Conmovedora reacción de una nena al ver por primera vez en su vida a su mamá (video)

Una pequeña de dos años pudo ver y escuchar por primera vez gracias a una cirugía realizada en Estados Unidos.

La niña, habitante de Santa Catarina en Brasil, fue sometida a una cirugía en el Instituto Oftalmológico Bascom Palmer en la Facultad de Medicina Miller de la Universidad de Miami, informó El Nuevo Herald.

Nicolly Pereira había sido diagnosticada de glaucoma pediátrico. Sus ojos no podían percibir ningún tipo de luz. Al igual que un bloqueo de líquido en sus oídos, no detectado a tiempo la dejó incapacitada para escuchar.

Sin embargo, su madre mantenía la esperanza e hizo todo lo posible para darle calidad de vida a su pequeña. Así que llevó al Instituto Bascom Palmer Eye.

Nicolly ya había sido intervenida quirúrgicamente siete veces, todas sin éxito en Brasil.

Daiana Pereira había publicado la historia de Nicolly en Facebook y se extendió entre más de 30 mil seguidores.

Uno de ellos, residente en Miami hico el contacto con el International Kids Fund de la Jackson Health Foundation, también llamado Wonderfund, que se asoció con Carlos y María Fiallo, fundadores de la Fundación Kevin García en honor a su hijo de 17 años que perdieron en un accidente automovilístico en 2008.

Todo esto para recaudar el dinero que necesitaban para costear la cirugía. Eran más de $17 mil. La familia recibió apoyo adicional de miembros de la comunidad y organizaciones locales para trasladarse hasta Miami.

El 17 de marzo, Alana Grajewski, directora del Centro Internacional de Glaucoma Pediátrico Samuel y Ethel Balkan en el Bascom Palmer Eye Institute, realizó una cirugía de tres horas que restauró la visión de Nicolly.

Mientras que, Ramzi Younis, profesor y jefe de otorrinolaringología pediátrica de UHealth, realizó una cirugía de 30 minutos para drenar la acumulación de líquido en sus oídos.

Pero más allá de todo, lo que más impactó fue el primer contacto que tuvo la niña con su mamá. Cuando se dio cuenta que podía verla y escucharla.

Ese momento inolvidable quedó grabado en un video y millones de personas en todo el mundo lo han podido ver.

Nicolly ahora puede escuchar la voz de su madre y ver, aunque es miope y tiene que usar lentes correctivos, puede hacer muchas cosas que antes no hubiese logrado.

Ella tendrá control médico en Brasil, y regresará en un año para un chequeo.

El equipo de Bascom Palmer planea entrenar a los oculistas en Brasil para que puedan identificar los signos del glaucoma pediátrico y tratarlo a otros niños como Nicolly.

Los médicos inicialmente no estaban seguros de cómo sería la cirugía.

"Cuando llegó, sentí que había cometido un error, porque normalmente cuando llegan los niños, tienen algún tipo de visión que se puede medir. Tenemos un técnico que los mira al principio, pero Nicolly no podía ver nada, ni siquiera sentía la luz", dijo Grajewski.

La presión ocular de Nicolly estaba en 50, cuando normalmente en los niños es de 10 a 20.

Sin embargo, Grajewski aún tenía esperanzas. Después de la cirugía, la presión ocular de Nicolly disminuyó a 12.

Aunque el glaucoma afecta con mayor frecuencia a los ancianos, en los niños puedo ocurrir en aproximadamente 1 de cada 25.000 bebés, según estadísticas en Estados Unidos.

l glaucoma es una familia de más de 30 enfermedades que afecta la presión dentro del ojo y daña el nervio óptico. Cuando aumenta la presión, pueden aparecer puntos ciegos en las áreas periféricas de visión. Es una de las principales causas de ceguera en los Estados Unidos.

Tanto en adultos como en niños con glaucoma, la prevención de la ceguera permanente requiere la detección y el tratamiento adecuado.

El glaucoma puede pasar desapercibido durante la infancia porque los signos de la enfermedad pueden no ser obvios y el trastorno puede enmascararse como otras afecciones. El glaucoma también puede desarrollarse en bebés y niños que tienen otros tipos de enfermedades oculares.

Hay algunos signos tempranos de glaucoma, los cuales incluyen agrandamiento de uno o ambos ojos (esto puede ser sutil y puede confundirse con normal), lagrimeo excesivo, córneas nubladas, sensibilidad a la luz en uno o ambos ojos y miopía en uno o ambos ojos.

El glaucoma pediátrico se trata de manera diferente que el glaucoma en adultos. La mayoría de los pacientes requieren cirugía, y dos operaciones para el glaucoma infantil son la trabeculotomía y la goniotomía, que casi nunca se utilizan en el tratamiento de adultos.

Aproximadamente del 80 al 90 por ciento de los bebés que reciben un tratamiento quirúrgico rápido tendrán un buen pronóstico y pueden tener una visión normal o casi normal.

La mayoría de los bebés que tienen glaucoma y no obtienen atención adecuada rápidamente perderán su visión. Con el glaucoma pediátrico, la detección temprana y el tratamiento pueden significar la diferencia entre la vista y la ceguera.