Pareja muere en accidente de tránsito y 4 años después nace su bebé

Los abuelos de Tiantian ganaron una prolongada batalla legal por la custodia de los embriones criogenizados que dejaron su madre y su padre.

Según reporta el diario británico The Guardian, el hijo de una pareja china muerta desde hace más de 4 años ha sido traído al mundo por un vientre prestado, según reflejan medios chinos.

Shen Jie y Liu Xi llevaban casados más de dos años cuando decidieron probar la fertilización in vitro. Cinco días antes de que se realizara la implantación de uno de los embriones fertilizados en Liu, la pareja falleció en un accidente vehicular en marzo de 2013, en la provincia costera china de Jiangsu.

Durante los próximos tres años, los padres de Shen y Liu lucharon por los derechos de cuatro embriones congelados dejados por sus difuntos hijos, en un complicado caso legal sin precedentes en China, según reporta la BBC.

Luego de varias batallas en tribunales, ambas parejas de abuelos ganaron la custodia de los embriones, y en enero de 2017, con la ayuda de una agencia de vientres de alquiler discreta, condujeron a Laos para hallar a la madre. El alquiler de vientres es ilegal en China.

En diciembre del año pasado, el bebé de Shen y Liu, un niño, nació en un hospital de Guangzhou. La madre de Liu lo bautizó "Tiantian", que se traduce como "dulce". El mes pasado, la familia celebró los primeros 100 días de Tiantian con una pequeña fiesta.

La madre de Liu, Hu Xinxian, le dijo al diario chino Beijing News que "los ojos de Tiantian se ven como los de mi hija, pero en general, luce más como su padre".

Luego del parto, han habido más complicaciones legales. Los nuevos abuelos tuvieron que hacer pruebas de ADN para probar su relación con Tiantian y mantener su custodia.

Los abuelos decidieron no decirle a Tiantian de sus antecedentes. Shen Xinan, abuelo paterno de Tiantian, le dijo a Beijing News que hasta que Tiantian sea mayor, le dirán que sus padres están en el exterior.

"El chico está destinado a estar triste cuando llegue a este mundo. Otros bebés tienen padres y madres, pero él no. Definitivamente le diremos en el futuro. ¿Cómo podríamos no hacerlo?", dijo Shen.