logo
Perro sentado en una tumba. | Foto: Flickr/justthismoment (CC BY 2.0)
Fuente: Perro sentado en una tumba. | Foto: Flickr/justthismoment (CC BY 2.0)

Mujer encuentra al perro de su difunto hijo junto a su tumba: "Lo llevé tres veces a casa y siempre vuelve", dice el guardia - Historia del día

Georgimar Coronil
19 oct 2022
12:10

Un joven fallece y su perro no se separa de su tumba. El vigilante del cementerio lo lleva a casa y le cuenta a la madre del chico una triste historia.

Publicidad

Cuando Esteban murió en un accidente de moto, sus padres, Darla y Ricardo, quedaron destrozados. Esteban era su único hijo, la luz de sus vidas. El día del funeral, Darla no podía dejar de llorar.

Ricardo la consoló lo mejor que pudo, pero se olvidaron de un miembro de la familia que estaba tan triste como ellos: Pepino, el perro de Esteban y su mejor amigo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Cómo supo Pepino que Esteban había muerto? ¡Es un misterio! El chico tenía un año estudiando en la universidad y fue allí donde ocurrió el fatal accidente.

Pero de alguna manera, Pepino lo sabía. El día del funeral, se quedó ansioso junto a la puerta, llorando. Darla alertó a Ricardo: "Cariño, no le dejes salir. Está actuando de forma extraña".

"No lo haré", dijo Esteban padre. "Tenemos que cuidar a Pepino”.

Pepino era un perro que Esteban había adoptado cuando tenía 10 años. El chico les había rogado a sus padres que le regalaran un cachorro, pero ellos no estaban muy seguros.

Publicidad

Lee también: El perro de mi padre vino a mi casa un día después de su muerte, ladrando como para que lo siguiera – Historia del día

¿Era Esteban lo suficientemente maduro para la responsabilidad de tener una mascota? Finalmente, Darla y Ricardo cedieron y le dijeron a Esteban que le comprarían un perrito.

"¿Comprar?". Esteban se había horrorizado. "¡No se compra a un amigo! Lo encuentras, te conectas con él. Simplemente, sabes que va a ser tu mascota para toda la vida".

Así que Darla y Ricardo llevaron a Esteban a un refugio de animales. El chico había visto a casi todos los animales antes de "encontrar" a Pepino. Había echado un vistazo al perro y quedó cautivado con él.

Publicidad

Darla y Ricardo observaron atónitos cómo su hijo se agachó nariz con nariz con el perro, cuya cola se movía extasiada. "Es él", sonrió Esteban. "¡Lo he encontrado!".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Desde entonces, Esteban y Pepino fueron inseparables. Dondequiera que fuera el chico, el perro estaba a su lado. Esteban tenía sus amigos humanos, por supuesto, pero Pepino era su fiel acompañante.

"¿Puede darse la vuelta?", preguntó una tía de Esteban. "¡Mi perro puede hacer todo tipo de trucos!".

"Pepino es mi amigo", respondió Esteban. "No le humillo esperando que haga trucos. ¿Pides a tus amigos que se den la vuelta y se hagan los muertos?".

La mujer se sintió ofendida y le dijo a Darla: "Tu hijo es raro, y ese perro también. Yo en tu lugar me desharía de él".

Publicidad

"Entonces me alegro mucho de no ser tú", le dijo Darla a su hermana. "¡Pepino es mejor compañía que muchos humanos que conozco!".

A medida que Esteban crecía, Darla pensaba que su apego a Pepino se debilitaría. Pero no fue así. Incluso después de que Esteban se fuera a la universidad, Pepino seguía durmiendo en su cama, en su ausencia y cuando volvía a casa.

Ahora Esteban se había ido, y de alguna manera Pepino sentía que no había vuelta atrás. Darla se arrodilló y acarició suavemente las sedosas orejas de Pepino. "Pobrecito, ojalá pudieras entenderme", susurró. "Nuestro hermoso Esteban se ha ido".

Darla enterró su cara en el pelaje de Pepino y dejó caer las lágrimas que había estado conteniendo. "Vamos, cariño", dijo Ricardo con suavidad. "Es hora de irnos".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Después del funeral, amigos y familiares se acercaron a la casa para consolar a Darla y a Ricardo lo mejor que pudieron, pero alguien debió de dejar la puerta abierta y Pepino desapareció.

Publicidad

Sin embargo, a la mañana siguiente estaba de vuelta, y Darla no pensó en ello. Ahora Pepino se pasaba el tiempo tumbado junto a la puerta, con la cabeza apoyada en las patas, mirando con nostalgia a la calle.

La única vez que abandonaba su vigilia era para comer. Incluso dejó de dormir en la cama de Esteban. Unos días más tarde, Pepino volvió a escaparse, pero a última hora de la tarde ya estaba de vuelta.

Al día siguiente, volvió a desaparecer. Darla estaba preocupada. Pepino nunca se había escapado mientras Esteban estaba vivo. ¿A dónde podría ir? "Mientras siga volviendo, no me preocupa", dijo Ricardo.

Lee también: Hombre arropa a perro friolento con una manta: el can regresa luego con su dueño y la manta entre los dientes - Historia del día

Publicidad

Darla sí se preocupó, y cuando Pepino volvió a desaparecer un domingo, se fue a buscarlo. Decidió poner unas flores en la tumba de Esteban y luego ir a encontrar a Pepino.

Cuando llegó al cementerio se encontró con una sorpresa. Pepino estaba allí, acostado en la tumba de Esteban, con los ojos cerrados. "Pepino", dijo Darla. "¿Cómo?".

Darla se arrodilló sobre la tumba de su hijo y puso una mano sobre la cabeza del perro. Pepino la miró, luego volvió a cerrar los ojos y emitió un sonido. "Yo también lo echo de menos, amigo", susurró Darla.

"¿Señora?". Darla oyó una voz detrás de ella. Se dio la vuelta y se encontró cara a cara con un hombre alto de mediana edad y rostro amable. "¿Es usted la dueño de este perro?".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Darla recordó lo que Esteban había dicho sobre la propiedad y respondió: "Soy su amiga".

"Este perro ha estado viniendo a esta tumba, y lo he llevado de vuelta a casa tres veces", dijo el hombre. "Simplemente sigue viniendo".

Publicidad

Las lágrimas inundaron los ojos de Darla. "Pepino era el perro de mi hijo. Esta es su tumba. Cómo sabía dónde encontrarlo es un misterio".

"Aquí es donde quiere estar, supongo", dijo el hombre. "Cerca de su amigo".

"Pero no puede, ¿verdad?", preguntó Darla con ansiedad. "Odio tener que arrastrarlo a casa con una correa".

"Déjeme hablar con el gerente del cementerio", dijo el hombre. "A él también le gustan los perros".

El vigilante conversó con el gerente y este permitió que Darla colocar una pequeña casa para perros junto a la tumba de Esteban para que Pepino pudiera tener un refugio. Todos los días, Darla o Ricardo venían a alimentar al perro.

Publicidad

Cuando Darla visitaba la tumba de Esteban hablaba con Pepino como si él entendiera, recordando a su hijo, y a veces incluso se reía de los momentos felices que compartieron.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Pepino era un pedacito de Esteban que aún podía tocar y ver, y eso la reconfortaba. Pero tres años después de la muerte de Esteban, Darla llegó al cementerio y Pepino no salió a saludarla.

Estaba acostado en la tumba de Esteban, como solía hacer al principio, pero no estaba dormido. Pepino se había ido. Su último vínculo tangible con Esteban había desaparecido.

Lee también: Hombre de 81 años no puede comprar comida para su perro viejo: "Yo pago", dice voz chillona - Historia del día

Darla acarició la cabeza del fiel animal por última vez, y las lágrimas cayeron sobre el suave pelaje. "Ahora estás con Esteban, Pepino, ¿verdad? Eso es lo que has estado esperando todo este tiempo".

Publicidad

"¡Cómo te envidio! Dile que lo amo y lo extraño. Dile que estoy deseando volver a verlo". Darla dejó caer un último y suave beso en la cabeza de Pepino.

Con la autorización del gerente del cementerio, la pequeña urna de Pepino fue colocada junto a la tumba de Esteban, con una placa que decía: "Mejores amigos para siempre. Juntos en la vida, inseparables en la muerte".

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Los perros son capaces de un amor profundo e incondicional: Pepino quería tanto a Esteban que no se separaría de él, ni siquiera en la muerte.

  • Un día, nos reuniremos con nuestros seres queridos: Más allá de la pérdida y el dolor, habrá un día en el que volveremos a estar con nuestros seres queridos.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Chico reprocha a su mamá por pasar noches fuera tras la muerte de papá: una noche ella le ofrece que la acompañe - Historia del día

31 de julio de 2022

El perro de mi padre vino a mi casa un día después de su muerte, ladrando como para que lo siguiera – Historia del día

02 de octubre de 2022

Niño ve que anciana solitaria va al bosque todos los días: un día la oye gritar y corre hacia ella - Historia del día

18 de julio de 2022

Hombre arropa a perro friolento con una manta: el can regresa luego con su dueño y la manta entre los dientes - Historia del día

30 de junio de 2022

Hombre de 81 años no puede comprar comida para su perro viejo: "Yo pago", dice voz chillona - Historia del día

04 de julio de 2022

Militar le compra flores a un niño que suplica por ellas: luego encuentra el ramo en la tumba de la mujer que amaba - Historia del día

06 de octubre de 2022

Niño ahorra por 1 año para comprarle regalo a la abuela: recibe 20 veces más del dueño de la tienda al día siguiente - Historia del día

09 de septiembre de 2022

A niña le preocupa que su gemela fallecida se sienta sola: lleva su juguete favorito a la tumba y halla una carta allí - Historia del día

06 de octubre de 2022

Niño triste usa disfraz de Superman para traer de vuelta a su madre fallecida: recibe inesperadamente una carta de ella - Historia del día

26 de julio de 2022

Chico ayuda a señora mayor a cargar sus compras: ve en su casa la foto de un niño que se parece a él - Historia del día

17 de septiembre de 2022

La perra de un hombre corre a la casa de los vecinos al escuchar a niños llorar: al otro día la policía busca a la mascota - Historia del día

24 de agosto de 2022

Cada día, niña huye de su madrastra y corre a la tumba de su padre militar: halla una nota de él allí - Historia del día

17 de agosto de 2022

Niña roba una manta de su casa a diario y se la lleva a un amigo en el cementerio: un día su madre la sigue - Historia del día

03 de agosto de 2022

Niño rescata a cachorrito enjaulado de una casa abandonada: al día siguiente un indigente llama a su puerta - Historia del día

18 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited