logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre está convencido de que su esposa murió 3 años atrás, y se la encuentra por accidente en sus vacaciones - Historia del día

Mayra Pérez
23 feb 2022
16:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre queda atónito cuando, tres años después de la muerte de su esposa, él y su pequeña hija la reconocen mientras están de vacaciones.

Publicidad

Sam Jordan todavía se estaba recuperando de la pérdida de su encantadora esposa, Jenny, en un terrible accidente automovilístico. Había fallecido tres años antes, dejando a Sam solo para criar a su pequeña hija Mia, de dos años.

La vida se había convertido en una pesadilla para Sam, lidiando con su propio dolor y el de Mia. Les tomó mucho tiempo superar la pérdida y volver a tener algo que pudieran describir como una vida ‘normal’. Y fue entonces cuando decidió que les vendrían bien unas vacaciones.

Un grupo de personas caminan por una soleada calle. | Foto: Shutterstock

Un grupo de personas caminan por una soleada calle. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Padre e hija viajaron a una hermosa ciudad costera llena de color y vibrante energía. Rápidamente, se adaptaron al ritmo pausado del lugar y establecieron una rutina diaria de ir a la playa por la mañana, almorzar y luego hacer turismo por la tarde.

Entonces, una tarde sucedió algo extraordinario. Sam y Mia se habían detenido a tomar un helado cuando la niña gritó: “¡Papá, es MAMÁ!”. Segundos después, se alejó de su padre, y se abrió paso entre la multitud en el paseo marítimo.

Sam dejó caer el helado y comenzó a correr detrás de su hija, y la alcanzó a 100 metros de distancia. “¡Sabes que no puedes huir de papá!”, le dijo en tono desesperado.

Publicidad

“¡Pero papi, es mami!”, respondió la pequeña sin aliento, “¡Ella está justo ahí!”, dijo, mientras señalaba a una pareja que estaba mirando algunas artesanías.

Sam se puso de pie y tomó las manitas de Mia entre las suyas. “Cariño, sabes que mami se fue al cielo…”

La pequeña negó con la cabeza obstinadamente. “No papi, reconocí a mami de la foto en mi pared. ¡Esa es mami!”. Sam estaba a punto de explicar una vez más que Jenny se había ido cuando la mujer que Mia había señalado se dio la vuelta.

Un vehículo destrozado. | Foto: Unsplash

Un vehículo destrozado. | Foto: Unsplash

Publicidad

Sam sintió como si todo el aire de su cuerpo hubiera sido expulsado de su cuerpo. ¡Era Jenny! ¡O alguien que parecía su gemela! Tomó la mano de su hija y caminó lentamente hacia la mujer.

Cuando estaban a solo unos metros de distancia, Mia se soltó, corrió hacia la desconocida y lanzó sus brazos alrededor de su cintura. “¡Mamá!”, dijo con emoción. “¡Ay mami! ¡Sabía que eras tú!”.

La mujer miró a Mia y frunció el ceño, luego miró a Sam y una expresión de desconcierto apareció en su hermoso rostro. Él estaba a punto de disculparse cuando el hombre que estaba a su lado se dio la vuelta.

¡Era Cristóbal! Su mejor amigo, a quien no había visto desde el funeral de Jenny. “Cristóbal”, exclamó. “Amigo, que sorpresa…” Pero algo estaba muy mal porque su amigo lo miró aterrorizado y agarró el brazo de la mujer que se parecía a Jenny y le dijo: “¡Tenemos que irnos!”.

Publicidad

La mujer pareció sorprendida. “Sam, ¿qué está pasando?, ¿Quiénes son estas personas?”, le preguntó.

Ahora el sorprendido fue Sam, al darse cuenta de que ella llamaba Sam a Cristóbal. Dio un paso adelante y puso su mano con fuerza sobre el hombro de su amigo.

“¿Qué está pasando aquí? ¿Quién es esta señora y por qué te llama así”, preguntó.

Un padre carga a su hija sobre sus hombros y ven juntos el atardecer. | Foto: Unsplash

Un padre carga a su hija sobre sus hombros y ven juntos el atardecer. | Foto: Unsplash

Publicidad

La mujer que se parecía a Jenny sonrió. “Soy la esposa de Sam”, dijo. “Mi nombre es Jenny”.

Mia, que todavía tenía sus brazos alrededor de la cintura de la mujer, exclamó triunfante. “¡Ves papi, es mami!”.

“¿Tu mamá?”, dijo la mujer, tocando suavemente el rostro de la niña. “¡Ojalá lo fuera! Siempre quise una niña... Iba a llamarla... Mia”.

“¡Soy Mia!” dijo la niña. “¡Tú eres mi mamá, y él es mi papá!”.

Cristóbal estaba pálido como la muerte y trataba de escaparse del agarre de hierro de Sam. “¡No es lo que piensas!” gritó. “No planeé esto, simplemente sucedió…”

Publicidad

“¿Qué pasó?”, preguntó Sam.

“Después del accidente... Sabes que el auto estaba tan quemado... Tuvimos el funeral…”, balbuceo Cristóbal. “Entonces, una noche, estaba viendo un programa nocturno de personas desaparecidas y mostraban la foto de una mujer que había sido encontrada. ¡Era Jenny!”.

“Tenía algún tipo de lesión cerebral... No recordaba quién era. Los médicos concluyeron, por las heridas y las quemaduras, que había tenido un fuerte accidente. Entonces recordé que Jenny siempre estaba recogiendo a jóvenes que hacían autostop... Supongo que una de esas chicas fue la que murió en el auto, y no Jenny”.

Un hombre joven se sienta en una cama. | Foto: Unsplash

Un hombre joven se sienta en una cama. | Foto: Unsplash

Publicidad

“¿Por qué no me avisaste?” gritó Sam enojado, “Mia y yo estábamos de luto por ella, ¡teníamos tanto dolor!”.

Cristóbal no podía mirar a Sam a los ojos. “Amaba a Jenny. Lo sabías cuando empezaste a salir con ella. Me la quitaste, así que la recuperé…”

Jenny estaba escuchando esto en silencio, y el horror crecía en su interior. “Tú... me dijiste que eras mi esposo”, dijo con dolor. “Dijiste que mis sueños sobre una niña eran una fantasía... ¡ME MENTISTE!”

Cristóbal no sabía qué decir y Sam procedió a llamar a la policía. Más tarde, se sentó con Jenny y Mia y juntos comenzaron a ordenar el lío que la obsesión de un hombre había causado en sus vidas.

Publicidad

Lee también: Gerente de restaurante echa a señora que pide refugio: al día siguiente la ve sentada con el dueño - Historia del día

Sam le explicó a Mia que mamá probablemente tardaría mucho en recordar todo y le pidió a Jenny que también fuera paciente. Ella solo sonrió.

“Estos tres años siempre sentí que algo estaba MAL. Sam, quiero decir Cristóbal, me dijo que lo amaba, que era mi esposo, pero algo no estaba... bien”. Tomó las manos de su esposo y su hija. “¡Ahora se siente como si todo finalmente tuviera sentido!”. Y las cosas fueron mejorando, poco a poco.

Una madre y su hija se miran con amor. | Foto: Unsplash

Una madre y su hija se miran con amor. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

El corazón sabe a dónde pertenece. Aunque Cristóbal le dijo a Jenny que él era su esposo, su instinto siempre le dijo que algo no estaba bien.

Nunca pierdas la esperanza, porque la felicidad puede regresar a tu vida. Sam y Mia se habían resignado a su pérdida cuando encontraron a su esposa y madre nuevamente.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Hombre rico se enamora de mujer cuyo rostro nunca ha visto y se apresura a encontrarla - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mamá solitaria con tres hijos va a dar de comer a su bebés por la mañana y ve que ya fueron alimentados - Historia del día

18 de mayo de 2022

Mujer pobre paga los víveres de padre de dos hijos y recibe mansión de $2,1 millones a cambio días después - Historia del día

16 de marzo de 2022

Tras 23 años casados, esposa invita a su marido a una cita y descubre que él se avergüenza de ella - Historia del día

03 de mayo de 2022

El papá de la novia conoce a la hermana del novio y reconoce a la verdadera mamá de su hija - Historia del día

19 de febrero de 2022