logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

En el funeral de su padre, hijo ve a un hombre idéntico a su papá mirando desde lejos - Historia del día

Mayra Pérez
27 mar 2022
17:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Después de que todos se marcharon del funeral de su progenitor, Michael se quedó solo llorando. De pronto, notó que un hombre que se parecía mucho a su padre lo miraba desde la distancia.

Publicidad

Michael estuvo de pie junto a su madre Elizabeth durante el funeral de su padre, aceptando las condolencias de todos. Había fallecido de cáncer y, antes de su muerte, había dedicado todo su tiempo a su amado hijo.

“¿Qué voy a hacer sin ti, papá?”, sollozó Michael, después de que todos sus amigos y parientes se hubieran ido. Se sentó junto a la tumba de su padre y lloró mientras su madre se encargaba de los pagos en la administración del cementerio.

Un feretro blanco con flores por encima. | Foto: Shutterstock

Publicidad

A los 20 años, Michael no podía imaginar vivir el resto de su vida sin su padre. Eran inseparables y pasaban mucho tiempo juntos practicando deportes o haciendo viajes de comida juntos.

Mientras las lágrimas se deslizaban por su rostro, Michael levantó la vista del suelo y notó que un hombre lo observaba desde la distancia. Su primer instinto fue buscar un lugar para esconderse hasta que se dio cuenta de que el hombre se parecía a su difunto padre.

“¿Papá?”, dijo secándose las lágrimas. En lugar de correr para esconderse, Michael decidió ir a su encuentro. Cuando estuvo cara a cara con el hombre, notó que el parecido con su padre era asombroso.

Publicidad

“¿Quién es usted?”, le preguntó al hombre.

“Hola, Michael. Soy tu tío. Mi nombre es Samuel y soy hermano de tu padre”, respondió el hombre.

“¿Hermano? Papá nunca me dijo que tenía un hermano. ¿Dónde estuviste todo este tiempo?”, le preguntó Michael.

“Bueno, cuando tenía 24 años, mi novia me echó y se fugó con mi mejor amigo. Jorge no quiso ayudarme en ese momento porque estaba cortejando a tu madre. Así que me quedé sin hogar. Un amable transeúnte me ayudó y me ofreció un trabajo en otro estado”, explicó Samuel.

Michael quería conocer un poco más a este hombre, así que le envió un mensaje de texto a su madre diciéndole que la encontraría en casa a tiempo para la cena. Caminó hacia un café cercano con él, y allí hizo muchas preguntas.

Publicidad

Algunas mesas externas de una cafetería. | Foto: Pexels

“¿Cómo supiste de la muerte de papá?”, preguntó Michael.

“Bueno, lo vi en los obituarios del periódico. Quería presentar mis respetos, incluso desde lejos”, explicó Samuel.

Publicidad

“Estoy seguro de que papá tuvo sus razones para no dejar que te quedaras con él en el pasado, pero ¿por qué nunca intentaste volver a conectarte? Estoy seguro de que a mi mamá no le habría molestado”, dijo Michael mientras tomaba un sorbo de su café.

“Oh, estoy seguro de que sí le hubiera molestado…”, dijo Samuel, lo que desconcertó a Michael. Cuando el hombre notó el cambio de expresión de su sobrino, se retractó.

“Quiero decir, nunca conocí a tu madre, así que no estoy seguro de si a ella le hubiera molestado. Mantuve mi distancia para mantener la paz”, admitió.

Michael observó que el hermano de su padre actuaba de manera extraña y no pudo evitar pensar que algo sobre su historia no cuadraba. Preguntó si estaría bien que se hicieran una prueba de ADN y Samuel accedió.

Publicidad

Se sacó un par de mechones de su cabello y se los dio a Michael. Él los envolvió en un trozo de papel de seda y los guardó con cuidado. Decidió no decirle a su madre dónde ni con quién había estado.

Prefirió ser discreto hasta confirmar que Samuel en efecto era su tío. Esa noche, sacó del cajón el viejo cepillo de su padre y tomó un par de mechones de cabello.

Algunos tubos con pruebas en un laboratorio. | Foto: Pexels

Publicidad

Pasaron las semanas y los resultados finalmente llegaron por correo. Él había enviado tres muestras: una de Samuel, una de su padre y una suya. Los resultados lo sorprendieron.

No solo confirmó que Jorge y Samuel eran hermanos, sino que también reveló que el hermano de su padre era su verdadero padre biológico. “¡¿Cómo podría ser esto?!”.

Michael se dio cuenta de que había estado viviendo una mentira toda su vida. La persona a la que más admiraba, Jorge, en realidad no era su padre biológico. Decidió llamar a Samuel y reunirse con él en el mismo café.

Lee también: Notario escucha el nombre de un mendigo y le dice que lleva 10 años buscándolo - Historia del día

Publicidad

Antes de decir nada, Michael le entregó los resultados de la prueba. Cuando Samuel vio que su ADN y el del joven coincidían, quedó completamente conmocionado. “¿Cómo pudieron hacerme esto?”, dijo en voz baja.

“¿Qué quieres decir? ¿Quién hizo qué?”, preguntó Michael.

“¡Eres mi hijo!”, dijo Samuel sorprendido. “Yo... no he sido completamente honesto contigo, Michael”.

“Bueno, ahora es el momento de decirme toda la verdad. Estoy tan confundido y aturdido como tú”, admitió Michael.

Imagen en blanco y negro de una pareja feliz. | Foto: Pexels

Publicidad

“Verás, salí con tu madre cuando estábamos en la universidad. Incluso estaba planeando proponerle matrimonio. Tenía el anillo listo y todo. Sin embargo, un día, la vi en la cama con Jorge. Mi propio hermano. Me dolió, pero los amaba demasiado a ambos como para dejarme llevar por la rabia”, comenzó Samuel.

“Estaba dispuesto a perdonarlos a ambos, pero antes de que pudiera siquiera intentar arreglar las cosas, me sacaron de sus vidas. Ni siquiera sabía que estaba embarazada”, dijo Samuel mientras las lágrimas corrían por su rostro.

“Me privaron de conocer a mi propio hijo…”.

“Tuve una infancia maravillosa. Jorge me trató muy bien y me amaba mucho. Tengo muchos buenos recuerdos, que siempre atesoraré. Sin embargo, estaría mintiendo si dijera que no quiero conocerte, papá”, dijo Michael.

Publicidad

Esa noche, Michael confrontó a Elizabeth sobre lo que había hecho. Pero en lugar de admitir sus faltas, mintió directamente en la cara de Michael y calificó las acusaciones de Samuel de “tonterías”.

“Ignora a ese lunático, Michael. Solo está celoso y está regresando a tu vida porque quiere dinero”, le dijo.

Michael no podía creer que su propia madre pudiera mentirle de esa forma, y eso afectó en forma drástica su relación. El joven decidió mudarse cerca de Samuel para estudiar la universidad y recuperar el tiempo perdido.

Un hombre joven toma una bebida en una taza, en un espacio abierto. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La verdad suele encontrar la manera de darse a conocer. Samuel tuvo que vivir con las consecuencias de las acciones de Elizabeth y Jorge. Sin embargo, la verdad se reveló cuando Michael buscó respuestas años después.

Nunca es demasiado tarde para volver a empezar. Samuel nunca supo que tenía un hijo, pero al enterarse quiso conocerlo y recuperar el tiempo perdido. Juntos, trabajaron en su nueva relación.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Mujer ve retrato de persona idéntica a ella entre las obras de artista: "La dibujé hace una hora", dijo él - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad