logo
Una canasta de ropa | Foto: Flickr.com/ Sean Freese
Una canasta de ropa | Foto: Flickr.com/ Sean Freese

Después de un viaje laboral de su marido, esposa descubre una nota con las palabras "Te extraño, papi" - Historia del día

Georgimar Coronil
05 sept 2022
10:00

Cuando un hombre vuelve a casa de un viaje de trabajo, su mujer encuentra entre su ropa una nota con la letra de un niño que dice: "Te echo de menos, papá". Enfurecida, decide enfrentarse a él, y la realidad la conmociona.

Publicidad

Melissa pasó la mañana alegre esperando que su esposo Eric llegara a casa. No veía la hora de decirle que estaban esperando su primer hijo.

La mujer había preparado una caja sorpresa para él en su dormitorio, con los resultados de las pruebas y un par de calcetines pequeños. "Se pondrá muy contento", pensó mientras esperaba en el salón a que él volviera de su viaje de negocios.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Unos instantes después, cuando sonó el timbre, el corazón de Melissa se aceleró. Se recompuso antes de abrir la puerta y se emocionó al ver a Eric de vuelta. "¡Bienvenido a casa, cariño!", dijo, abrazándolo. "¡Te he echado mucho de menos!".

"Lo mismo digo, cariño", respondió él apresuradamente, entregándole su equipaje. "Lo siento, Mel, pero tengo que ponerme al día con un amigo. Es un poco urgente, pero estaré de vuelta por la tarde. Nos vemos". Se alejó, dejando a Melissa sin palabras.

Publicidad

"¿Se acaba de ir? ¿Ni siquiera ha entrado?", pensó.

Melissa se sintió muy mal. Llevaba tanto tiempo esperando para sorprenderle. “¿Cómo pudo Eric marcharse así?”, pensó y llevó su equipaje al interior de la casa.

"¿Cómo ha podido hacernos eso? ¡Vamos a tener nuestro primer hijo! Estaba tan emocionada por la sorpresa. Ha sido muy inoportuno", refunfuñó mientras deshacía la maleta.

Melissa deshizo la maleta de Eric y llevó el cesto de la ropa sucia al salón para recoger la ropa que iba a lavar.

Sacó todos los pantalones y camisas de Eric y empezó a revisar los bolsillos antes de apilarlos para lavarlos. En uno de los bolsillos encontró una nota arrugada. Melissa enderezó el papel para ver lo que era y se sorprendió por el mensaje escrito en él: "Te echo de menos, papá".

El mensaje estaba garabateado con letra de niño junto a un dibujo de un hombre y una mujer.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

"¿Qué es esto? ¿Tiene... tiene una segunda familia?", se preguntó.

A Melissa se le llenaron los ojos de lágrimas al mirar la nota y sintió que el corazón le daba un vuelco. Se levantó del sofá y empezó a pasearse por la habitación con ansiedad. Temía que su vida felizmente casada se hiciera añicos, pero necesitaba respuestas. Así que cuando Eric llegó a casa esa tarde, se enfrentó a él.

"¿Qué demonios se supone que significa esto, Eric?", gritó ella, con los ojos llorosos, mientras tiraba la nota al suelo. "No finjas que no tienes ni idea porque la he encontrado en el bolsillo de tu camisa".

Cuando Eric recogió la nota, sus ojos se abrieron de par en par, y Melissa notó un extraño temor en ellos. "Mira, cariño, realmente puedo explicar esto, ¿de acuerdo? Yo... yo solo...".

"¡Bueno, eso es exactamente lo que quiero, Eric! Así que dime, ¿quién es ese hijo secreto que has engendrado a mis espaldas? ¿Te has buscado otra esposa? Sabes que eso es un crimen porque todavía estamos casados, ¿verdad? ¿O deseas divorciarte de mí ahora que tienes otra familia que cuidar?", expresó.

"Mel, por favor, siéntate", le dijo Eric, tomándola de las manos. Pero ella retiró las manos, enfurecida.

Publicidad

"¡No te atrevas a tocarme! ¡EXPLICA ESA MALDITA NOTA!".

"Está bien, está bien, relájate", suspiró él, colocando la nota sobre la mesa. "La cosa es, Mel, que tengo un hijo de mi primera esposa, ella murió".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¿Qué? ¿Qué has dicho?" Melissa se desplomó en el sofá, incapaz de asimilar la confesión de Eric. "¿Cómo es que nunca me lo dijiste? Llevamos más de un año casados, Eric, ¿y me ocultas cosas?".

"Lo siento", se disculpó Eric. "Su nombre era Amelia. Estuvimos casados durante un año cuando tuvimos un bebé. Pero Amelia no era quien yo creía que era. Me engañó con mi mejor amigo y me quitó a mi hijo. Hace muy poco, me enteré de que tanto ella como mi mejor amigo fallecieron en un accidente de coche, y mi hijo se quedó solo.

Publicidad

"Se llama Carlos y se queda con mi ex suegra. Este viaje era en realidad una excusa para verlo, Mel. Me disculpo por ocultarte todo esto. Pero tenía miedo de perderte si descubrías la verdad. Debería haber sido honesto contigo. Lo siento mucho".

Melissa no pronunció palabra y recogió la nota de la mesa del salón. La desdobló y miró el dibujo. Se dio cuenta de que la mujer era la abuela de Carlos, y el hombre del dibujo era Eric, mientras que la mano del niño pequeño que sostenían era el propio Carlos.

"¿Cuánto tiempo lleva sin padres? ¿Cuántos años tiene?", preguntó de repente tras una breve pausa.

Eric la miró, confundido. "¿Qué? ¿Te refieres a Carlos?".

Ella asintió, con la mirada fija en la nota. "Ha pasado un mes", respondió Eric. "Su abuela está haciendo todo lo posible para criarlo, pero realmente me echa de menos y quiere que esté allí. Solo tiene 4 años. Yo... no sé cómo decirle que ahora tengo otra familia".

"Está bien", dijo Melissa. "Lo adoptaremos. Le daremos un hogar. Estoy dispuesta a aceptar a Carlos".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Eric se quedó atónito. "¿Lo dices en serio? Quiero decir, ¿lo dices en serio?".

Ella asintió. "No puedo responsabilizar a Carlos de lo que hizo su madre. Erraste al ocultarme la verdad, pero no puedo ver a un niño pequeño creciendo sin una familia cuando su padre está vivo, y no puedo dejar que sufra por los errores de su mamá. Deberías haber confiado más en mí, Eric. Estoy decepcionada", dijo.

Se levantó del sofá y volvió con la caja de regalo que había planeado para él. "Ábrela".

"¿Qué... qué es esto?", preguntó Eric confundido y luego comenzó a desenvolver la caja. Cuando descubrió los resultados de la prueba y un par de calcetines de bebé, sus lágrimas no dejaron de caer. "¿Esto es?... No me lo digas".

Publicidad

"¡ESTOY EMBARAZADA, ERIC! Vas a ser padre, y desde luego no es así como imaginaba que sería la revelación sorpresa".

"Me alegro mucho por nosotros, Mel. Haré todo lo posible, confía en mí. Seré el mejor padre para nuestro bebé. Lo prometo".

Melissa estaba enfadada con Eric, pero le perdonó. Y tras soltar su rabia, lo abrazó con cariño. "Lo sé. Y estoy feliz de que nuestro hijo tenga un hermano mayor. Pero prométeme que no volverás a ocultarme nada, Eric. Tienes que confiar lo suficiente en mí. ¡Por favor!".

"Lo siento, cariño. Lo prometo, ¡y te quiero!", respondió él, devolviéndole el abrazo. "Y gracias por aceptar a Carlos", expresó.

Nueve meses más tarde, Eric y Melissa le dieron la bienvenida a una preciosa niña llamada Layla, que tenía unos padres maravillosos que la querían y un adorable hermano mayor. Y así, su familia pasó de ser dos a ser una amorosa familia de 4 miembros.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de ella?

  • La confianza es la piedra angular de cualquier relación: Eric rompió la confianza de Melissa al ocultarle a su hijo. Pero aprendió la lección y no volverá a hacer algo así.
  • La familia no tiene que ser de sangre: En cambio, se forma a través del amor y el cuidado. Melissa tuvo un gran corazón para aceptar a Carlos aunque no fuera de su sangre. Se necesita mucho amor y valor para hacer eso.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi suegra arruinó nuestra boda después de que mi marido y yo la echáramos de la lista de invitados - ¿Qué debemos hacer?

09 de abril de 2024

Rico humilla a mesero discapacitado que luego le enseña una valiosa lección - Historia del día

05 de marzo de 2024

Esposa ve a chica guapa entregándole a su marido una nota de "agradecimiento por lo de anoche" - Historia del día

08 de marzo de 2024

Me asusté al ver lo que mi nuera puso en la tarta de manzana de mi hijo el día de su boda

05 de marzo de 2024

Mi esposa renegó de sus padres tras el nacimiento de nuestro hijo - 15 años después, me contó la espeluznante verdad

14 de febrero de 2024

Se me partió el corazón cuando vi el "regalo" que mi suegra dejó en la mesita de noche en mi ausencia

23 de abril de 2024

Recién nacido llora todo el día sin importar lo que hagan sus padres hasta que revisan su cuna - Historia del día

15 de febrero de 2024

Mi suegra convirtió mi Día de Acción de Gracias en un desastre, me vengué en Navidad - Historia del día

14 de mayo de 2024

Jefe grosero humilla a mendigo fuera de oficina, al día siguiente es castigado por sus empleados - Historia del día

30 de enero de 2024

Esposa se da cuenta de que esposo siempre sale de casa cuando suena su teléfono, un día decide seguirlo

07 de marzo de 2024

Mi única hija me desinvitó en la víspera de su boda: "No mereces estar en mi vida"

22 de marzo de 2024

Mamá de la novia ve al novio entrando en el baño con la dama de honor en plena boda - Historia del día

24 de enero de 2024

Mesera descubre una servilleta con las palabras "AYÚDAME" en el suelo del restaurante - Historia del día

22 de abril de 2024

Mi hijo desapareció cuando él tenía 15 años - 10 años después, descubrí la espeluznante verdad

12 de marzo de 2024