logo
Niños abrazando a un hombre mayor | Foto: Shutterstock
Fuente: Niños abrazando a un hombre mayor | Foto: Shutterstock

Niños eligen pasar la Navidad con su abuelo pobre en lugar de con su madre millonaria - Historia del día

Vanessa Guzmán
13 ene 2023
04:30

En lugar de abrir los costosos regalos que les dio su madre, una niña y un niño pasaron tiempo con su abuelo en Navidad. Les encantaban los moldes para galletas que compró en el supermercado, pero a su madre no le gustaba verlos jugar con regalos baratos.

Publicidad

“¡Necesito comprar regalos de Navidad para Alice y Peter hoy!”, pensó Lily, mientras conducía a casa desde el trabajo. En el camino, se detuvo en el centro comercial y compró regalos caros para sus hijos.

Lily compró los regalos dos semanas antes de Navidad porque sabía que no tendría tiempo más tarde. Su trabajo la mantenía ocupada y regresaba a casa todos los días después de la cena. Rara vez podía ver a sus hijos durante los días de semana.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Siendo madre, siempre quiso estar cerca de sus hijos, pero priorizó su trabajo porque pensaba que ganar dinero era más importante que pasar tiempo juntos. “Después de todo, puedo comprar regalos caros para mis hijos con el dinero que tanto me costó ganar”, pensó.

Lily escondió los regalos en su armario y pensó en dárselos a sus hijos un día antes de Navidad, ya que tendría que volar a otra ciudad al día siguiente para una reunión de negocios.

Sin embargo, un día después, Lily se enteró de que su reunión fue cancelada. "¡Síii! ¡Puedo pasar la Navidad con ustedes todo este año!", le dijo a sus hijos y esposo.

"¡Eso es increíble, mamá!", exclamó Alice y abrazó a su madre.

Publicidad

Lee también: Hijo se burla de pobre madre a diario: halla una nota después de que paramédicos se la llevan - Historia del día

"¿Por qué no organizamos una fiesta de Navidad este año? ¿Qué dices, cariño?", le preguntó Lily a su esposo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Después de que su esposo accedió a organizar una fiesta, Lily envió invitaciones a todos sus amigos y al padre de su esposo, Michael. Cuando compartió la lista de invitados con sus hijos, estaban encantados de ver el nombre de su abuelo.

Los niños anhelaban ver a su abuelo, pero Lily deliberadamente los mantuvo alejados de él. Pensaba que sus hijos solo debían interactuar con personas ricas y sofisticadas, y Michael no era uno de ellos. El anciano vivía en una casa rodante en un campo fuera de la ciudad.

Espero que no aparezca, pensó Lily. No quería invitar a Michael, pero lo hizo por su marido. Pensó que sus amigos se burlarían de ella si se enteraban de que su suegro era tan pobre.

Publicidad

Más tarde ese día, Lily les dio a sus hijos los regalos que les había comprado. Para su sorpresa, ninguno de sus hijos estaba interesado en abrir los regalos. "Los guardaré en su armario. Pueden abrirlos más tarde", les dijo.

En Nochebuena, Lily recibió a sus amigos en su casa y les pidió que tomaran asiento. Sin embargo, su sonrisa se desvaneció repentinamente cuando vio a Michael caminando hacia su casa. “¡Oh, no! ¿Por qué él está aquí?”, pensó y volteó la mirada.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Hola, Lily! ¡Se siente tan bien verte!", vitoreó Michael.

"¡Oh, hola, Michael! ¿Cómo estás?". Lily fingió una sonrisa y le dio la bienvenida adentro.

Luego, Lily comenzó a hablar con sus amigos cuando Michael interrumpió su conversación y le entregó un regalo a su nuera. "Esto es para ti, Lily", sonrió.

Lily pudo ver a sus amigas tapándose la boca, tratando de controlar su risa. Sabía que se estaban burlando de Michael por haberle regalado un bolso que compró en el supermercado.

Antes de que pudiera reaccionar, Michael llamó a Alice y Peter y les dio regalos. "¡Compré unos moldes para galletas para mis nietos!", dijo y los abrazó.

Publicidad

Una vez más, Lily sintió que sus amigos se estaban burlando de ella, así que pisoteó a Michael y le dijo: "¡No necesitamos estos artículos baratos que compraste en la tienda de comestibles, Michael! ¿O los compraste en una tienda de segunda mano?".

Michael miró alrededor de la habitación y le sonrió a Lily. "No te preocupes. Todos estos regalos son nuevos", dijo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Lo que sea! ¡Realmente no necesitamos estos obsequios inútiles!". Lily se encogió de hombros. "¿Crees que mis hijos van a jugar con moldes de galletas? ¡Por Dios, Michael!".

"¡Alice y Peter! ¡Muéstrenle al abuelo lo que tengo para ustedes!", les dijo a sus hijos.

Sus hijos asintieron y miraron los regalos en la mesa del comedor.

"¡Saben que les compré la última consola de juegos!", se jactó Lily, haciendo todo lo posible para impresionar a sus amigos y hacer que Michael se sintiera mal.

Hasta cierto punto, había tenido éxito en su misión porque Michael había comenzado a caminar hacia la salida. “Creo que debería irme”, pensó.

Publicidad

En ese momento, Alice y Peter corrieron hacia su abuelo y lo abrazaron. "¡Juguemos algunos juegos, abuelo!", vitorearon y lo llevaron de vuelta a la sala de estar.

Luego, los niños desempacaron los moldes para galletas y le pidieron a su abuelo que horneara galletas con ellos. "¡Tenemos hasta la mezcla de galletas, abuelo! Va a ser divertido", insistieron.

Sin embargo, cuando Lily se enteró de que sus hijos estaban horneando galletas con Michael, inmediatamente los llamó para que salieran de la cocina. "Vamos, niños. ¡Es hora de abrir sus regalos!”, dijo, pero nadie respondió.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Luego, Lily entró a la cocina y les pidió a Alice y Peter que cenaran con sus amigos y abrieran los regalos, pero ellos se negaron. "¡Mamá! ¡No queremos tus regalos caros!", gritó Alice.

"¡Sí, mamá! Mira, estamos disfrutando hornear galletas con el abuelo", agregó Peter, y los niños se alejaron de su madre y continuaron mirando dentro del horno.

Sintiéndose desesperanzada, Lily salió de la cocina y se sentó a la mesa. Mientras tanto, sus amigos entraron a la cocina después de que el aroma de las galletas recién horneadas flotara en el aire.

"¡Estas galletas huelen tan delicioso! ¿Podemos probar algunas?", preguntó un amigo de Lily a Michael.

Publicidad

"¡Seguro que pueden!", se rio entre dientes y entregó una bandeja de galletas a los invitados.

Mientras los invitados de Lily comían las deliciosas galletas, ella miró sus regalos y se sintió triste porque sus hijos no querían abrirlos.

"Lily, tu suegro es un excelente repostero. ¿Por qué nunca nos hablaste de él?", preguntó uno de sus amigos.

"Sí, estas galletas me recuerdan a mi infancia. ¡Me encantaba cocinar pasta con mi abuela!", añadió otro amigo.

De repente, Michael salió de la cocina y se sentó en una silla junto a Lily.

Publicidad

"¿Por qué no te unes a nosotros, Lily?", preguntó.

"No quiero ser parte de tu actividad de repostería, Michael. Déjame en paz", se quejó Lily.

"Vamos", Michael sonrió. "Sabes que tus hijos no tienen nada en tu contra. No abrieron tus regalos porque querían tu atención, Lily. Todos los niños son así".

"No les importa cuánto dinero ganas mensualmente o qué aparatos les compras. Todo lo que quieren es tu tiempo y atención, y eso es lo que obtuvieron de mí hoy", agregó Michael.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Lily no pudo evitar estar de acuerdo con lo que dijo Michael. "Pensé que les gustarían mis regalos, pero...", negó con la cabeza.

"Te están esperando en la cocina", Michael extendió su mano. "Vamos. ¡Tenemos que hornear otra tanda de galletas para tus invitados!"

Lee también: Niño desprecia a su abuela por darle regalos baratos hechos a mano - Historia del día

Eventualmente, Lily accedió a hornear galletas con su suegro e hijos. Más tarde esa noche, sus amigos confesaron que habían tenido la mejor fiesta de Navidad y le pidieron a Lily que organizara otra fiesta en la que solo hornearían galletas con Michael.

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

• Los niños no necesitan dinero para sentirse felices: A pesar de recibir regalos caros de su madre, a los hijos de Lily les encantó el regalo de su abuelo y querían pasar tiempo con él. Necesitaban amor en lugar de dinero.

• La familia es primero: Los hijos de Lily querían pasar tiempo con ella, pero ella trató de compensar su ausencia comprándoles regalos. Más tarde se dio cuenta de que necesitaba repensar sus prioridades y pasar más tiempo con sus hijos.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Richard Gere acaba de cumplir 73 años y sigue luciendo bien: "tener hijos jóvenes" es su secreto para mantener su juventud

14 de septiembre de 2022

Barbara Eden, de 91 años, encontró fuerzas para vivir tras la pérdida de sus 2 amados hijos gracias a su fe en Dios y su esposo

28 de diciembre de 2022

Sharon Osbourne está agradecida de bailar con su amor de 40 años en su cumpleaños 70 tras convertirse en su cuidadora

03 de noviembre de 2022

Tina Turner dijo "adiós" a los fans por las enfermedades que ha sufrido: su esposo continúa cuidándola

10 de noviembre de 2022

Goldie Hawn, de 77 años, muestra su figura atlética en el gimnasio: Kurt Russell dijo que es "afortunado" de tenerla en su vida

09 de enero de 2023

Chica se burla de mujer con sobrepeso en el gimnasio, luego se entera de que es su única forma de concebir hijos - Historia del día

25 de diciembre de 2022

Barbra Streisand consolidó su matrimonio con su esposo durante 24 años en la casa de ensueño que le tomó 11 años comprar

23 de octubre de 2022

Suzanne Somers "hizo todo" lo que su mamá le prohibió en la primera cita con su esposo: 55 años después siguen "profundamente enamorados"

31 de octubre de 2022

Celine Dion siempre prioriza a sus 3 hijos sobre su carrera ya que al ser la hija número 14, su madre inicialmente no la quería

15 de diciembre de 2022

Tony Bennett, de 96 años, dice que "la vida es un regalo" pues aún reconoce a su esposa e hijos a pesar del diagnóstico de Alzheimer

13 de octubre de 2022

Dick Van Dyke dio un "salto de fe" al casarse con una mujer 46 años más joven, 28 años después de divorciarse de la madre de sus 4 hijos

15 de octubre de 2022

Kate Winslet conoció a un hombre valiente que la salvó de su casa en llamas: luego él se convirtió en su esposo y amo de casa

19 de noviembre de 2022

Melissa Gilbert se mudó a cabaña con ratones y moho después de Hollywood: la restauró con su esposo para vivir una vida pacífica

26 de noviembre de 2022

Lisa Marie Presley es una madre cariñosa y "sigue adelante por sus hijas" a pesar de estar "destruida" por la muerte de su hijo

14 de septiembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited