logo
Anciana. | Foto: Shutterstock
Fuente: Anciana. | Foto: Shutterstock

Mujer mayor descubre que se la consideró desaparecida por décadas: decide encontrar a su familia biológica - Historia del día

Georgimar Coronil
22 sept 2022
13:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer mayor que lee un viejo artículo de periódico descubre accidentalmente que fue considerada desaparecida durante 70 años. Decide encontrar a su familia biológica y llega a otro descubrimiento sorprendente.

Publicidad

¿Cómo reaccionarías si descubrieras un día que toda tu vida ha sido una mentira? ¿Y cómo te sentirías si encontraras la foto de tu infancia en un anuncio de persona desaparecida en un periódico de hace décadas, y no tuvieras ni idea de ello?

Lisa, de 73 años, se encontró en esa situación. Todo comenzó mientras limpiaba el ático de su casa. Estaba recogiendo montones de periódicos antiguos cuando un artículo con su foto de cuando tenía 3 años en un anuncio de una persona desaparecida llamó su atención.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"¿Qué es esto? ¿Qué hace mi foto aquí?", exclamó Lisa a su nieto. "¿Puedes traer mis gafas, Daniel?".

"Yo las busco, abuela", dijo Carla.

Lisa se quedó mirando la foto de su infancia. El anuncio decía que el nombre de la niña de la foto era ella y que había desaparecido. ¿Cómo era posible?

La dama sabía que había sido adoptada por sus difuntos padres adoptivos, Emma y Javier, en 1952. Se enamoraron de ella la primera vez que la conocieron y se la llevaron a casa tras adoptarla legalmente. Lisa supuso que había sido abandonada por sus padres biológicos, que la dejaron en la puerta del orfanato, como en las películas.

Publicidad

Lee también: Maestro jubilado es voluntario en un orfanato: un día ve allí a niña idéntica a su nieta - Historia del día

"Daniel, Carla, ¿pueden encontrar estos nombres en las redes sociales? ¿Cómo se llama esa cosa que usan ustedes? Feibu".

"Facebook, abuela", respondieron.

"Sí, por favor, busquen estos nombres en esta lista de contactos. Tal vez aparezca algo. Quiero saber si soy yo o alguien más. Si era yo, cómo es que me perdí y nunca me encontraron".

Los nietos buscaron los nombres en las redes sociales, pero no apareció nada.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

"Abuela, todos los apellidos son diferentes. Quizá los que se mencionan en el anuncio hace tiempo que murieron o algo así".

Publicidad

Lisa perdía la esperanza y, día a día, su ansiedad se duplicaba. Quería llegar a la verdad a toda costa.

"¿Por qué no te haces una prueba de ADN? Tal vez puedas encontrar a alguien emparentado contigo". le aconsejó Carla. "Un kit de prueba de ADN casero debería ayudar. ¿Qué te parece, abuela?".

A Lisa le pareció una idea fantástica. Reunió sus muestras y las envió a analizar. Los resultados llegaron tres semanas después, y se sintió aún más descorazonada.

"¿Ni una sola coincidencia?", exclamaron los nietos tras ver a una decepcionada Lisa mirando los resultados. "Abuela, quizá deberías olvidarte de ello. Lo hemos intentado todo, pero nada ha funcionado. ¿No hay otra forma de averiguarlo?".

Publicidad

De repente, a Lisa se le ocurrió una idea y su expresión cambió al instante.

"¿Por qué no se me ocurrió antes? Vayamos a la comisaría. Si hubiera desaparecido en aquella época, seguro que alguien habría presentado una denuncia por desaparición".

Fueron a la estación de policía para averiguar.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Esa es mi foto cuando tenía tres años. ¿Tienen algún registro de personas desaparecidas que podamos consultar?".

Los agentes rebuscaron en los registros, pero no encontraron nada sobre Lisa. Ella perdió la esperanza porque era su única oportunidad de descifrar el misterio.

"Lo siento, señora. Aquí no hay registros de este tipo. ¿Está segura de que es 1952?".

"¡Sí!".

Lee también: Mujer adopta a niña huérfana con síndrome de Down: descubre que tiene una hija biológica de la que no sabía nada - Historia del día

Publicidad

"Hay un registro más. Vamos a ver si aparece algo", dijo el oficial, hojeando el otro expediente.

La dama estaba ansiosa. Entonces el agente encontró una denuncia por la desaparición de una tal Lisa, de tres años, que había desaparecido en un parque.

"Dice 'Contacte con Alex y Doris', pero el número de teléfono que habían dado ya no está activo", reveló el oficial.

"¿Alex y Doris?", dijo Lisa. "¿Son mis padres?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"No estoy segura, señora. Pero los datos indican que habían acudido a esta comisaría en los años cincuenta para presentar una denuncia por la desaparición de su hija Lisa, de tres años. Nadie vino a preguntar después de eso".

"¿Pero cómo es posible que nadie la encontrara y denunciara a sus padres, abuela?". Daniel estaba desconcertado.

"Hijo, tus bisabuelos me llevaron al extranjero después de adoptarme. Habían cambiado sus contactos y todo. Tal vez alguien intentó contactar con ellos después de ver mi foto en el artículo, pero no pudo contactar con ellos."

"Señora, aquí hay una dirección. Podemos ir a comprobarla", dijo el agente.

Publicidad

Lisa se alegró y fue a la dirección, sin saber con quién se encontraría allí.

Una frágil mujer mayor abrió la puerta y se presentó como Laura. Lisa le mostró el artículo del periódico.

"Esta es la foto de mi infancia. Mis padres adoptivos me encontraron en un orfanato y me adoptaron. ¿Pero cómo acabé allí? ¿Estaba perdida?".

Laura rompió a llorar y se lanzó a los brazos de Lisa. "¡Hermana!", gritó. "Pensé que no volvería a verte".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡¿Hermana?!", expresó Lisa, llorando.

"Sí, eres mi hermana pequeña, Lisa. Aquel día estábamos jugando en el parque cuando desapareciste. Nuestros padres te buscaron por todas partes, pero no pudieron encontrarte".

"¡Dios mío, Laura! Me alegro mucho de verte. No sabía que tenía una hermana. ¿Dónde están papá y mamá?", preguntó Lisa.

"Nos mudamos fuera del estado unos años después. Mamá y papá quedaron destrozados al no poder encontrarte. Murieron en un accidente de coche y luego viví con nuestra tía Helena. Volví a mudarme con mis hijos y nietos hace apenas un año".

Publicidad

Lee también: Hombre de 82 años va a Europa a buscar a la novia que perdió en 1974: se casa meses después - Historia del día

"Me hice una prueba de ADN, pero ¿cómo es que nunca coincidimos, Laura?".

"Eso es porque nunca nos habíamos hecho esas pruebas, y quizá los registros no tenían ningún análisis de nuestro ADN", reveló Laura. Presentó a Lisa a su familia.

Lisa estaba tan feliz de reconciliarse con sus parientes que no sabía que existían. Se deshizo en lágrimas y pronto le pidieron que adoptara su verdadera identidad y se mudara con su familia biológica.

Publicidad

"¡Estoy contenta de haber encontrado a mi familia, gracias a este viejo y tonto trozo de periódico que encontré!", bromeó.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Entonces, ¿es un sí? ¿Te vas a mudar con nosotros, Lisa?".

"¡No! Pero iré de visita a menudo, porque los hijos de mi hermana y los suyos son igual de parecidos a los míos".

Lisa abrazó a Laura. A pesar de haber encontrado a su familia perdida después de varias décadas, Lisa eligió volver a casa y vivir con la familia que la crio.

Se fue con Daniel y siguió en contacto con sus nuevos parientes. Lisa se alegró de dejar de ser la niña desaparecida de los archivos de los periódicos y la policía.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Publicidad

Que no hay que olvidarse de las cosas buenas que uno tiene y de quienes se las dieron: Lisa encontró a sus parientes distanciados que no sabía que existían después de un intervalo de 70 años. Aun así, optó por quedarse con la familia que la crio y se mantuvo en contacto con su nueva familia.

No pierdas la esperanza cuando te sientas decepcionado: Esfuércese por conseguirlo porque nunca se sabe lo sorprendentes que pueden resultar los resultados. Lisa se sintió decepcionada cuando no pudo localizar a su familia biológica, pero nunca perdió la esperanza. Siguió intentándolo y finalmente llegó a la puerta de su hermana.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Pobre adolescente es la única que visita la tumba de la abuela: una día se encuentra allí con la abogada de la difunta - Historia del día

30 de agosto de 2022

Huérfana le muestra a hombre rico un dibujo de su abuela: él se desconcierta al ver la imagen de su madre - Historia del día

09 de agosto de 2022

Mujer adopta a niña huérfana con síndrome de Down: descubre que tiene una hija biológica de la que no sabía nada - Historia del día

21 de agosto de 2022

Hombre deja a su familia a pesar de amarlos mucho: al otro día ve a su hijo en la puerta del hotel - Historia del día

26 de junio de 2022