logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre vive en secreto en su lugar de trabajo por meses hasta que colega comienza a sospechar - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando su novia lo echó, Arturo se vio obligado a vivir en el hospital donde trabajaba. Trató de que los demás no lo notaran, pero una compañera cirujana, Susana, descubrió la verdad.

Publicidad

Aunque Arturo creció como huérfano en Bogotá, Cundinamarca, ganó una beca para la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia. Después de graduarse, se convirtió en residente en el Hospital San José de Bogotá.

A los 30 años vivía con su novia, Juliana. Habían estado juntos durante cinco años y vivir juntos parecía la mejor opción. Pero el trabajo era frenético.

Fachada de un hospital con árboles en las jardineras. | Foto: Shutterstock

Fachada de un hospital con árboles en las jardineras. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Ser residente no se parecía en nada a programas como Grey's Anatomy. Era agotador y había que estudiar constantemente. A veces, Arturo no tenía tiempo para irse a casa y se quedaba en las salas de guardia.

Esto enfurecía mucho a Juliana. Sin embargo, el hombre pronto se enteró de que su novia no estaba furiosa por su ausencia.

“Hemos estado juntos durante años. Ambos tenemos 30 años. ¿Cuándo nos vamos a casar?”, le preguntó ella en su día libre. “Juliana, ¿a qué viene el tema?”, dijo el médico.

Lee más: Enfermera rompe la ley para hacerle un aviso al esposo de su paciente embarazada - Historia del día

Publicidad

“Es de lo que la mayoría de las parejas hablan a menudo cuando han estado juntas por un tiempo”, espetó la mujer.

“Bueno, no lo sé. Ahora no es el mejor momento. Todavía tengo que pensar en mi beca... tal vez, podríamos esperar unos años más”, dijo Arturo.

“Eso no es justo. Ya tienes éxito y las personas no detienen sus vidas por completo debido a una carrera. Necesito saber que no me estás haciendo perder el tiempo. ¿Has pensado en casarte conmigo?" Preguntó Juliana, más triste que enojada ahora.

Un hombre y una mujer discutiendo en un lugar público. | Foto: Pexels

Un hombre y una mujer discutiendo en un lugar público. | Foto: Pexels

Publicidad

“Yo... no lo he hecho. No estoy listo para eso”, respondió. La mujer comenzó a sollozar y cuando él trató de consolarla, ella lo apartó.

“Perfecto. Mi nombre está en el contrato de arrendamiento. Tienes que irte de inmediato. Terminamos. Necesito encontrar a alguien que quiera las mismas cosas que yo”.

“¡No puedo creer que pasamos cinco años juntos en vano!”, gruñó la mujer mientras tomaba el bolso de su ahora expareja y comenzaba a empacar sus cosas. “¡Adiós, Arturo!”.

El hombre tomó sus cosas y se sentó en su auto en el estacionamiento. No estaba triste por esta ruptura con Juliana. Un terapeuta probablemente diría que nunca había aprendido a formar vínculos familiares porque vivió como huérfano toda su vida.

Publicidad

Pero eso no le importaba mucho. Su problema ahora era que no tenía adónde ir.

A pesar de su éxito como médico, todavía no tenía ahorros. A los residentes no se les pagaba tanto como la mayoría de la gente imagina. Además, él vivía demasiado en el momento, gastando cada centavo que ganaba en sus caprichos.

Médico con su vestimenta para cirugía sentado en un sofá de hospital mientras mira el suelo. | Foto: Pexels

Médico con su vestimenta para cirugía sentado en un sofá de hospital mientras mira el suelo. | Foto: Pexels

Publicidad

Así que el único lugar al que podía permitirse ir ahora era al hospital. “Esto es sólo temporal”, pensó mientras se instalaba en una sala de guardia. Pero lo temporal se volvió permanente.

Después de unos meses, Arturo todavía no tenía mucho dinero ahorrado. Solía ​​compartir los gastos con Juliana, pero los precios del alquiler habían aumentado ese año. Nada parecía razonable.

Además, vivir en el hospital no era tan malo. Tenía todo tipo de comodidades y dormía lo suficiente. Pero el jefe de residentes, el Dr. González, había estado a punto de descubrirlo unas cuantas veces.

Desde entonces, el joven doctor siempre se despedía y se escondía en su auto hasta que el Dr. González se iba al final de la jornada. Funcionaba la mayor parte del tiempo a menos que el hombre mayor tuviera una cirugía más larga.

Publicidad

En esos días, movía su automóvil y estacionaba lejos de la camioneta del jefe de residentes. Sin embargo, uno de sus colegas demostró que Arturo no era tan astuto como pensaba.

Un día, estaba viendo Netflix en su teléfono, esperando volver adentro después del turno del Dr. González, cuando Susana llamó a su ventana. “¡Susana, me asustaste! ¿Qué estás haciendo aquí?”, preguntó el médico, sorprendido.

Un automóvil aparcado en un estacionamiento. | Foto: Pexels

Un automóvil aparcado en un estacionamiento. | Foto: Pexels

Publicidad

“La verdadera pregunta aquí es ¿qué estás haciendo TÚ aquí?”, preguntó la mujer con sarcasmo.

“Estoy viendo Netflix en mi teléfono. ¿Algún problema?”, dijo el doctor a la defensiva.

“Ajá. ¿Y por qué no lo ves en tu casa?”, ella bromeó en respuesta.

“Porque... eehh... este programa simplemente...”, tartamudeó.

Lee también: Esposo pide el divorcio cuando su esposa queda embarazada por quinta vez, él vive para lamentarlo - Historia del día

“Basta, Arturo. Vamos. Estoy aquí porque sé lo que estás haciendo. Lo he sospechado durante meses, ya que has esquivado al Dr. González varias veces”.

Publicidad

“Le dijiste la semana pasada que habías dejado tu estetoscopio en tu cubículo. Bueno, todos lo dejamos en nuestros cubículos”, dijo Susana. "Así que ahora he llegado a la conclusión de que has estado viviendo aquí de forma permanente".

Arturo suspiró. Él y Susana tenían una rivalidad desde que ambos habían sido aceptados como residentes en el hospital. Ambos eran los mejores de su clase en diferentes universidades y querían convertirse en los mejores cirujanos del personal.

Una joven posando para la cámara. | Foto: Pexels

Una joven posando para la cámara. | Foto: Pexels

Publicidad

A menudo se peleaban por los pacientes, pero no de manera maliciosa. Sin embargo, nunca habían tenido relación entre ellos fuera del trabajo. Ahora la reputación de Arturo pendía de un hilo.

“Está bien. Me atrapaste. ¿Y qué?”, contestó el hombre.

La mujer levantó las manos. “Oye, cálmate. No voy a decirle al Dr. González sobre esto. Pero tengo que decir que, si yo noto tu extraña actitud, otros podrían sospechar de ti también”, expresó.

“De todos modos, eso no es lo que vine a decirte. Quiero ofrecerte algo”.

"¿Qué?"

Publicidad

“Mi compañero de vivienda consiguió un trabajo en Cali. Se fue hace una semana y me acabo de dar cuenta de que gastaría todo mi cheque mensual en el alquiler. ¿Quieres ser mi compañero de apartamento?”, preguntó con curiosidad.

Arturo estaba anonadado. Era la primera vez que interactuaban sobre cualquier tema además de la medicina. Nunca se le había pasado por la cabeza tener una compañera de apartamento, pero podía funcionar.

Una pareja abrazada mientras la mujer sostiene a un gato en sus manos. | Foto: Pexels

Una pareja abrazada mientras la mujer sostiene a un gato en sus manos. | Foto: Pexels

Publicidad

“¿Está segura? ¿Cuál es el truco?”, preguntó el médico con sospecha.

“No hay trampa, excepto por una cosa. No me gusta conducir. Por lo tanto, no tendrías que pagar por Wi-Fi si aceptas llevarme al trabajo todos los días en tu automóvil. ¿Aceptas?”.

El hombre lo pensó solo por un segundo. No quería seguir merodeando o meterse en problemas si alguien más descubría la verdad. “Acepto”.

Se mudó a la vivienda de Susana al día siguiente y se dio cuenta de que ella era mucho más agradable de lo que había pensado. Su pequeña rivalidad terminó y se hicieron verdaderos amigos. Comenzaron a salir después de convertirse en becarios del hospital.

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Siempre ahorra dinero para emergencias. Nunca se sabe lo que puede suceder mañana, por lo que es mejor tener ahorros en caso de emergencias.

Tu rival podría convertirse en tu mejor amigo o más. Arturo y Susana eran rivales en el trabajo, pero terminaron siendo muy unidos.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Estaba en coma y escuché a mi esposa decir: "Nuestro plan funcionó" - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hombre abandona a esposa con trillizos recién nacidos: años después se encuentran accidentalmente - Historia del día

21 de marzo de 2022

Abuelo empresario finge desheredar a su nieto para poner a prueba a su prometida - Historia del día

25 de enero de 2022

Abuelos echan a adolescente embarazada al frío: años después le piden ayuda - Historia del día

29 de marzo de 2022

Mujer de 67 años queda devastada cuando su jefe la despide: semanas después, él le ruega que vuelva - Historia del día

07 de mayo de 2022

Mujer le da todos sus ahorros a un indigente, luego recibe mansión de $2 millones a cambio - Historia del día

03 de mayo de 2022

Novia desaparece de la boda sin dejar rastro: se reencuentra con el novio 5 años después - Historia del día

23 de marzo de 2022

Dueño de restaurante finge ser indigente tras ver a mesera llevándose las sobras - Historia del día

18 de abril de 2022

Esposa de millonario nota que marido visita casa destartalada a diario: ve que hay una carriola cerca - Historia del día

19 de abril de 2022

En funeral de su esposo, mujer ve una nota que sobresale de su bolsillo y la saca en silencio - Historia del día

07 de marzo de 2022

Millonario saca a hijas del testamento y deja su herencia a trillizas sin hogar - Historia del día

27 de marzo de 2022

Años después de ser echado por su hermana, indigente conoce a policía y descubre que es millonario - Historia del día

16 de marzo de 2022

Hombre va a casa de sus difuntos padres tras 30 años y encuentra a indigente con su misma marca de nacimiento - Historia del día

07 de abril de 2022

Hombre visita a su madre viuda después de 3 años: halla un desastre y oye a hombre toser en otro cuarto - Historia del día

10 de abril de 2022

Hombre solitario se despierta con el timbre de la puerta: oye una voz débil decir: "¡Papá, ayuda!" - Historia del día

10 de marzo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited