logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre ve a su exsuegro deambulando por las calles durante días: "Dame refugio", ruega el anciano - Historia del día

Vanessa Guzmán
04 ago 2022
00:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La esposa de Zaid, Wendy, lo abandonó con su bebé recién nacida. Sacudió su mundo, pero se recuperó mientras criaba a su hija. Años más tarde, inesperadamente encontró a su ex suegro deambulando por las calles y descubrió una verdad asombrosa que nunca había imaginado.

Publicidad

El aroma del café recién colado deleitó a Zaid. Se sirvió una taza y la bebió, mientras reflexionaba sobre cuánto había cambiado su vida en tan solo unos años. Se sentía maravillado y feliz.

Hacía tres años, su esposa, Wendy, dio a luz a su primogénita, una hermosa hija llamada Marissa, y pensó que su vida sería perfecta. Dos días después, ella los abandonó.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡No quiero seguir a tu lado, Zaid! No trates de encontrarme. No llames a mi familia. ¡Adiós!", le dijo Wendy después de finalmente contestar el teléfono, pero colgó antes de que él pudiera pedir una explicación más profunda. Ella se había ido, y él no sabía qué hacer.

Quería beber, jugar videojuegos y quedarse acostado todo el día. Pero eso no era posible. Tenía que pensar en su niña, y ella era lo primero. Por lo tanto, Zaid se dedicó a criar a su hija y finalizó el divorcio con Wendy.

Cuando menos lo esperaba, Iliana entró en su vida. Había enviudado poco después de haberse casado y no tenía hijos.

Se conectaron inmediatamente después de conocerse en una conferencia de trabajo y se mudaron juntos solo seis meses después de comenzar a salir. Iliana y su hija también se conectaron como si hubieran estado destinados desde el principio a ser una familia.

Publicidad

Lee también: Hombre abandona a su familia: 20 años después, hija ve a mendigo y reconoce a su padre - Historia del día

Y ahora, Zaid bebía café mientras esperaba que sus hermosas chicas despertaran, y no había nada más pacífico que eso. La única salvedad es que nunca supo exactamente por qué se había ido Wendy y esa duda de vez en cuando lo atormentaba.

Zaid también perdió el contacto con la familia de su ex. Habían sido muy unidos y sus suegros los habían apoyado durante el embarazo y nacimiento de Marissa. Pero Wendy le dijo que no los llamara y desde entonces se marcó la distancia. Él se sentía muy mal porque su hija no tenía más abuelos.

Publicidad

"Buenos días, amor", escuchó Zaid detrás de él, y sintió una sonrisa formándose en su rostro cuando el brazo de Iliana rodeó su torso.

"Buenos días, cariño", respondió y le sirvió una taza de café. "¿Marissa se despertó?".

"No lo creo, pero déjala dormir un rato más", respondió Iliana, tomando la taza en sus manos.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

La vida de Zaid ahora parecía perfecta. Salía del trabajo para recoger a su hija en la escuela, ya que Iliana solía dejar su trabajo más tarde.

Un día, para su sorpresa, vio a su ex suegro, Marcos Sosa, caminando por las calles. Zaid quería detener su auto y hablar con él, pero no había dónde estacionar. Continuó conduciendo y sacudió la cabeza ante la idea de intentar conectarse con esa parte de su pasado.

"Nunca me buscaron", se dijo a sí mismo y continuó con su día.

Vio al Sr. Sosa dando vueltas al día siguiente, y esta vez Zaid podría haberse acercado a él, pero no lo hizo, apegado a su plan original de no hacer contacto. Sin embargo, el anciano deambuló por las calles cercanas a su oficina todos los días durante una semana y algo no parecía estar bien.

Publicidad

Su casa estaba al otro lado de la ciudad. No le parecía normal que el hombre mayor caminara por esa área todos los días. La vez siguiente que Zaid vio al Sr. Sosa, se detuvo.

"¿Señor Sosa?", lo llamó acercándose con su auto hasta que se detuvo y se bajó.

El hombre parecía desorientado, pero lo miró directamente, y finalmente vio en sus ojos que lo reconoció. "¡Zaid! ¡Dios mío!", expresó con tono desesperado. De inmediato, Zaid frunció el ceño y se sintió confundido. "Mi muchacho. ¿Cómo has estado?", preguntó su ex suegro.

"He estado bien, Sr. Sosa. ¿Y usted?", respondió, notando que el hombre se veía demacrado por alguna razón, a pesar de que siempre había sido un caballero con camisas de vestir y pantalones planchados.

Publicidad

"Oh, bueno... ya sabes", dijo el Sr. Sosa, mirando hacia abajo.

"¿Cómo está su esposa?", continuó Zaid.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Camila murió hace dos años", respondió, entrelazando sus manos, con los ojos todavía bajos.

"Mis más sinceras condolencias. Era una mujer encantadora", respondió Zaid con sinceridad. También había amado a su ex suegra. "¿Cómo está Wendy?".

"Wendy… bueno... realmente no lo sé", comenzó el hombre mayor, haciendo que Zaid pensara que no quería dar información de ella. Pero de repente, se le tensó la garganta y se le humedecieron los ojos.

"¿Sr. Sosa? ¿Qué sucede? ¿Está bien?".

"No... no, no lo estoy", respondió, cubriendo sus ojos avergonzados.

Publicidad

Zaid lo condujo hacia un banco y trató de consolarlo lo más posible. Y cuando el hombre mayor se calmó, reveló algo que Zaid nunca esperó. Wendy había echado a su padre de la casa cuando murió su madre. Luego vendió el inmueble y se fue del país con su novio.

"Ella te estaba engañando. Es por eso que no te contactamos. Estábamos tan avergonzados, y bueno, ella nos dijo que no nos acercáramos. Pero Camila y yo realmente queríamos llamarte, ver a la niña, y luego ella murió”.

“No sabía qué hacer. Y luego… bueno, Wendy descubrió que la casa era oficialmente suya después de la muerte de mi esposa, y me echó sin remordimiento”.

Publicidad

"No sé qué decir... ¿En qué estaba pensando Wendy?", intervino Zaid horrorizado por lo que acababa de escuchar.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Ella no es la hija que crie… Es ese novio... es terrible. Creo que fue él quien la convenció de que te dejara, que dejara a su bebé y que me echara de mi propia casa. Ella me amenazó con abogados y yo... simplemente me fui", reveló el Sr. Sosa.

"¿Dónde has vivido desde entonces?".

"Al principio, con mi hermano. Pero luego, tuve que irme. Estuve en refugios para personas sin hogar y me quedé más tiempo de lo esperado. Nadie quiere contratar a un hombre mayor hoy en día. Ya me había jubilado, pero mi pensión no es suficiente para alquilar en esta ciudad. Estoy perdido", explicó.

"¿Por qué no me llamaste?".

Publicidad

"¿Cómo podría, muchacho? ¿Después de todos esos años que me separé de ti y de mi nieta? Estaba avergonzado".

"¿Y por qué has estado deambulando por esta zona?".

El hombre mayor suspiró. "Esta es otra revelación vergonzosa, pero qué diablos. La gente de aquí es más generosa. Me dan más dinero que en otra parte de la ciudad y, a veces, me compran comida. He estado ahorrando tanto como puedo. Pero es muy difícil".

"Sr. Sosa, debería haberme llamado", refutó Zaid con tristeza.

"¿Hubieras hecho algo por el hombre que abandonó a tu nieta?", preguntó.

Publicidad

Lee también: Años después de que su padre la echara, hija lo ve mendigando y viviendo en la calle - Historia del día

"Lo hubiera hecho. Estoy seguro".

Se quedó en silencio durante unos minutos antes de bajar la cabeza y suplicar: "¿Me darías refugio, muchacho?".

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Los ojos de Zaid se humedecieron por su tono, y solo pudo asentir con la cabeza con entusiasmo. Luego envolvió su brazo alrededor del hombre.

Iliana recibió al Sr. Sosa con los brazos abiertos, especialmente después de que Zaid explicara con precisión lo que sucedió. "Al menos, ahora sabes por qué tu exesposa se fue", dijo Iliana más tarde en la noche antes de acostarse a dormir.

A Marissa le encantaba tener cerca a su abuelo, y el Sr. Sosa se ofreció como voluntario para cuidarla cuando Zaid o Iliana no estuvieran en casa.

El hombre mayor vivió con ellos durante 15 años antes de fallecer, pero trajo alegría y un sentido de familia a su hogar. Demostró que la familia es todo lo que importa en el mundo.

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La familia es más importante que cualquier otra cosa en el mundo: Nadie te querrá tanto como tu familia, y ellos siempre deben ser una prioridad. Zaid le ofreció refugio al anciano, a pesar de que ya no estaban emparentados legalmente, pero seguía siendo el abuelo de su hija.

Algunas cosas suceden por una razón, incluso si no lo sabes en ese momento: Aunque Zaid quedó devastado cuando Wendy se fue, su vida fue mucho mejor unos años después. Así que su dolor ocurrió por una razón.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hombre deja a su anciana suegra con pandilleros: regresa más tarde y no reconoce su casa - Historia del día

06 de junio de 2022

Conserje camina 2,5 horas a diario para llegar al trabajo hasta que sus colegas se enteran - Historia del día

02 de mayo de 2022

En el funeral de su esposa, viudo descubre que ella estuvo casada con otro hombre toda su vida - Historia del día

17 de mayo de 2022

Anciana encuentra trillizos abandonados en el muelle y se da cuenta de que podrían ser sus bisnietos - Historia del día

05 de junio de 2022