logo
Mujer mayor junto a un niño tocando el piano. | Foto: Getty Images
Mujer mayor junto a un niño tocando el piano. | Foto: Getty Images

Señora que nunca recibió visitas en el ancianato recibe a niños que dicen que son sus nietos - Historia del día

Georgimar Coronil
02 nov 2022
12:00

Una mujer mayor se sentía sola en el ancianato porque ninguno de sus familiares la visitaba, hasta que un día llegaron dos adorables niños que decían ser sus nietos. Pero ella no tenía nietos. ¿Quiénes eran?

Publicidad

“Margarita”, le dijo la enfermera Fabiola a la anciana, quien estaba concentrada leyendo un libro.

"¿Qué, Fabiola? ¿Es hora de hacer ejercicio? Porque sinceramente, querida, no quiero hacerlo. Déjame terminar este capítulo", expresó.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"No… no es ejercicio, aunque sabes que es por tu bien", dijo Fabiola. "En realidad, tienes visitas".

Eso llamó la atención de Margarita. Ella nunca tenía visitas. Sus únicos parientes eran los hijos y nietos de su hermano, ya que nunca se casó ni tuvo hijos propios. Sin embargo, ninguno de ellos venía a buscarla.

Cuando Margarita envejeció y parecía que iba a necesitar cuidados constantes, le dijeron que vendiera su casa y se trasladara a una residencia de ancianos. No vio otras opciones y lo hizo para no estar sola en caso de emergencia. No la habían llamado ni visitado desde que se mudó.

Publicidad

No estaba verdaderamente triste por ello, pero sentía nostalgia cada vez que veía que otras personas recibían visitas. Así que el anuncio de Fabiola fue una gran sorpresa. Cerró su libro, se quitó las gafas de leer y levantó la vista. "¿Quién es?", se preguntó.

Y dos niños que debían tener unos ocho y seis años salieron corriendo de detrás de la enfermera, cuya expresión delataba su emoción. "¡Sus nietos!", dijo Fabiola.

"¡Abuela! ¡Abuela! ¿Nos has echado de menos?", preguntó el niño, y la niña saltó junto a la mujer mayor.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

Margarita se quedó boquiabierta, viendo a los dos niños y escuchando la palabra "abuela". ¿Quiénes eran esos niños? No los recordaba. Pero les siguió el juego.

"Por supuesto, te he echado de menos. ¿Me han echado de menos?", preguntó la mujer mayor.

"¡Sí!", dijeron los dos al unísono, dando saltos.

"¿Hay algo divertido que hacer aquí?", preguntó el chico.

"¿Sabes tocar el piano?", preguntó Margarita y señaló el instrumento que había en un rincón. Los niños corrieron hacia él y se sentaron, tocando las teclas desordenadamente y haciendo mucho ruido.

Cuando Margarita volvió a mirar a Fabiola, vio a una mujer junto a la enfermera. Era Rosa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Oh, Rosa. ¡Querida mía! Por supuesto. ¡Estos son Jacobo y Kayla! Oh, Dios mío!", exclamó alegremente la mujer mayor, levantándose del sofá para abrazarla.

Rosa había sido su vecina hace unos años, cuando Jacobo tenía solo dos años y Kayla era una recién nacida. Margarita solía ayudarlos porque ella y su marido no se daban abasto con el trabajo y los niños. Pero se mudaron hace dos años y Margarita no los había visto en mucho tiempo.

"Me alegro de verla, señora Margarita. Acabo de enterarme de que se ha mudado aquí", dijo Rosa, devolviendo el abrazo con fuerza. "Estaba de vuelta en la urbanización y esperaba saludarla cuando la señora Graciela me dijo dónde vivía usted ahora".

"Gracias por venir de visita, querida. Siempre eres bienvenida, pero… ¿por qué los niños me llaman abuela? Hace tiempo que no los veo", preguntó Margarita.

"Bueno, eres la única abuela que han conocido. No tengo contacto con mis padres, y los padres de mi marido murieron hace mucho tiempo", explicó Rosa.

"Los niños encontraron fotos contigo. Las había olvidado y me dijeron que querían visitar a la abuela. Espero que esté bien".

Publicidad

"¡Por supuesto! Vamos a ponernos al día", invitó Margarita, y se sentaron. Desde entonces, Rosa traía a sus hijos de visita una vez por semana, y Jacobo aprendió a tocar el piano correctamente.

Con el tiempo, Margarita comprendió que la verdadera familia la encuentras con las personas que te valoran.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • La familia no tiene nada que ver con la biología o la consanguineidad: Tiene que ver con el amor. Los familiares de Margarita no la visitaron en la residencia, pero sus antiguos vecinos sí lo hicieron y se convirtieron en su familia.
  • La ayuda que se presta suele ser devuelta de alguna manera: Margarita hizo de niñera de sus vecinos cuando la necesitaban, y ellos aparecieron cuando parecía que los demás la habían olvidado.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Niña visita a su abuela en una residencia a diario, descubre que sus padres le prometieron llevarla a casa hace años - Historia del día

20 de agosto de 2023

Mujer se entera de que va a ser abuela una hora después de la muerte de su hijo - Historia del día

07 de noviembre de 2023

Mujer de 81 años cumple su sueño de niña actuando en un escenario y un periodista se encuentra con ella a la salida - Historia del día

13 de septiembre de 2023

Huérfanos se reúnen en porche de anciana para recompensarla por cuidarlos de bebés - Historia del día

25 de octubre de 2023

Tras años de búsqueda, una mujer encuentra a su padre en la residencia donde trabaja - Historia del día

27 de octubre de 2023

Niño grita cada vez que ve una vieja foto familiar hasta que su madre la mira de cerca - Historia del día

29 de agosto de 2023

Un niño invita a una banda de música al cumpleaños de su abuela, que oye la voz del hombre que perdió hace 54 años - Historia del día

12 de agosto de 2023

Señora mayor recibe llamada de una mujer que dice ser la hija que creía muerta al nacer hace 46 años - Historia del día

09 de agosto de 2023

Nieto lleva a su abuela a las vacaciones de sus sueños, al llegar se entera de que es millonaria - Historia del día

12 de agosto de 2023

Mujer mayor da de comer a niño hambriento en Halloween, ve la imagen de su hijo perdido cuando él se quita la máscara - Historia del día

20 de septiembre de 2023

Mamá visita a diario la tumba de su hijo para pedirle perdón, ve a niño llorando allí el Día de los Veteranos - Historia del día

08 de octubre de 2023

Enfermera de 68 años recibe invitación para ser dama de honor de niña a la que cuidó en guardería - Historia del día

06 de noviembre de 2023

Mendigo muy querido en su barrio se entera de que tiene un hijo y se presenta en su cumpleaños al día siguiente - Historia del día

11 de septiembre de 2023

Chica huérfana visita a ancianos solitarios en residencias en sus cumpleaños, se reúne con abuela a la que no conocía - Historia del día

24 de septiembre de 2023