logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre deja a su prometida tras enterarse que espera trillizos: 6 años después se reencuentran - Historia del día

Vanessa Guzmán
12 abr 2022
21:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El hijo mimado de un hombre rico deja a su prometida pobre cuando se entera de que está embarazada de trillizos. Se encuentra con ella seis años después y se lleva una desagradable sorpresa.

Publicidad

Michael Robles era el tipo de persona que a nadie le gustaba y él lo sabía. Pero había una persona que se fijó en él. Esa era Stephanie Duarte. Que ella también fuera inteligente y hermosa y que pudiera tener a quien quisiera asombró a Michael.

Al principio, pensó que Stephanie salía con él por el dinero de su padre. Luego la vio rechazar a un tipo mucho más rico. ¡Por algún milagro, esta increíble chica lo amaba! Michael nunca imaginó que llegaría un día en que se alejaría de esa mujer y su amor, pero lo hizo.

Trillizas disfrutando al aire libre. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Michael y Stephanie se conocieron en la escuela secundaria y comenzaron a salir cuando tenían 16 años. Al principio, el padre de Michael no había prestado atención a su relación, pero cuando vio que los dos planeaban ir juntos a la universidad, comenzó a preocuparse.

El día del baile de graduación de la secundaria, Michael le propuso matrimonio a Stephanie y ella dijo que sí. El joven millonario anunció felizmente el compromiso a su padre a la mañana siguiente. De inmediato, su papá le tomó la mano.

"Michael", dijo Manuel Robles. "Sabes que te amo, y lo que voy a decir es por tu propio bien. Tienes que romper con Stephanie. Cancela el compromiso".

Publicidad

"¿Por qué?", preguntó Michael. "Pensé que te gustaba Stephanie".

"¡Seguro que sí!", dijo Manuel haciéndole un guiño pícaro. "Ella es atractiva, y estas chicas bonitas de clase baja son buenas para divertirse, pero no quiero que te atrapen en una trampa".

"Papá, amo a Steph", protestó Michael. "Y ella no es de clase baja..."

"Su padre trabaja en mi fábrica y viven en un edificio sin ascensor de dos dormitorios", dijo Manuel con frialdad. "Ella no es el tipo de chica con la que te debes casar".

Lee también: Hombre abandona a esposa con trillizos recién nacidos: años después se encuentran accidentalmente - Historia del día

Publicidad

"No voy a romper con ella, papá", dijo Michael. "La amo y me voy a casar con ella tan pronto terminemos la universidad".

Jóvenes tomados de la mano. | Foto: Unsplash

Publicidad

"¿Y cómo planeas pagar la universidad?", preguntó Manuel. "No tienes una beca, tus calificaciones son apenas promedio. ¡Si quieres que yo pague la cuenta, rompe con esa vagabunda!".

Esa noche, Michael y Stephanie tenían una cita y él decidió darle la noticia. Lo que Michael no sabía era que Stephanie también tenía algo importante para contarle. "Steph", dijo Michael vacilante. "Tengo algo de qué hablarte..."

Stephanie parecía aún más nerviosa de lo que se sentía Michael. "Yo también, Mike", dijo. "Espero... espero que no te enfades".

"¿Qué está sucediendo?", preguntó Michael, más que dispuesto a posponer la ruptura, aunque fuera por unos minutos. "Solo dime, Steph, sabes que puedes decirme cualquier cosa".

Publicidad

Stephanie respiró hondo, cerró los ojos y soltó: "Estoy embarazada".

"¿QUÉ?", preguntó Michael asombrado. "¿Tú estás qué?".

Stephanie estaba temblando. "Estoy embarazada", susurró. "Tengo seis semanas..."

"¿Vas a tener un BEBÉ?", manifestó Michael con la respiración agitada.

Ella negó con la cabeza. "No", precisó. "Son tres. El médico hizo un escáner hoy. Hay tres bebés".

Hombre y mujer muy enamorados. | Foto: Unsplash

Publicidad

Michael gritó: "¿Estás bromeando? ¿TRES? Mi papá tenía razón, eres una tonta de clase baja que busca ser millonaria. Hemos terminado, ¿escuchaste? ¡TERMINADO! El compromiso está cancelado".

Michael fue a casa y le contó todo a su padre. Manuel parecía sombrío. "¡Prepárate, Michael! Nos va a demandar por paternidad".

Pero ella nunca lo hizo. De hecho, Michael nunca volvió a saber de Stephanie.

Michael fue a la universidad y al graduarse se unió a la empresa de su padre. La universidad no fue tan divertida como esperaba y nunca encontró a una chica a la que pudiera amar.

Publicidad

Tal como estaba planeado, comenzó a trabajar para Manuel. También vivió bajo su mandato. Tuvo éxito y prosperidad, y cuando su padre murió seis años después, se hizo muy rico, pero no era feliz.

Seis meses después de la muerte de su padre, Michael fue a buscar a Stephanie. Trató de localizarla a través de la asociación de exalumnos de la escuela secundaria, pero fue en vano. Entonces, un día visitó un centro comercial que su compañía planeaba comprar y se encontró cara a cara con el pasado.

Vio a tres niñas idénticas riéndose y persiguiéndose alrededor de la fuente del gran patio del centro comercial. "Mis hijos..." pensó. "Tendrían esta edad..." Y luego vio a Stephanie.

Publicidad

Se veía tan radiante y hermosa como siempre y extendía sus brazos hacia las tres niñas que él había estado observando. "¡Steph!", gritó. Y ella se dio la vuelta.

Hombre enojado. | Foto: Unsplash

Publicidad

Parecía sorprendida de verlo. "¿Qué haces aquí, Michael?", contestó con enojo. "¡Vete!".

"Steph, lo siento mucho", dijo Michael. "Te amo, siempre te he amado. Quiero conocer a mis hijas..."

"¡No!", dijo Stephanie. "¡No las mereces! ¡Tienen un padre, un padre maravilloso!". Un hombre caminaba hacia Stephanie y las niñas. Frunció el ceño cuando vio que ella estaba molesta.

"¿Qué está sucediendo?", preguntó y puso su brazo protectoramente alrededor de Steph. Se volvió y dijo algo en voz baja y el hombre parecía muy enojado. Empezó a caminar hacia Michael. Era un hombre muy grande.

Publicidad

Le dio un empujón y le dijo que se fuera. Con una última mirada a las tres niñas pequeñas que jugaban, Michael dio media vuelta y se alejó. Había perdido a Stephanie y había perdido a sus hijas.

"¿Qué es lo que tengo?", se preguntó esa noche. "Tengo dinero…". Se rio amargamente y se sirvió una copa de vino. Lo levantó en un brindis burlón. "¡Gracias Papá!", exclamó, luego comenzó a llorar.

Al día siguiente, Michael consultó a su abogado, creó un fondo fiduciario para sus hijas y redactó su testamento. A medida que las niñas crecían, siguió su progreso en las redes sociales. Y un día, tuvo un shock.

Ecografía de embarazo. | Foto: Unsplash

Publicidad

Stephanie y su esposo habían muerto en un accidente automovilístico. Las niñas habían quedado solas. Lo necesitaban. "Por fin", se dijo a sí mismo. "¡Alguien me necesita y realmente puedo ayudar!".

Michael investigó y descubrió que las niñas, Diana, Sara y Janet, no tenían suficiente dinero para la universidad y habían abierto una página de GoFundMe. Hizo una donación de $250,000 y luego las contactó.

Lee también: Hombre deja a su esposa embarazada porque dice que quiere disfrutar la vida - Historia del día

Las chicas sabían de él y, al principio, no querían aceptar su dinero. Michael tuvo que trabajar duro para ganarse su confianza, pero finalmente accedieron a conocerlo. Veinte años después de alejarse del amor de su vida, Michael tenía una familia.

Publicidad

Fotografía de trillizas posando de espalda mientras se abrazan. | Foto: Unsplash

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Toma tus propias decisiones y no dejes que otros te influencien: Michael abandonó a Stephanie por lo que su padre le había dicho y lo lamentó por el resto de su vida.

Publicidad

Todo el mundo merece una segunda oportunidad: Aunque Michael abandonó a sus hijas, luego se arrepintió e hizo las paces. Ellas le dieron una segunda oportunidad.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad