logo
Fuente:

Hombre se hizo "lifting". Anciana dijo poder adivinar su edad metiendo mano en sus pantalones

Diego Rivera Diaz
20 mar 2018
12:47
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Nunca habrá nada que se compare con la astucia de una abuelita.

Publicidad

Un hombre de 47 años de edad estaba obsesionado con su apariencia luego de hacerse un "facelift" para rejuvenecer su rostro. Al salir de la operación, el sujeto estaba muy satisfecho con su nueva cara. Decidió "probarla" en cada oportunidad posible.

Al pasar por el kiosco de periódicos, compró uno y le preguntó al vendedor:

"Oiga, amigo, ¿podría responderme una pregunta?"

"Claro, ¿de qué se trata?"

"¿Cuántos años diría usted que tengo?"

El hombre se detuvo para pensarlo unos instantes, y respondió:

Publicidad

"No sé... ¿32 años?"

Sonriendo ampliamente, el sujeto le dijo "En realidad, tengo 47 años".

Más adelante el hombre entró en un restaurante McDonald's. Pidió una hamburguesa, y le hizo la misma pregunta al hombre que atendía la registradora.

El cajero le respondió: "Yo diría que unos 29 años".

El hombre estaba increíblemente contento, y le dijo "Pues tengo 47 años".

Después, en el autobús camino a casa, notó a una anciana que lo miraba, sentada a su lado. Una vez más, el hombre repitió la pregunta: "Discúlpeme, señora, ¿cuántos años piensa usted que tengo?"

Publicidad

La anciana se quedó pensando unos segundos, frunciendo su arrugado entrecejo mientras pensaba. Entonces, le respondió:

Publicidad

"Mire, hijito, yo ya tengo 85 años y no veo bien. Sin embargo, cuando era joven yo tenía un método para adivinar la edad de los hombres; les metía la mano en los calzoncillos y les decía la edad correcta”.

El hombre quedó perplejo, pero tras pensarlo brevemente, se encogió de hombros y accedió. Acto seguido, la anciana deslizó su mano dentro del par de calzoncillos. Por un espacio de 10 minutos, la anciana manoseó la "mercancía" del hombre liberalmente. Finalmente, sacó su mano y dijo "Usted tiene 47 años".

El hombre, completamente asombrado, le dijo: "Pero esto es increíble, ¿dígame… cómo lo hace?”

La anciana sonrió con picardía y le dijo "Bueno, yo iba detrás de usted en la cola de McDonald's".

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mamá nota que hombre extraño llora cada día mientras ve a una niña en el parque - Historia del día

10 de abril de 2022

Madre anciana saca a su hijo del testamento y deja todo a un repartidor del supermercado - Historia del día

12 de mayo de 2022

Cada día durante 10 años un hombre se sienta en una silla junto al mar: un día dos niños ven la silla vacía - Historia del día

01 de marzo de 2022

Señora comparte gasolina con hombre apurado por madre enferma: su amabilidad es recompensada cuando el banco la llama - Historia del día

04 de mayo de 2022