logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mujer ve que dos niños desatendidos van todos los días a casa abandonada en el bosque - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La mujer comenzó a preocuparse tras notar que dos niños solos habían ido al bosque durante dos días seguidos hacia una casa abandonada. Decidió averiguar el motivo para asegurarse de que no tuvieran ningún problema.

Publicidad

Katherine Andrade es una viuda de 35 años. Ella y su esposo eran abogados, y ambos disfrutaban caminar por el bosque y lo hacían todos los fines de semana.

Ella continuó con esta rutina incluso después de la muerte de su amado, pues creía que la mantendría cerca de él de alguna manera.

Dos niños solos caminando por un bosque. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Un mes en particular, vio a dos niños caminando por el bosque en la misma dirección sin la supervisión de un adulto. Los chicos estaban allí durante su caminata del sábado, y también al día siguiente.

Los niños claramente habían nacido con años de diferencia. La niña parecía tener unos 14 años, mientras que el niño parecía tener unos 8. Se parecían y estaban bien vestidos con ropa pulcramente planchada y zapatos nuevos.

Para asegurarse de que los niños no tuvieran ningún problema, Katherine decidió seguirlos. Los observó cuando entraban a una casa abandonada, donde estuvieron un rato.

Lee más: Mujer sigue a un niño que se lleva las sobras de su restaurante todos los días - Historia del día

Publicidad

Cuando la mujer se acercó, decidió mirar por la ventana. Allí, vio a un hombre vestido con ropa vieja y andrajosa que les daba a ambos niños un fuerte abrazo. Entró corriendo pensando que se estaba aprovechando de ellos y amenazó con llamar a la policía.

“¿Qué le estás haciendo a estos niños? Déjalos ir o llamaré a la policía”, exigió.

El hombre y los dos niños se sorprendieron al ver a alguien más en la casa con ellos. “¿Por qué llamarías a la policía? ¿Está mal que los hijos de un hombre lo visiten después de que su esposa lo echó de la casa? ¿Es porque parece que no estoy haciendo nada bueno?”, preguntó el hombre.

Publicidad

Una persona caminando por un bosque. | Foto: Pexels

“Por favor, no llame a la policía”, gritó el niño. “Es nuestro papá. Nuestra mamá le prohibió visitarnos, así que nosotros hemos estado buscando formas de visitarlo. Lo amamos mucho y no queremos vivir nuestras vidas sin él”, explicó.

Publicidad

Al darse cuenta de su error, Katherine rápidamente se disculpó. “Lamento mucho haberte juzgado mal. Solo me alarmó que dos niños solos vagaran por el bosque y terminaran en una casa abandonada con un hombre. Lamento haber malinterpretado la situación”.

“Está bien. Tenías buenas intenciones”, respondió el hombre. “Soy Arnoldo. Esta es mi hija Ana y mi hijo Carlos. Ven, siéntate Tomemos un poco de té”, dijo el hombre, ofreciéndole una silla a Katherine.

La mujer sonrió y accedió a quedarse. Era lo menos que podía hacer después de irrumpir sin ser invitada. Mientras bebían, Arnoldo explicó que la casa era de su bisabuelo. No quería terminar en la calle, así que se conformó con una casa en medio del bosque.

Publicidad

“Espero que no te moleste que pregunte, Arnoldo. ¿Qué pasó con tu esposa?”, preguntó Katherine.

“Bueno, me despidieron de mi trabajo porque la empresa en la que trabajaba se declaró en bancarrota. Ninguna otra empresa está contratando debido al estado de la economía, así que terminé sin trabajo”.

Una persona sirviendo el té. | Foto: Pexels

Publicidad

“Mi esposa estaba furiosa y me echó de la casa. Ella solicitó el divorcio y obtuvo la custodia de los niños”, reveló.

“Lamento escuchar eso”, dijo Katherine. Luego, se giró hacia los niños y les hizo una pregunta. “¿Quieren vivir con su papá?”.

“¡SÍ!”, respondieron ambos con confianza. “Nuestra mamá encontró a un hombre para reemplazar a papá tan pronto como lo echó. Creo que se habían estado viendo incluso antes de que ella decidiera dejar a papá”.

Lee también: Padres encuentran a hija desaparecida: estaba inconsciente en casa abandonada cerca de cementerio - Historia del día

Publicidad

“Desde entonces, honestamente, dejó de preocuparse por nosotros. Simplemente se preocupó porque papá no obtuviera la custodia”, le dijo Ana a Katherine.

La mujer estaba decidida a ayudarlos. Ella les hizo saber que era abogada y que quería hacerse cargo de su caso de forma gratuita. Pelearon en la corte y Arnoldo ganó el caso.

Después de que Katherine proporcionó pruebas sólidas de que él era un padre responsable y cariñoso, el tribunal concedió su apelación y le devolvió la mitad de los bienes conyugales de la expareja y la custodia de sus dos hijos.

Una mujer ayudando a un niño a hacer su tarea. | Foto: Pexels

Publicidad

“Gracias, Katherine. Cambiaste nuestras vidas”, dijo el hombre mientras salían de la sala del tribunal.

“No tienes que mencionarlo. Me alegro de haber podido hacer esto por ustedes”, respondió ella con una sonrisa. “Sé que pasarán un par de días antes de que te devuelvan tu propiedad”.

“Si quieres, los tres pueden quedarse en mi casa por el momento. Tengo habitaciones adicionales”, ofreció la mujer.

“Es muy amable de tu parte, Katherine. Gracias, de verdad. Pero antes de eso, debes reunirte con mis hijos y conmigo en nuestro restaurante favorito. ¡Hoy se requiere una celebración especial!”, dijo el hombre.

Publicidad

En los días siguientes, Arnoldo y Katherine comenzaron a conocerse poco a poco. Él reveló que se sintió atraído por ella desde que se conocieron en el bosque, y la mujer admitió que el sentimiento era mutuo.

Después de que finalizó el divorcio de su exesposa, Arnoldo y Katherine decidieron casarse. Terminaron criando a Ana y a Carlos juntos en un hogar feliz y amoroso.

Una mujer luciendo una vestimenta ejecutiva mientras está recostada de un elegante escritorio. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nunca debemos apresurarnos a juzgar una situación. Katherine juzgó a Arnoldo por su apariencia, sin darse cuenta de que solo estaba siendo un padre amoroso para sus hijos.

Nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo. Arnoldo pensó que lo había perdido todo después de que su esposa lo echó de la casa y solicitó el divorcio. Sin embargo, pudo comenzar de nuevo después de que Katherine entró en su vida y la cambió para mejor.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Padre sigue a su hija de 12 años y descubre que todos los días visita una casa abandonada - Historia del día

Publicidad

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad