logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mujer mayor deshereda a sus hijos tras escucharlos discutir en el hospital - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando una madre escuchó a sus hijos discutir sobre su herencia decidió cambiar su testamento para ayudar a otra persona que conoció en el hospital.

Publicidad

Estefanía caminaba por los pasillos de un hospital para despejarse la cabeza. La habían ingresado en el nosocomio después de un caso grave de angina y le gustaba ver gente.

Era una viuda rica y recibía regalías de los libros más vendidos de su difunto esposo. Pero ella no tenía la mejor relación con sus hijos, Amelia y Marcos.

Una anciana sentada en una habitación de hospital. | Foto: Shutterstock

Una anciana sentada en una habitación de hospital. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Amelia se casó en contra de los deseos de Estefanía. Su esposo actual era un claro oportunista que no amaba a Amelia en absoluto. Pero él la engatusó para que contrajera matrimonio.

La había dejado embarazada y no había nada que la madre de la mujer pudiera hacer por su hija. Debido a esto, Amelia no la visitaba.

Por su parte, Marcos supuestamente siempre estaba ocupado en el trabajo, pero Estefanía sospechaba que representaba una molestia para él.

Lee más: Anciana saca a hijos del testamento y la enfermera del hospital, a quien apenas conoce, hereda sus propiedades - Historia del día

Publicidad

Sin embargo, ahora estaban de visita y, al principio, Estefanía estaba encantada de ver a sus hijos. Amelia incluso llevó a uno de sus niños a verla, lo cual fue fantástico. Sin embargo, su alegría no duró mucho.

Unas horas antes, cuando los hijos de la anciana pensaban que su madre estaba durmiendo, comenzaron a hablar sobre vender su casa y cómo dividir su herencia.

Ni siquiera hablaron de ayudar a Estefanía cuando la dieran de alta del hospital. Ambos esperaban que ella muriera y que finalmente obtuvieran la considerable cantidad de dinero en su cuenta.

Una mujer acostada en una cama de hospital. | Foto: Pexels

Una mujer acostada en una cama de hospital. | Foto: Pexels

Publicidad

Ahora, la mujer mayor tenía que pensar y decidió caminar por el hospital mientras sus hijos se quedaban en su habitación.

De repente, Estefanía se detuvo. Escuchó los gritos distintivos de un niño en una habitación y se asomó por la puerta abierta. Un chico, que no podía tener más de 11 años, estaba sentado junto a una cama de hospital. Una mujer dormida yacía allí y el niño lloraba.

“Oye”, dijo la anciana en voz baja para evitar despertar a la mujer y entró un poco más en la habitación. “Oye, chico. ¿Estás bien?”.

“No”, respondió el niño, mirando hacia arriba. “Mi mamá está enferma”.

Publicidad

Estefanía se acercó y miró a la mujer inconsciente. “¿Qué tiene ella?”.

“No lo sé, pero los médicos dijeron que necesita algún tratamiento. No podemos pagar por eso. Tenemos que irnos mañana”, respondió el chico y miró a su madre con su rostro lleno de lágrimas.

“¿Cómo te llamas, niño?”.

“Patricio. Y mi mamá es Raquel”, respondió el pequeño.

Un pasillo oscuro en un hospital. | Foto: Pexels

Un pasillo oscuro en un hospital. | Foto: Pexels

Publicidad

“Soy Estefanía. ¿Sabes qué tratamiento necesita? ¿Puedes llamar a alguien más en tu familia?”, preguntó la mujer mayor.

“No… no tenemos otra familia. Mi mamá se enfermó porque tiene dos trabajos para mantenernos y ahora no sé qué hacer. Tengo que encontrar trabajo también para pagar esto, ¿verdad? Y también tenemos que pagar el alquiler”.

“No, no, eres un niño. No deberías tener que trabajar. Tu trabajo es ir a la escuela, sacar buenas notas y ser un buen chico, ¿de acuerdo? Déjame ver qué puedo hacer con tu mamá”, prometió Estefanía y salió de la habitación después de que Patricio asintió.

Por alguna razón inexplicable, había decidido ayudar a esta familia. Este niño estaba tan preocupado por su madre que no podía hacer nada. Pero él estaba allí a su lado en lugar de discutir sobre lo que iba a hacer con su dinero cuando muriera.

Publicidad

La anciana fue a la estación de enfermeras y preguntó sobre cómo pagar el tratamiento de la mujer. Le dieron la información e inmediatamente llamó a su abogado.

El Sr. Gutiérrez llegó a su habitación del hospital y la mujer mayor les pidió a sus hijos que esperaran afuera durante la conversación. Pero ella no se imaginó que la espiarían.

La mujer mayor le dijo a su abogado que modificara su testamento para que sus hijos recibieran $5.000 cada uno y no pudieran impugnarlo.

Un hombre sentado en un sofá hojeando unos documentos. | Foto: Pexels

Un hombre sentado en un sofá hojeando unos documentos. | Foto: Pexels

Publicidad

También recibirían su casa porque ya se las había transferido antes de escucharlos hablar tan cruelmente sobre ella. Pero todo lo demás sería transferido a Raquel y a Patricio.

La madre soltera y su hijo comenzarían a recibir las regalías de los libros de su difunto esposo y la considerable cantidad de dinero en sus cuentas bancarias cuando ella muriera.

Estefanía también hizo los arreglos para que el Sr. Gutiérrez buscara una nueva casa decente para la madre y su pequeño. Quería ofrecerles un nuevo hogar, pero sabía que sus hijos se enfadarían cuando descubrieran sus planes.

Lee también: Hombre rico saca a sus hijos del testamento y deja herencia a trillizos en orfanato - Historia del día

Publicidad

De repente, ambos irrumpieron en la habitación cuando el abogado terminó de escribir todas sus solicitudes.

“¡Mamá! ¿Qué pasa? ¡No puedes desheredarnos así! ¡Las ganancias de papá son nuestras!”, gritó Amelia, sin que le importara que estaban en un hospital.

Marcos también se le unió. “Sí, le vas a dar tu dinero a un chico extraño que acabas de conocer, ¿quién haría una cosa así?”.

“¡Yo! ¡Porque así de loca estoy!”, gritó Estefanía a sus hijos.

Una mujer con rostro enojado discutiendo. | Foto: Pexels

Una mujer con rostro enojado discutiendo. | Foto: Pexels

Publicidad

“Ninguno de los dos me necesitó en su vida. Nunca me llamaron en Navidad. Nunca me visitaron después de mudarse y ahora están aquí. Los escuché hablar sobre sus planes para el dinero”.

“Bueno, no lo van a obtener. Hay un niño de 11 años preocupado por tener que trabajar para pagar el tratamiento de su madre. ¡Eso es amor, y vale mucho!”, les gritó Estefanía a sus hijos.

“¡BIEN! ¡Vamos a vender la casa y no puedes detenernos!”, gritó Amelia gritó una vez más y salió de la habitación. Marcos la siguió después de darle a su madre una mirada horrible.

“Bueno Sr. Gutiérrez, continuemos con nuestros planes, por favor”, dijo Estefanía con calma, como si esa terrible escena no hubiera sucedido. No solo había desheredado a sus hijos económicamente sino también emocionalmente.

Publicidad

El abogado transfirió el dinero para que Raquel pudiera recibir su tratamiento. Y por suerte mejoró. Patricio estuvo a su lado todos los días y Estefanía tuvo la oportunidad de presentarse ante la mujer.

Debido a la falta de pago del alquiler, la madre y su hijo perdieron su apartamento porque tenían un arrendador horrible. Pero Estefanía acababa de comprar una casa nueva y necesitaba ayuda para mudarse.

Una mujer conversando amenamente con una anciana. | Foto: Pexels

Una mujer conversando amenamente con una anciana. | Foto: Pexels

Publicidad

“Puedo ofrecerles dos habitaciones en mi casa, siempre y cuando me ayuden a mudarme. Es una casa nueva”, dijo la mujer mayor.

“Por supuesto, y yo también pagaré el alquiler”, dijo Raquel mientras se vestía cuando finalmente salía del hospital.

“No hace falta. Tu compañía es todo lo que necesito, aunque la ayuda en la casa sería increíble”, bromeó.

“¡De acuerdo!”, dijo Raquel, y Patricio les sonrió a ambas.

La mujer mayor nunca volvió a ver a sus hijos, pero formó una nueva familia con la madre soltera y su pequeño. Recibió más amor de ellos en los años que le quedaban que de Amelia y Marcos.

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La familia no tiene nada que ver con la biología. Puedes estar relacionado biológicamente, pero eso no hace una familia. El amor hace a una familia.

El dinero no lo es todo. Marcos y Amelia estaban más preocupados por el dinero que por el bienestar de su madre. Entonces lo perdieron todo.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Hijo perezoso se niega a buscar trabajo - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Millonario saca a hijas del testamento y deja su herencia a trillizas sin hogar - Historia del día

27 de marzo de 2022

Tras la muerte de anciana rica, hijos se reúnen con abogado y descubren que no heredaron nada - Historia del día

13 de abril de 2022

Tras muerte de su madre, mujer deja a hermana tres billetes de 1 dólar y una nota como herencia - Historia del día

03 de abril de 2022

Hijos se enteran de que su anciana madre dejó mansión de $3,7 millones a un joven que no es su hijo - Historia del día

07 de marzo de 2022