Bebé de 4 meses casi muere porque los doctores descartan los síntomas como cólicos

Madre emite una advertencia después de que su bebé fue llevado rápidamente a cirugía por afección cardíaca rara, después de que los médicos descartaran sus síntomas como exceso de gas.

Daily Mail reporta el caso de un bebé de 4 meses que fue diagnosticado erróneamente con cólico. Por este mal diagnóstico, el bebé casi muere tres veces y tuvo que someterse a una cirugía de corazón abierto después de sufrir un ataque en el corazón.

Carter Hornshaw pasó seis horas bajo el cuchillo después de haber sido diagnosticado con la rara enfermedad cardíaca del síndrome de ALCAPA.

Carter, en ese momento, estuvo en una situación realmente difícil ya que se encontraba entre la vida y la muerte. Los síntomas que tuvo habían sido descartados como exceso de gas, escarlatina y una infección de garganta durante días.

Este bebé estuvo tan débil que su madre de 20 años, Nikita Kilvington, lo llevó al hospital en donde le hicieron las pruebas que revelaron que tenía una afección cardíaca grave. Además, Carter había sufrido un ataque del corazón y tenía un 50 por ciento de probabilidades de sobrevivir.

Nikita, preocupada por la situación de su bebé, ha estado informando a otros padres de este asunto, para que tengan una segunda opinión si realmente no están conformes con el diagnóstico de un médico. Nikita teme pensar qué hubiera pasado si ella hubiera hecho caso a sus instintos.

Nikita espera que esto no vuelva a ocurrir a otros pacientes ya que no desea que otros vivan lo que ella ha vivido con esto.

“No creí ni una palabra de lo que los médicos decían, ya que todo el tiempo cambiaban de opinión sobre lo que estaba sucediendo en el momento”, dijo Nikita.

“Al principio nos dijeron que tenía un cólico muy malo, luego, cuando lo llevé al día siguiente y él estaba peor, me dijeron que era escarlatina”.

“Luego, otro médico nos dijo al día después que se trataba de una infección de garganta. Nada parecía estar sumando y fue tan frustrante”.

Pues, desesperada por la situación, Nikita llevó a su hijo a Hull Royal Infirmary, donde su salud se deterioró rápidamente.

“Estaba literalmente muriendo en el cochecito cuando llegamos al hospital, realmente estaba luchando por respirar y su corazón se había hinchado”, dijo su madre. “Estaba cubierto de tubos, y yo estaba hecha un desastre al verlo así. Me sentí impotente”.

En la enfermería general de Leeds, Carter fue internado en la UCI y la familia tuvo que esperar dos días ansiosos antes de que Carter finalmente fuera diagnosticado con ALCAPA.

ALCAPA es un defecto cardíaco en la arteria coronaria izquierda, que transporta sangre al músculo cardíaco, está conectado a la arteria pulmonar en lugar de la aorta.

El doctor me dijo que solo atiende alrededor de tres casos al año, así que todavía tenía mucho miedo de Carter, y si él iba a poder salir adelante. Al día siguiente sufrió un mini ataque al corazón porque estaba tan hinchado que no podía llevarle oxígeno, fue espantoso”.

“Todos estábamos nerviosos y no pudimos evitar pensar lo peor, estaba fuera de mí. Nos dijeron que era una posibilidad del 50/50 que Carter sobreviviera y fue entonces cuando me di cuenta y me derrumbé por completo”, confesó.

A pesar de las muchas horas que duró la cirugía, y de estar en coma inducido médicamente, Carter ahora se está recuperando, y su madre ha estado realmente sorprendida con los resultados.