logo
Chico limpiando nieve | Foto: Shutterstock
Fuente: Chico limpiando nieve | Foto: Shutterstock

Abuela no tiene idea de que un chico limpia su jardín para traer al hombre en silla de ruedas que perdió hace 25 años - Historia del día

Georgimar Coronil
09 dic 2022
10:00

Una anciana solitaria a la que el hijo de su vecina llama cariñosamente "Abuela" se sorprende al encontrar al chico limpiando su jardín una mañana nevada.

Publicidad

Cuando los primeros rayos del sol se asomaron por la ventana de la cocina, Doris bajó las escaleras y se puso un abrigo, ansiosa por tomar un sorbo de café y disfrutar del sol.

Una sonrisa iluminó su rostro mientras encendía la radio, que transmitía la voz de un locutor leyendo las noticias de la mañana. "Las carreteras van a estar despejadas después de tres días de interrupción debido a la tormenta de nieve".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Gracias a Dios que finalmente salió el sol! ¡Una taza de café es el mejor antídoto para este clima!", dijo la anciana.

¡Trece años! Ese era el tiempo que Doris llevaba conociendo a su vecina Cynthia y a su hijo Jacobo.

Cuando la mujer mayor se mudó a la urbanización, Cynthia estaba embarazada de Jacobo. Doris había estado tan feliz de estar a su lado.

Lee también: Anciana celebra su 82° cumpleaños sola en la calle porque sus hijos se enteraron de que es conserje - Historia del día

Cynthia dio a luz y la anciaba la ayudó a cuidar al pequeño Jacobo. Le cambió los pañales y le cantó canciones de cuna.

Publicidad

Después de terminar su permiso por maternidad, Cynthia tuvo que volver a laborar. Pero sintió un gran alivio cuando Doris se ofreció a ayudarla a criar a Jacobo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Mientras la mujer pasaba las noches lidiando con plazos exigentes e informes de reuniones, Doris acunaba al pequeño Jacobo en sus brazos y le cantaba canciones. El vínculo entre Cynthia, Jacobo y Doris se volvió más fuerte.

Abuela, así la llamaba cariñosamente Jacobo, y nunca se sintió como otra cosa. Ella siempre había estado ahí para él como un abuela amorosa.

Pero la vida de Doris no fue todo color de rosa. Tener a Cynthia y Jacobo había sanado su corazón roto.

Entonces, cuando el jefe de Cynthia le informó que la iban a trasladar a otra ciudad, Doris se sintió muy triste.

Publicidad

Cynthia había invitado a la anciana a cenar para darle la noticia, y se quedó llorando.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

"Tengo que presentarme en la nueva oficina la próxima semana, Doris", dijo Cynthia con el corazón roto. "Ojalá tuviera una mejor manera de decírtelo. Todo fue tan repentino".

Publicidad

Solo unos minutos antes, Doris estaba radiante de alegría al encontrar su pollo al curry y pastel de manzana favoritos para la cena. Pero después de recibir la noticia, perdió el apetito. Ya no podía soportar el persistente aroma de la comida en la mesa frente a ellos.

Lee también: Pobre hombre adopta a una anciana y la hace parte de su familia: sus 10 hijos aparecen tras su muerte - Historia del día

"¿Entonces me vas a dejar?", preguntó.

"De ninguna manera, Doris. ¡Eso no es lo que estoy diciendo! ¡Prometemos que te visitaremos!", dijo Cynthia.

"Va a ser difícil para ti, abuela Doris, lo sé", intervino Jacobo. "Va a ser difícil para nosotros también… TE EXTRAÑARÉ".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Y yo también te extrañaré, cariño", dijo Doris con tristeza. "Voy a…".

"Doris, ¿estás bien?", preguntó Cynthia, sintiéndose mal por la mujer mayor. "Ojalá pudiéramos quedarnos aquí. Realmente lo hago".

Publicidad

"Está bien, cariño", dijo Doris. "Estoy acostumbrado a que la gente me deje".

"¡Doris! No digas eso".

"Es verdad, cariño", dijo, y en ese momento, Cynthia vio una extraña soledad en los ojos de la mujer mayor.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Era muy joven cuando me enamoré de un hombre", dijo Doris entre lágrimas. "Era un hombre brillante y con talento. Tuvimos un hijo, un niño con una discapacidad, mientras éramos novios. Poco después de su nacimiento, las cosas cambiaron. Su padre no quiso hacer nada conmigo y nos separamos. ¡Él era rico! Muy rico. Y me quitó a mi hijo. Aún recuerdo cómo olía mi bebé… ese dulce olor. Estará bien si tú también te vas… estará bien". Doris se levantó y se fue.

Jacobo y Cynthia no podían comprender lo que habían oído. La historia de Doris les rompió el corazón.

"No puedo creer que Doris nunca nos lo haya mencionado", expresó Cynthia.

Publicidad

Lee también: Señora solitaria recibe su primer pastel en su 100º cumpleaños de un chico que dice ser su nieto - Historia del día

"Mamá", comentó Jacobo. "¿Podemos hacer una última cosa por la abuela Doris antes de irnos?".

"¡Ojalá pudiéramos hacer algo, Jacobo!".

"Podemos, mamá… tengo un plan…".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Shutterstock

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Shutterstock

Publicidad

***

Mientras estaba de pie en el porche delantero, Doris frunció el ceño. Se dio cuenta de que el hijo de su vecina quitaba la nieve de su jardín.

"Jacobo, cariño, ¿qué haces ahí? ¿Afuera, en el frío? ¡Entra, te haré un poco de chocolate caliente!", gritó Doris cuando vio al chico quitando la nieve en su jardín.

"¡Abuela Doris, tengo algo que mostrarte! ¡Necesito hacer esto!", respondió con una sonrisa tonta, y Doris frunció el ceño.

"¡Mentira!", gritó desde su porche delantero. "Estás mintiendo, ¿no es así, sabelotodo? ¡Te estás esforzando por ayudarme! Está bien, Jacobo. No lo hagas. No me mimes porque tú y Cynthia están a punto de irse!".

Publicidad

Doris y Jacobo estaban conversando mientras el chico continuaba limpiando la nieve en su jardín. Tan pronto como se despejó el camino que conducía a la casa, Doris vio que un automóvil se detenía justo afuera de su casa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

Cynthia se bajó del auto y le sonrió a Doris, y Jacobo la saludó con la mano. "¡Mamá, estás aquí! ¡Abuela Doris, cierra los ojos!".

"¿Qué?".

"¡Solo hazlo!", insistió el chico y le tapó los ojos con las manos.

Doris cerró los ojos, ajena a lo que vendría después. Pronto, escuchó un sonido chirriante, el sonido de ruedas rodando sobre grava, y cuando el sonido se desvaneció, instantáneamente abrió los ojos. Su corazón latía con fuerza mientras miraba al hombre frente a ella.

"¡No puedo creer esto!", dijo y la taza de café se le resbaló de las manos en el porche. "¡Él, él no puede estar aquí! ¿qué has hecho?".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Doris lo había esperado durante 25 años. Su hijo era el amor de su vida. Ella cayó de rodillas y lo abrazó.

Publicidad

"Oh, mi bebé, cómo te extrañé. Lo siento. ¡Siento haberte dejado, mi niño!".

Aaron abrazó a Doris y lloró. "Te perdoné, mamá. Nunca te guardé rencor porque sabía que todo era culpa de papá. ¡Estoy tan feliz de volver a verte! Dejé esa vida y vine por ti. No me iré a ningún lado. ¡TE AMO!".

"¿No es genial el Internet?", Jacobo sonrió entre lágrimas. "Perdón por entrar en tu habitación y robar tu diario personal donde habías escrito todo sobre Aaron y su padre, abuela Doris. Pero quería hacer esto por ti antes de que nos fuéramos. Tengo algunos amigos que me ayudaron a encontrarlo”.

"¡Oh, ven aquí!", Doris abrazó a Aaron y Jacobo. "Me reuniste con mi hijo. Gracias. ¡Gracias! Mi familia se hizo más grande y completa. Muchas gracias, cariño".

Publicidad

Cuando los rayos del sol se mezclaron con la nieve esa mañana, derritiendo las capas blancas sobre la ciudad, el dolor del corazón de Doris y la carga sobre el hombro de Cynthia por dejar a Doris sola se desvanecieron. Todos estaban felices.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Nunca pierdas la esperanza: Doris nunca imaginó que volvería a ver a su hijo, pero sucedió después de una dolorosa espera de 25 años.

  • Una familia se forma con amor y compromiso: Cynthia y Jacobo no estaban relacionados con Doris por sangre, pero su amor los unió como familia.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Niño lleva a caballito a su amigo discapacitado hasta la casa: las facturas de la abuela son pagadas como recompensa - Historia del día

21 de septiembre de 2022

Joven huérfano adopta a niña recién nacida y descubre que es su hermana biológica - Historia del día

04 de octubre de 2022

Mujer echa a su esposo discapacitado y a su hijastro: se arrastra hacia él de rodillas cuando termina en las calles - Historia del día

06 de noviembre de 2022

Mujer solitaria halla carta sellada de su primer amor escondida en el bolsillo de su vieja chaqueta de la escuela - Historia del día

23 de agosto de 2022

Anciana saluda a estudiantes todos los días y ellos la ignoran: un día halla flores en su porche - Historia del día

02 de septiembre de 2022

Señora ve el colgante de su difunta madre en el mercado de pulgas: "Pagaré el doble de su precio", oye decir - Historia del día

13 de octubre de 2022

Señora solitaria recibe su primer pastel en su 100º cumpleaños de un chico que dice ser su nieto - Historia del día

23 de octubre de 2022

Abuela vende reliquias familiares para pagar la educación de su nieto y luego las encuentra de vuelta en casa - Historia del día

06 de septiembre de 2022

Pobres trillizas recién nacidas son abandonadas: en su cumpleaños 18, la madre aparece por primera vez - Historia del día

02 de octubre de 2022

Mujer rica ve accidentalmente a su hijo merodeando en los contenedores de basura en vez de ir a la escuela - Historia del día

05 de diciembre de 2022

Niño de 11 años cuida a sus hermanas mientras la madre pasa las noches fuera de casa - Historia del día

20 de agosto de 2022

Mujer mayor descubre que se la consideró desaparecida por décadas: decide encontrar a su familia biológica - Historia del día

22 de septiembre de 2022

Tras ser despedido, pobre conserje salva a perro atrapado en tubería: al otro día recibe oferta para dirigir una gran empresa - Historia del día

17 de agosto de 2022

Pobre anciano sale de casa una mañana y ve un auto de lujo en vez del suyo viejo - Historia del día

25 de agosto de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited