NoticiasPersonas

11 de octubre de 2021

Pareja recorre más de 900 km para reunir a un hombre sin hogar con su familia que lo creía muerto

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Tender la mano a la gente puede parecer a veces una idea descabellada. Sin embargo, una pareja de Arkansas no piensa así. Por ello, no dudaron en ayudar a reunir a un indigente con su familia, tras 15 años sin verse.  

Algunas historias son tan conmovedoras que dejan una impresión duradera en nosotros, mucho después de haber sido contadas. Dawn y Jodi se convirtieron en un faro de esperanza para un indigente que llevaba más de una década viviendo en las calles de Little Rock, Arkansas. 

Jodi y Dawn Gieber ayudaron a James a reunirse con su familia perdida. | Foto: youtube.com/THV11

Publicidad

James se había convertido en un rostro familiar para la gente que vivía en la zona, incluidos los esposos Jodi y Dawn. Ellos lo veían a menudo en la carretera cuando salían a trabajar. Jodi se lo encontraba mientras patrullaba las calles y Dawn lo hacía de camino al juzgado. 

Dawn siempre se preguntaba por la historia de la vida de James y qué le había llevado a su actual situación. Aunque el indigente se había ganado una mala reputación por ser antipático y mezquino, ella sabía que había algo más. 

"James solo tenía hambre. Tenía frío. Comía en los contenedores de basura. James no tenía recursos y mi marido y yo sentimos que teníamos que hacer algo para ayudarle", contó Dawn

Publicidad

La mujer, que trabajaba como especialista en registros en el Tribunal de Circuito del Condado de Pulaski, sacó fuerzas para preguntar a James algo personal. Le preguntó por qué era un sin techo. 

Al contrario de cómo se suele tratar a las personas que viven en la calle, Dawn quería que James se sintiera como un ser humano. El hombre le dijo que había perdido todo contacto con su familia y que a pesar de todos sus esfuerzos, no sabía cómo volver a encontrarse con ellos. 

"Hablé con mi esposo y le dije que teníamos que hacer algo. James no tenía recursos. Hicimos búsquedas en Google y, finalmente, mi marido encontró algunos números", dijo Dawn.

Publicidad

Tras intentarlo todo, llamadas telefónicas, mensajes de voz y correos electrónicos, Jodi y Dawn tuvieron éxito en sus esfuerzos. Fue cerca del Día de Acción de Gracias cuando Dawn recibió una llamada de la sobrina del indigente. Le dijo que habían estado buscando a James y que lo creían muerto. 

Publicidad

Poco después, los esposos consiguieron que James hablara con su familia. Fue un momento muy emotivo para él. Pero antes de que los Gieber pudieran reunirlo con su familia, descubrieron que tenía órdenes de detención pendientes en Little Rock. 

"Me presenté ante el juez y le conté la situación de James y que estábamos dispuestos a pagar todos sus honorarios y el juez desestimó todos los cargos", indicó Dawn. 

Aunque defender a James podría haberles costado a los Gieber sus carreras, ellos no dudaron en ayudar al indigente. Tras comprarle ropa nueva y hacer todos los arreglos necesarios, llevaron a James a su nuevo hogar, cerca de Illinois. 

Publicidad

Era solo cuestión de tiempo que el hombre sin hogar se reuniera con los miembros de su familia perdidos hace tiempo. Todo ello solo fue posible gracias a los incesantes esfuerzos de Jodi y Dawn. 

James, que una vez fue un vagabundo sin esperanza de una vida mejor, finalmente encontró a sus seres queridos y vive felizmente con su familia. Todo gracias a los Giebers, que sintieron que era su deber ayudar a un amigo necesitado.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad