Dos mujeres de 72 años se sorprenden al saber que fueron cambiadas al nacer

A veces conoces a alguien y hay una conexión instantánea. Sientes que tienen algo en común. Igual les ocurrió a dos mujeres que pese a no ser parientes, comparten un vínculo único y profundo.

Denice Juneski y Linda Jourdeans son dos damas de 72 años que descubrieron un secreto impactante. Ambas nacieron el 19 de diciembre de 1945 en el Hospital Bethesda en St. Paul, Minnesota, con una diferencia de 31 minutos en la madrugada.

Pero este no es el secreto, según reseñó Liftable, sino que las niñas fueron cambiadas al nacer y por error fueron a parar a hogares distintos. Mientras Jourdeans creció como pelirroja en una familia de rubias, Juneski era una rubia en una familia de morenas y pelirrojas.

Juneski, que vive en Eagan, Minnesota, envió su ADN al sitio web de ascendencia popular 23andMe. Cuando obtuvo los resultados cotejados, se sorprendió al ver que no reconocía a nadie.

En estado de shock por los resultados, Juneski decidió tomar el examen por segunda vez, lo que terminó arrojando los mismos resultados.

A 40 millas de distancia en Hammond, Wisconsin, Jourdeans lentamente se daba cuenta de lo mismo.

Juneski se encontraba en una familia de atletas, pero ella no poseía talentos atléticos. Su padre jugó béisbol con los St. Paul Saints en las Twin Cities; su hermano jugó al béisbol también y su hermana estaba en el Salón de la Fama del Softbol de Minnesota.

"A veces tuve la sensación de que no encajaba del todo", dijo Juneski.

Por otro lado, Jourdeans jugó al softbol durante toda su mitad de los 50 años. Ella evidentemente era parte de la familia de Juneski, y las mujeres pronto comprendieron lo que estaba pasando. Las habían cambiado al nacer.

Cuando la sobrina de Jourdeans notó a Juneski en su propio informe de ADN, dejó que su tía supiera sus sospechas. "Creemos que te han cambiado al nacer", le dijeron a Jourdeans la hija de Linda y su esposo.

Después de que Linda presentó su propio ADN para demostrar que esta noticia era cierta, pronto llegó a la misma conclusión.

Las dos mujeres se reunieron en abril y discutieron sus experiencias familiares, observando sus diferencias con los miembros de su familia, así como sus diferentes crianzas.

Tras reunirse con frecuencia desde abril, las mujeres decidieron visitar a la única persona que ambas comparten en su historia: Marianne Mayer, de 99 años.

Mayer es la madre legal de Juneski y la madre biológica de Jourdeans, y está en tratamiento para la memoria. Las dos mujeres se reúnen con ella regularmente y le explican la situación cada vez, y ella lo entiende y acepta.

"Ahora tienes más nietos, pelirrojos", le dice Juneski a Mayer.

La madre cariñosa de Jourdeans, por otro lado, murió de cáncer a la edad de 42 años. Pero con su recién descubierta madre biológica, todavía puede disfrutar de la compañía del amor maternal.

Las dos mujeres, frente a la situación surrealista, han comenzado a conocer a sus verdaderas familias. Continuarán las presentaciones en una reunión familiar que ya están planificando.

A pesar de los impactantes resultados, ambas mujeres consideran sus circunstancias como "un regalo", centrándose en los aspectos positivos que han surgido. "Solo somos nuevas amigas", dijo Jourdeans.

Artículos relacionados
Jan 23, 2019
Mujer de 72 años casada con joven de 19 celebra dos años de matrimonio con su "maravilloso amante"
Dec 22, 2018
Mujer solitaria pasa décadas pensando que bebé murió al nacer, hasta que finalmente se reúnen
Jan 15, 2019
Llevaban años divorciados, pero ella igual halló una razón para donarle un riñón y salvar su vida
Crianza Apr 12, 2019
Mujer que dio a luz a mellizos a los 64 años los pierde por no ser "una madre apta"