logo
Hombre mayor caminando bajo la lluvia. | Foto: Shutterstock
Fuente: Hombre mayor caminando bajo la lluvia. | Foto: Shutterstock

Mesera es despedida por ayudar a un anciano empapado por la lluvia, luego se convierte en heredera de su propiedad - Historia del día

Georgimar Coronil
16 ene 2023
11:20

Una mesera fue despedida de su único trabajo por haber ayudado a un hombre mayor que estaba empapado por la lluvia. Un día, su amabilidad se vio recompensada.

Publicidad

Aria estaba ocupada atendiendo a los clientes cuando oyó la lluvia. La gente de fuera corrió a refugiarse y un hombre mayor, empapado hasta los huesos, entró en el restaurante.

"Señor, por aquí, por favor", le dijo a Franklin, de 75 años, y le indicó dónde sentarse. Aunque Aria se desvivió por él, los demás comensales se quejaron al ver entrar a Franklin. Pensaban que era un vagabundo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

La mesera vio cómo los clientes fruncían el ceño y se tapaban la nariz al ver entrar a Franklin. Sintió lástima por él y lo detuvo de inmediato, diciéndole suavemente que entrara en la cocina por la puerta trasera.

"Señor, acaban de fregar el suelo, ¿le importaría entrar por la otra salida que tenemos en la cocina?".

Lee también: Chofer de bus es despedido por dar un viaje gratis a chica sin hogar: luego ella visita al jefe en una camioneta negra - Historia del día

"Sí, claro, señorita".

En cuanto Franklin llegó a la cocina, Aria le dio una toalla para que se secara. Luego, le ofreció un tazón de sopa caliente y una manta vieja para combatir el frío.

Publicidad

"Muchas gracias, señorita", dijo Franklin.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"De nada, señor. ¿Puedo traerle algo más?".

Publicidad

"No, señorita, gracias. Debe de haber dejado de llover. Se me hace tarde. Gracias de nuevo".

Cuando Franklin salió de la cocina, el jefe de Aria irrumpió furioso. Un cliente se había quejado por la presencia del hombre.

"¿Cómo te atreves a dejar entrar a un mendigo en la cocina?", gritó mientras el resto del personal se agolpaba a su alrededor, mirando fijamente a Aria.

"Lo siento, señor. Pero el pobre hombre estaba empapado e indefenso".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¿Cree que esto es una especie de refugio para mendigos?".

Aria se quedó sin palabras e indefensa. Y lo peor de todo es que nadie intervino para ponerse de su lado.

"¡ESTÁS DESPEDIDA! Ahora sal de mi restaurante".

Lee también: Señorita compra provisiones para una semana a un anciano discapacitado en el parque: luego hereda su mansión - Historia del día

"Señor, por favor, no haga esto. Necesito este trabajo. Tengo una madre enferma en casa y tengo que comprarle medicinas".

"Deberías haberlo pensado antes de dejar entrar a ese vagabundo. Vete y no vuelvas".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Desconsolada, Aria salió corriendo del restaurante porque no podía soportar la humillación a la que se enfrentaba. Nadie apreciaba su amabilidad, y eso le dolía aún más. Salió llorando del restaurante cuando Franklin la detuvo de repente.

Publicidad

"Señorita, lo he oído todo. Pero no esté triste. Tal vez esto sucedió por una razón".

Franklin consoló a Aria y le hizo una oferta increíble por su amabilidad.

"Pensaba que la gente se había olvidado de ser amable con los demás", empezó Franklin.

"Pero lo que ha ocurrido hoy hace unos momentos me ha hecho cambiar de opinión. Me sorprende su compasión, señorita. Siento mucho que haya perdido su trabajo por mi culpa. Pero tengo una oferta aún mejor: ¿le importaría ser mi cuidadora?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

Resultó que Franklin era un hombre de negocios que dirigía un hotel de cinco estrellas. Había visitado la ciudad para reunirse con un cliente y le habían robado de camino al hotel. No tenía dinero para llamar a un taxi y empezó a llover a cántaros. Fue entonces cuando entró en el restaurante para esperar a que lloviera y se encontró con Aria.

"Señorita, ¿qué me dice? ¿Quiere venir a vivir conmigo? No tengo a nadie en casa. Mi mujer murió hace tiempo. No tengo hijos. Quizá podría cuidarme como a un padre".

Lee también: Pasé mi cumpleaños 75 solo en un hogar de ancianos: 2 hijos y 4 nietos de los que no sabía nada me visitaron - Historia del día

Publicidad

Tras una semana de profundas reflexiones, Aria aceptó. No tenía otra opción porque necesitaba dinero para cuidar de su madre.

Aria se fue a vivir con Franklin y cuidó muy bien de él. Pasaron varios meses y la felicidad volvió a florecer en la vida de Aria. Ya no tenía que trabajar tanto ni hacer horas extras como en el restaurante. Franklin la quería como a su propia hija y nunca la consideró su enfermera. Pronto, toda esa alegría se vino abajo cuando encontró a Franklin muerto en su cama. Había fallecido mientras dormía.

"¿Qué haré ahora? Me cuidaste como a tu hija. ¿Qué haré sin ti?". Aria lloró en el funeral de Franklin. No asistió nadie más que sus socios y amigos. El difunto Franklin no tenía parientes, así que Aria se ocupó de todo como su hija.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Después de que Franklin fuera enterrado, Aria hizo las maletas y se dispuso a abandonar la mansión cuando sonó el teléfono fijo. Aria no sabía que esa llamada cambiaría su vida para siempre.

Publicidad

"¿Es la señorita Aria?".

"Hola, sí, ¿en qué puedo ayudarle?".

"Buenos días, señorita. Soy Carlos, el abogado del Sr. Franklin. Necesito que venga a mi oficina... es importante. Por favor, tome nota de mi dirección".

Más tarde ese día, Aria se reunió con el abogado que leyó el testamento del difunto Franklin. Se quedó sin palabras cuando supo que era la única heredera de los bienes de su difunto jefe. El hombre le había legado todo, hasta su último centavo, a Aria. Lágrimas de alegría y gratitud inundaron los ojos de la chica cuando el abogado le entregó la última carta de Franklin.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

"Querida, me sentía solo, sin otro propósito en la vida que atesorar riquezas. Pero después de tu llegada, nunca me sentí solo, y me trataste como a tu padre. Me diste la familia que nunca tuve. Espero que tú y tu madre vivan felices".

Publicidad

Aria, una antigua camarera despedida de su trabajo por ser amable, era ahora la jefa de un lujoso hotel de cinco estrellas de la ciudad. A pesar de su nueva riqueza, Aria siempre fue amable con los demás.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Un pequeño acto de bondad puede cambiar el mundo: Aria, una camarera pobre, fue despedida por ser amable con un hombre mayor empapado por la lluvia. Pero su compasión cambió su vida cuando menos se lo esperaba.

  • Nunca menosprecies a nadie ni lo juzgues por su apariencia: Cuando Franklin entró en el restaurante, los comensales se enfurecieron, pensando que era un vagabundo. Más tarde, el jefe de Aria la despidió por dejar entrar a Franklin en la cocina. Despreciaron al hombre mayor en lugar de compadecerse de su desamparo bajo la lluvia.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les sirva de inspiración.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mendigo usa sus últimos $2 en pagar el bus para una madre y su bebé: un desconocido le da trabajo y refugio a cambio - Historia del día

27 de noviembre de 2022

Desconocido alimenta a una anciana hambrienta en el abasto: se encuentran de nuevo en una elegante limusina poco después - Historia del día

19 de septiembre de 2022

Indigente repara el techo de una anciana abandonada por su hijo: ella le cumple el sueño de su infancia a cambio - Historia del día

04 de octubre de 2022

Mesera alimenta a un mendigo y a su perro: "Cambiaste mi vida", le dice él cuando aparece vistiendo un traje fino - Historia del día

29 de octubre de 2022

Mujer ve a su marido abrazando a una chica llorosa: se entera de que pronto viviría con ellos - Historia del día

24 de diciembre de 2022

Mesero alimenta a niña discapacitada para que su madre cansada termine de comer, luego halla cheque por $10.000 en la mesa - Historia del día

11 de noviembre de 2022

Empleado halla un anillo de oro y le pide al jefe que busque al dueño: quiere comprarlo después de que el jefe lo vende - Historia del día

26 de octubre de 2022

Jefe despide a mesera por llevarse las sobras del restaurante: al día siguiente le da todo su dinero - Historia del día

26 de octubre de 2022

Niño sin hogar encuentra la billetera de un millonario: casi se desmaya al ver una foto suya dentro - Historia del día

22 de diciembre de 2022

Mujer pobre limpia la casa de hombre rico durante 10 años para sobrevivir: un día se entera de que ella es la dueña - Historia del día

20 de diciembre de 2022

Pobre chico cuida a diario de su viejo maestro enfermo: su hijo aparece solo 1 año después - Historia del día

18 de septiembre de 2022

Jefe despide a una joven lavaplatos por sospechas de que roba: se disculpa entre lágrimas tras abrir su bolso - Historia del día

25 de noviembre de 2022

Chicos ricos le arrojan pan a un indigente: él se quita la barba y los jóvenes pierden su herencia - Historia del día

25 de septiembre de 2022

"No servimos a personas como usted": Discapacitada es rechazada en un restaurante y al día siguiente vuelve a pie - Historia del día

01 de noviembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited