Historia del día

04 de mayo de 2022

La ex de mi novio regresó y lo obligó a echarnos a la calle - Historia del día

12 de mayo de 2022

Anciano ve flores frescas en la tumba de su esposa y un día se encuentra a una mujer joven allí - Historia del día

20 de marzo de 2022

Tras haber abandonado a su hija 24 años atrás, la madre se presenta en su boda - Historia del día

22 de marzo de 2022

Novio llega a la iglesia y ve a su novia casándose con otro hombre - Historia del día

20 de mayo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited