logo
Hombres cargando un ataud | Fuente: Shutterstock
Hombres cargando un ataud | Fuente: Shutterstock

Mi padre me culpó toda su vida de la muerte de mi madre, pero luego recibió una lección - Historia del día

Jesús Puentes
09 jul 2024
04:45

Crecí creyendo que mi padre me culpaba de la muerte de mi madre, pero la verdad era mucho más desgarradora.

Publicidad

Nunca conocí a mi madre, y mi padre nunca hablaba de ella. Lo único que sabía era que había sido muy hermosa, por la foto que colgaba en la pared del estudio de mi padre, y que había muerto muy joven.

Mi padre era un hombre triste, callado y distante. Yo quería que se fijara en mí y que me quisiera, pero nunca lo hizo. Rara vez me hablaba más allá del saludo superficial y el adiós, los buenos días y las buenas noches. Hubiera dado cualquier cosa porque me estrechara entre sus brazos y me dijera que me quería.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Esta extraña y tensa relación con mi padre continuó hasta que cumplí 18 años, y para entonces yo era una joven triste y solitaria que creía que mi padre me odiaba. Si mi padre no me quería, ¿quién lo haría?

Publicidad

Pero la respuesta a todas mis preguntas estaba a punto de llegar de la forma más dolorosa y cruel. Mi padre estaba celebrando una fiesta para sus socios, y entre ellos había una mujer a la que yo conocía ligeramente.

Si no dejas atrás el pasado, te niegas un futuro.

Tuve la sensación de que ella y mi padre habían tenido un pasado juntos... o al menos eso deseaba. Me saludó y empezamos a charlar -charlas intrascendentes sobre nada especial- y mi padre pasó por allí.

Le dediqué mi mejor sonrisa, pero enseguida apartó la mirada. La mujer lo vio todo. "¿Sabes por qué?", me preguntó.

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Shutterstock

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Shutterstock

"¿Por qué qué?, pregunté, confusa.

Publicidad

"Por qué te odia", dijo.

"¡Mi padre no me odia!", exclamé. "Simplemente no es un hombre muy demostrativo".

"Así que no sabes...", sonrió. Era la sonrisa más fea que había visto nunca. Estaba a punto de alejarme cuando dijo: "Cree que mataste a tu madre, Karen".

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Me detuve en seco. "¿Qué?", exclamé.

"Tu madre murió al darte a luz, seguro que lo sabes", dijo.

"No..." respondí. "No, no lo sabía". Le di la espalda y fui a buscar a mi abuela, la madre de mi padre, la mujer que me había criado y nunca me había hablado de la muerte de mi madre.

Publicidad

"¿Cómo murió mi madre?", le pregunté enfadada. "¿Fue en el parto?"

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Mi abuela negó con la cabeza. "Por favor, Karen, tu padre me pidió que nunca hablara de esto contigo".

"¡Tengo derecho a saber cosas de mi propia madre!", grité. "¡Tengo derecho a saber por qué me odia mi padre!".

Entonces, una voz tranquila y enfadada detrás de mí dijo: "No te odio, Karen, pero la muerte de tu madre no es asunto tuyo".

Me volví para mirar a mi padre. "¿La muerte de mi madre no es asunto mío? ¡Te equivocas! Yo la maté, ¿verdad? Eso es lo que piensas cada vez que me miras".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

La expresión de sus ojos me hizo salir corriendo por la puerta. Subí a mi automóvil y conduje sin rumbo, con lágrimas corriéndome por la cara. En mi angustia, no vi que el automóvil que venía en sentido contrario cambiaba de carril hasta que fue demasiado tarde.

Me desperté en el hospital, conectada a una máquina que emitía pitidos, con un dolor sordo que me recorría todo el cuerpo. Sentado a mi lado y cogiéndome la mano estaba mi padre.

"Karen", dijo suavemente, "¡Gracias a Dios que estás bien!".

"Papá..." susurré, "¡estás aquí!".

Se le llenaron los ojos de lágrimas. "Claro que estoy aquí. No te odio, Karen. Te quiero. Y no te culpo por la muerte de tu madre, me culpo a mí mismo. Cuando tu madre y yo nos casamos éramos muy pobres.

Publicidad

"Lo único que teníamos eran sueños y nuestro amor mutuo. Entonces ella se quedó embarazada y yo acepté un segundo trabajo. Sabía que necesitaríamos el dinero cuando llegaras tú. Yo trabajaba 16 horas diarias y ella pasaba mucho tiempo sola."

"Un día, cuando llegué a casa, ella no estaba. Un vecino la había llevado al hospital. Cuando llegué todo había terminado. Tu madre había muerto y yo no había estado allí para ayudarla."

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Pexels

"No te culpé a ti, Karen, me culpé a mí mismo. Estaba decidido a no fallarte como le había fallado a ella, así que me volqué en mi trabajo y me convertí en un hombre rico."

Publicidad

"Papá, ¿cómo pudiste culparte?", pregunté. "¡No podías haber hecho nada!".

"Podría haber estado allí, cogiéndole la mano como ahora te cojo la tuya", dijo.

"Pero papá..." Dudé, "siempre estabas tan enfadado conmigo, tan frío. Huías de mí".

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Fuente: Unsplash

"Karen, eres igual que tu madre, y cada vez que te miraba, mi corazón se desgarraba por la pena y la culpa. Tuve que estar a punto de perderte para darme cuenta de lo que había hecho. Te quiero".

Por primera vez en mi vida, mi padre me abrazó y me demostró que me quería. Fue un nuevo comienzo para los dos, y me gusta creer que mi madre sonreía desde el cielo.

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Si no dejas atrás el pasado, te niegas un futuro. El padre de Karen estaba tan perdido en su dolor que estuvo a punto de perder la oportunidad de tener una relación maravillosa con su hija.
  • La verdad puede curar viejas heridas y abrir el camino a un nuevo comienzo. Solo cuando Karen y su padre hablaron de su distanciamiento pudieron dejar atrás sus malentendidos.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarles.

Si te ha gustado esta historia, quizá te guste esta sobre un hombre millonario que engañó a una cazafortunas.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com

Publicidad
Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Abogado escucha a su hijo burlarse de un niño cuyo padre empaqueta víveres en una tienda - Historia del día

09 de mayo de 2024

El collar que mis padres me regalaron por mi boda desapareció - Años después, mi padre reveló la sorprendente verdad sobre él

08 de mayo de 2024

Mi madre me abandonó nada más nacer - 21 años después, mi abuela me dio una llave suya con respuestas

17 de abril de 2024

Mis padres me vendieron a un millonario en un restaurante, luego intervino el amable chef - Historia del día

16 de abril de 2024

Mi novio me dejó en el altar, y resultó ser una bendición

03 de julio de 2024

En la primera noche después de la boda, mujer recibe una prueba que desvela el terrible plan de su marido

22 de marzo de 2024

Mi hijastro me apartó de su vida - Ahora exige que sacrifique mi vida por él

02 de abril de 2024

Niña de 7 años asustaba a su madre porque sabía su secreto

22 de abril de 2024

En el funeral de mi madre, conocí a un hombre misterioso que se parecía a mí – Lo que me reveló me dejó sin palabras

17 de mayo de 2024

Mi padre puso en marcha un sucio plan mientras mi madre estaba en el hospital - Historia del día

26 de junio de 2024

Le pedí a mi mejor amigo que fingiera que éramos pareja delante de mis padres y ahora estamos comprometidos - Historia del día

28 de junio de 2024

Mi marido me dejó el Día de la Madre por un trabajo - Al día siguiente, su jefe llamó y me contó la verdad

03 de junio de 2024

Conseguí un reproductor VHS usado en eBay - Dentro había un vídeo mío de niño, grabado por mi madre biológica a quien nunca conocí

04 de junio de 2024

Eché a mis abuelos, que me criaron, de mi graduación — El karma me dio rápidamente una lección

02 de julio de 2024