logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Señora pobre compra dos sillones viejos y rotos: encuentra un sobre dentro de uno de ellos - Historia del día

Georgimar Coronil
26 abr 2022
13:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer pobre que busca en un mercadillo se desanima al darse cuenta de que lo único que puede comprar es un par de sillones rotos. Al final los adquiere, y mientras los limpia en casa, descubre un sobre dentro de uno de ellos que cambia su vida para siempre.

Publicidad

Scarlett López y su marido Carlos eran un par de huérfanos que se enamoraron cuando eran adolescentes y se casaron cuando salieron del orfanato. Tiempo después, dieron la bienvenida a dos hermosas hijas, un par de gemelas, y fue entonces cuando las cosas empezaron a ponerse difíciles para ellos.

Desgraciadamente, su situación económica no era tan buena como su vida sentimental. Obtenían unos escasos ingresos al mes tras combinar el dinero que Carlos ganaba reparando muebles viejos y lo que hacía Scarlett como costurera. Tras el nacimiento de las niñas, apenas les alcanzaba para llegar a fin de mes.

Sillones rotos. | Foto: Shutterstock

Sillones rotos. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Por eso, cuando Scarlett vio que su cama estaba en mal estado, tuvo que conducir hasta un mercadillo para conseguir otra. Pero cuando vio los precios de las camas usadas, se dio cuenta de que estaban completamente fuera de su alcance. Fue entonces cuando su mirada se fijó en dos viejos sillones rotos que había en un rincón.

Comprobó sus precios y eran justo lo que podía pagar. Sabía que no servirían para hacer de cama, pero si se unían, al menos una persona podría dormir tranquilamente en ellos. Así que se acercó al vendedor y compró los muebles.

Los llevó a casa con la ayuda de Carlos, y mientras los limpiaba sintió que había algo debajo de uno de los cojines. Cuando lo levantó, descubrió un sobre.

Publicidad

Lee más: Tras 56 años de matrimonio, mujer encuentra carta de despedida de su esposo - Historia del día

"¿Quién lo habrá dejado aquí?", se preguntó, dándole varias vueltas. Parecía bastante viejo y el papel había empezado a despegarse por las esquinas. Pensaba abrirlo cuando terminara de limpiar las sillas, pero la curiosidad la venció.

Abrió la solapa del sobre y en su interior había una carta en letra cursiva que, según la fecha de la esquina superior derecha, había sido escrita 53 años antes.

Sobre. | Foto: Pexels

Sobre. | Foto: Pexels

Publicidad

"Para quien encuentre esto:

Me llamo Magdalena Hernández, y me alegro mucho de que hayas comprado esos sillones. Lamentablemente, para cuando leas esta carta, lo más probable es que esté en el cielo, lejos del mundo de los humanos. Sinceramente, quería dejar el mundo antes, pero Dios no tenía planes para ello, sino hasta hace 3 meses, cuando me enteré de que tenía cáncer.

En este momento de mi vida, no tengo nada más que perder. Mi hijo y mi marido murieron hace tiempo en un incendio que arrasó nuestra casa. Después de eso, viví sola, y estoy encantada de reunirme pronto con mi hijo y mi marido. Pero antes, me gustaría cumplir un deseo, y espero que puedas ayudarme. Por eso dejé el sobre en el sillón. Estos sillones son lo único que queda de ese trágico día. Son un doloroso recuerdo de lo que pasó, pero al mismo tiempo, no me atrevo a deshacerme de ellos.

Publicidad

Encontrarás una dirección al final de la carta. Ve allí y busca bajo el olmo. No te decepcionará.

Con amor

Magdalena Hernández".

Lee más: Marido se burla de viejo sofá que esposa compró en mercado de pulgas: nota una cremallera minutos después - Historia del día

Scarlett examinó la carta y había en efecto una dirección en la esquina inferior. El lugar no estaba lejos de su casa, aunque estaba a media hora de viaje. Llamó enseguida a Carlos y le habló de la carta. Decidieron ir a averiguar qué había allí.

Publicidad

Pidieron a su vecino que cuidara de sus hijas mientras ellos estaban fuera, y una hora más tarde, descubrieron que estaban en un barrio desértico en el que se encontraba una vieja pero enorme mansión abandonada de estilo victoriano. También había un gran cartel de "Se vende" en el jardín, pero basándose en el estado de la propiedad, Carlos y Scarlett supusieron que no había recibido ninguna visita en años.

Casa. | Foto: Pexels

Casa. | Foto: Pexels

Publicidad

Afortunadamente, la puerta principal que daba acceso a la mansión estaba abierta, y se podía acceder al patio trasero sin tener que pasar por la casa, que tenía una enorme cerradura en su puerta principal. Se dirigieron a la parte de atrás y descubrieron el viejo olmo. Se mantenía en pie, con las hojas secas y arrugadas. Carlos buscó algo que pudiera servir para cavar y encontró una pala en el invernadero.

Poco a poco, empezó a cavar y de repente oyó un tintineo. Algo había sido enterrado allí, seguramente de metal, que sonaba cuando era golpeado por la pala. Siguió cavando durante unos minutos más hasta que apareció una vieja caja de hojalata. Tenía una cerradura en el pestillo delantero, y cuando Carlos la forzó, descubrió algo envuelto en una hoja de papel.

Publicidad

Cuando lo tomó en sus manos, lo sintió pesado, así que rompió el papel y se quedó helado de asombro cuando encontró varias piezas de oro en su interior.

"¡Carlos!", gritó Scarlett, esforzándose por asimilar lo que acababan de descubrir. "¡Oh, Dios mío! ¿Es todo esto oro de verdad?"

Lee más: Niño encuentra un auto abandonado en el bosque y nota una caja vieja adentro - Historia del día

"Ummm... supongo que sí. Quiero decir, a mí me parecen reales. Creo que lo son. Probablemente a eso se refería la señora cuando dijo que no nos decepcionaría. Después de todo...".

Publicidad

"Espera", comentó Scarlett mientras recogía los trozos de papel de regalo. "Es una carta. La hoja de papel que las envolvía".

"¿Qué?".

Carlos y Scarlett recogieron los trozos de papel y descubrieron que era otra carta de Magdalena.

Pala enterrada. | Foto: Pexels

Pala enterrada. | Foto: Pexels

Publicidad

"La verdadera riqueza es la familia, no el dinero, porque el dinero no es nada cuando se pierde una familia. Como no tenía herederos, decidí dejar el dinero en manos de Dios para que lo encontrara alguien que lo necesitara más. Si estás leyendo esto, creo que Dios acabó encontrando al legítimo propietario. Estas piezas hechas de oro auténtico que te harán ganar millones. ¡Buena suerte!

Con amor

Magdalena Hernández".

Scarlett y Carlos no podían creer su suerte. ¡El día que comenzó con Scarlett buscando una cama vieja terminó con ellos convirtiéndose en millonarios!

Publicidad

Esa noche en casa, después de muchas contemplaciones, decidieron vender el oro y mudarse a una nueva casa más cómoda. Pero antes, querían visitar la tumba de Magdalena y agradecerle el regalo que les había cambiado la vida.

Después de visitar todos los cementerios del pueblo, la encontraron. Resulta que toda su familia estaba enterrada en el mismo lugar. Desde entonces Carlos y Scarlett los visitan regularmente.

Tiempo después de su hallazgo, se mudaron a una casa más grande, pero el sillón de Magdalena sigue en su salón como recuerdo de cómo los ayudó cuando más lo necesitaban. Carlos lo restauró de tal manera que es difícil decir que son las mismas sillas viejas que Magdalena trajo del mercadillo.

Publicidad
Personas en un cementerio. | Foto: Pexels

Personas en un cementerio. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nunca hay que perder la esperanza en tiempos difíciles: Carlos y Scarlett nunca se rindieron y trabajaron duro para mantenerse a pesar de sus dificultades económicas. Al final, la vida les recompensó.

Publicidad

Agradece siempre lo que recibes en la vida: Scarlett y Carlos estaban eternamente agradecidos con Magdalena por ayudarles en sus momentos de necesidad. Por ello, todos los años le presentan sus respetos en su tumba.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Pobre mujer es despojada de su casa: no sabía que había un sótano oculto - Historia del día

08 de marzo de 2022

Tras 56 años de matrimonio, mujer encuentra carta de despedida de su esposo - Historia del día

25 de febrero de 2022

Esposa compra huevo de Pascua en mercado con sus últimos $50: esposo la sermonea hasta que lo abre accidentalmente - Historia del día

24 de abril de 2022

Bebé llora cada vez que está en viejo cochecito hasta que abuela halla capa oculta bajo el asiento - Historia del día

15 de abril de 2022