logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Tras la muerte de mamá, mujer deja a pobre hermana sin nada, pero ella encuentra muñeca vieja en el ático - Historia del día

Diego Rivera Diaz
22 nov 2021
05:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer discapacitada fue echada de la casa de su familia por su hermana menor luego de la triste muerte de su madre, y no pudo hacer más que aferrarse a una vieja muñeca.

Publicidad

Nadia tenía siete años cuando Rosa y su esposo Daniel la adoptaron. La pareja siempre quiso tener hijos, pero no podían concebir. Optaron por adoptar a un niño mayor con necesidades especiales.

Nadia estaba en silla de ruedas, y Rosa y Daniel le dieron el primer hogar amoroso que había conocido en su vida. Dios los recompensó por su amabilidad, pues un año después de la adopción, Rosa quedó embarazada.

Vientre de mujer embarazada. | Foto: Shutterstock

Vientre de mujer embarazada. | Foto: Shutterstock

Publicidad

A Nadia le encantaba la idea de ser hermana mayor, Tras el parto de Melanie, Rosa y Daniel trataron a su hija adoptiva y a su hija biológica como iguales. Melanie era adorable y creció rápido. Pero cuanto mayor se hacía, más difícil se volvía.

Era una niña exigente, testaruda e ingrata. No apreciaba todos los esfuerzos que Daniel y Rosa hacían para darle todo lo que quería, por muy difícil o costoso que fuera.

A sus padres les fue muy bien con su pequeña tienda de regalos, pero no eran ricos, ni nada por el estilo. Pero Melanie actuaba como si lo fueran. Nadia trataba de hablar con su hermana, pero Melanie nunca quiso entrar en razón.

Publicidad

Un día, Melanie dijo bruscamente que si no hubiesen adoptado a Nadia, habría más para ella. Rosa la escuchó y se sintió muy herida y consternada por la frialdad de su hija menor.

Lee más: Mujer humilla a madre soltera por no tener marido - Historia del día

Posteriormente, cuando Melanie tenía doce años de edad, Daniel sufrió un fulminante ataque al corazón. Fue una muerte repentina e inesperada, y Rosa tuvo que hacerse cargo de sus hijas y del negocio por su cuenta.

Para entonces, Nadia tenía ya veinte años de edad, por lo que estaba en posición de ayudar. Inmediatamente, entró en acción y se puso a buscar formas de ganar dinero para aportar a la familia.

Publicidad

Cuando tenía diez años, Nadia había aprendido a tejer gracias a una vecina que se tomó el tiempo de enseñarle. Pensó que sería una buena forma de obtener algunos ingresos.

Tras un par de horas buscando en su armario, logró conseguir una enorme y vieja bolsa con cientos de carretes de lana. Eran todos sobrantes, de muchísimos colores diferentes.

Carretes de lana de colores. | Foto: Shutterstock

Carretes de lana de colores. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Esa noche, Nadie empezó a tejer un gorro de colores, de talla infantil, con guantes a juego. Al terminar la semana, tenía una docena de conjuntos, y le preguntó a su mamá si podía ponerlos en la vitrina de su tienda.

Rosa estuvo muy feliz de lucir las creaciones de su hija. Fueron todo un éxito, y se vendieron como pan caliente. Nadia estaba encantada de poder ayudar a su familia, y comenzó a sentir que podía valerse por sí misma.

Los siguientes seis años, Rosa y Nadia trabajaron duro para mantener a Melanie en su escuela privada y darle todo lo que necesitara. Pero cuando Melanie estaba a punto de comenzar la universidad, pasó algo terrible.

Publicidad

Un criminal desesperado asaltó la tienda de Rosa y la asesinó durante el robo. Nadia quedó destrozada, pero inmediatamente comenzó a pensar en qué hacer para asegurarse de que Melanie terminara su educación.

Pero Melanie tenía otras prioridades. Una semana después del funeral, Melanie llegó a casa con noticias para Nadie. "¡Bueno, puedes empacar tus maletas y marcharte!", le dijo a su hermana mayor con una mueca de desprecio.

"¿Marcharme?", preguntó Nadie desconcertada. "¿A dónde me voy a marchar? Esta es nuestra casa", agregó.

"¿NUESTRA casa? ¡No, nada de eso! ¡Esta es MI casa! Acabo de ir con el abogado, y todo es mío. Soy la única hija REAL, de carne y hueso. Tú no tienes nada", gritó Melanie.

Publicidad

"Pero, Melanie", exclamó Nadia, "¡soy tu hermana!"

Hermanas peleando. | Foto: Shutterstock

Hermanas peleando. | Foto: Shutterstock

"¿Hermana? ¿Tú?", dijo Melanie con sorna. "No eres más que un parásito, y si mamá y papá querían mantener un parásito por el resto de sus vidas, allá ellos. ¡Pero yo no quiero!".

Publicidad

Devastada, Nadia comenzó a empacar sus cosas. Entre cajas polvorientas llenas de baratijas en el ático, encontró una vieja muñeca.

"Vaya", dijo Nadia al recordar a la muñeca. "¡Esto era lo único que tenía conmigo cuando llegué a esta casa!". Tomó la muñeca y la sostuvo. "Bueno, aquí vamos de nuevo, al mundo...", dijo con amargura.

Empacó el resto de sus cosas y las arrastró hasta la acera. Estaba a punto de llamar a un taxi cuando la vecina de al lado se percató de lo que estaba pasando.

"¡Nadia!", exclamó la vecina. "¿Adónde vas?". "Hola, señora Delfino. Pues, me marcho", respondió Nadia. "¿Pero te marchas por qué?", preguntó la Sra. Delfino, notando los ojos rojos de Nadia y su rostro hinchado por las lágrimas.

Publicidad

"La casa es de Melanie ahora, y ella quiere que me vaya", explicó Nadia. "Me dijo que quiere vender la tienda de mis padres, así que yo solo sería una carga".

Los ojos de la Sra. Delfino brillaron de ira. "¿Entonces, ella te va a dejar en la calle, en silla de ruedas, sin un centavo a tu nombre, y sin ningún lugar adonde ir?", cuestionó la señora.

Los ojos de Nadia se llenaron de lágrimas. No podía hablar. Simplemente asintió. La Sra. Delfino la abrazó con fuerza. "Nadia, te vas a quedar conmigo. Ahora tengo mi casa sola, hay mucho espacio", dijo con una gran sonrisa.

Joven mujer abraza a señora. | Foto: Shutterstock

Joven mujer abraza a señora. | Foto: Shutterstock

Publicidad

"Pero no tengo dinero", dijo Nadie. "¡No quiero ser una carga para nadie!"

"Y no tienes que serlo. Tú haces tus suéteres, bolsos y gorros. Yo puedo llevarte los domingos a la feria de artesanías. ¡Serás todo un éxito! Estoy segura", dijo la Sra. Delfino.

Nadie le dio un vistazo a la vieja muñeca en su regazo y sonrió. "Creo que eres de buena suerte", le susurró a la muñeca, "¡así que tú también vendrás!"

Nadie tejió ropa nueva y colorida para su muñeca, y cada domingo se sentaba con ella en su puesto en la feria. Sus tejidos fueron increíblemente populares. No podía satisfacer la demanda.

Publicidad

Un domingo, escuchó una voz chillona gritando cerca. "¡Quiero esa muñeca, mami!". Era una niña de unos siete años, que arrastraba a una mujer alta y elegante por las faldas.

La mujer miró a la muñeca, luego vio los llamativos y desenfrenados colores de los tejidos de Nadia. "¿Los haces tú misma?", le preguntó. "¿Quién los diseña?"

"Yo los diseño", dijo Nadia, con mucho orgullo. "Y también los tejo".

"Tengo una fábrica de tejidos", dijo la mujer. "Necesito a alguien con una visión fresca y única como tú". Acto seguido, le ofreció a Nadia un trabajo como diseñadora. A los pocos años, Nadia tenía su propia marca y era bastante famosa.

Publicidad
Suéteres de lana. | Foto: Shutterstock

Suéteres de lana. | Foto: Shutterstock

Un día, recibió una visita inesperada en su nuevo y precioso atelier: ¡era Melanie! "¡Nadia! ¡Mi querida hermana!", exclamó, mientras corría a abrazarla en su silla de ruedas.

Publicidad

Melanie lucía muy mal. Su ropa estaba sucia, se veía muy delgada, y parecía haber pasado hambre. "Hola, Melanie. ¿Qué haces aquí?", preguntó Nadia con calma.

"Vi una de tus entrevistas en la televisión... ¡GUAU! ¡Fue impresionante! Así que pensé que debía decirle a mi hermana mayor lo orgullosa que estoy de ella", dijo Melanie con una sonrisa. Nadia notó que sus dientes también se veían terribles.

"Entonces, ¿quieres dinero, no?, ¿Es eso?", preguntó Nadia. "¡No! Claro que no, para nada. Nada que ver con eso, hermana. Solo quería felicitarte", dijo Melanie. En ningún momento dejó de sonreír.

Lee más: Guardia echa a indigente que duerme en un banco en el frío, luego empleador rico se les acerca - Historia del día

Publicidad

"Me echaste de mi casa, Melanie. Te quedaste con la casa de mis padres. Vendiste su tienda. Esas cosas también me pertenecían, y tú me engañaste y me robaste", dijo Nadia, con toda la calma del mundo.

"Pero Nadia... no entiendes, tuve muy mala suerte, y...", comenzó a decir Melanie, pero Nadia la atajó. "Sea como sea, soy tu hermana mayor. Por el amor de mamá y papá, te ayudaré", dijo Nadia.

Y eso hizo. Le encontró un modesto departamento y un trabajo en una de sus fábricas. Se aseguró de que siempre tuviera dinero con qué comer, pero la relación entre las hermanas jamás fue reparada.

No importa cuánto dijera Melanie que amaba a su hermana, Nadia sabía que no podía confiar en ella. Pudo perdonar la traición de su hermana, pero jamás olvidó la lección de vida que Melanie le enseñó, o el dolor de su traición.

Publicidad
Mujer derrama una lágrima. | Foto: Shutterstock

Mujer derrama una lágrima. | Foto: Shutterstock

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Todos tenemos un talento especial, algo que nos hace únicos. Nadia convirtió sus tejidos en un negocio millonario, gracias a su vieja muñeca y al apoyo de su vecina.

Publicidad

La gratitud y bondad son las marcas de un buen corazón. Aunque Melanie la robó y abandonó, Nadia la ayudó por amor a sus padres.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Señora que cree que su hijo murió en un accidente aéreo hace 14 años lo ve en el noticiero - Historia del día

29 de enero de 2022

Madre pobre vive en un tráiler con su hijo y nunca deja entrar a nadie hasta que debe ser hospitalizada - Historia del día

24 de febrero de 2022

Señora no deja que nadie pase a su casa: un vecino entra después de su muerte - Historia del día

05 de abril de 2022

Hombre se divorcia tras el nacimiento de su 5ta hija: accidentalmente ve a su exesposa años después - Historia del día

09 de abril de 2022

Hijos se niegan a visitar a su madre y ella deja su herencia al niño vecino - Historia del día

02 de marzo de 2022

Anciana viuda viaja a otra ciudad y ve a trillizos que se parecen a su difunto hijo - Historia del día

13 de abril de 2022

Niña le agarra la mano a un indigente sucio y lo lleva a su casa - Historia del día

12 de abril de 2022

En su boda, novia se entera de que su prometido ha tenido 4 esposas y que todas huyeron de él - Historia del día

09 de abril de 2022

Millonario fallecido dejó a su hijo solo una vieja máquina de coser, dijo que era "el tesoro más grande que tenía" - Historia del día

04 de mayo de 2022

Cada día niño llega a casa del colegio llorando hasta que su padre se presenta en el salón de clase - Historia del día

18 de mayo de 2022

Mujer descubre que madre biológica que la abandonó en el frío vive al lado - Historia del día

16 de abril de 2022

Niño nota luces apagadas en la casa de anciana durante días: se acerca y oye "ayuda" - Historia del día

05 de marzo de 2022

Dueño de restaurante finge ser indigente tras ver a mesera llevándose las sobras - Historia del día

18 de abril de 2022

Mujer rica sigue a su hija y descubre que visita un viejo garaje todos los días - Historia del día

23 de febrero de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited